Prólogo de las Obras Completas de Francisco Grau escrito en 2008 por Octavio Hernández Bolín

En el Certamen ‘Ciudad de Cullera’ del año 2008 Francisco Grau Vegara formaba parte del jurado junto con otros ilustres músicos.

Resalté su presencia en Cullera en mis páginas previas en el diario LAS PROVINCIAS y compartimos juntos una agradable jornada yo presentando el concurso y él como jurado.

Esa misma tarde su esposa Gloria Ramírez me adelantó que necesitaba hablar conmigo en privado. A los pocos días recibí su llamada en la que me pidió que fuera el autor del prólogo de un trabajo muy especial: con motivo de su ascenso a General, la Unidad de Música de la Guardia  Real –su banda durante más de 20 años- le estaba preparando como regalo sorpresa los primeros tomos de sus obras completas. Con toda discreción músicos de la ‘Banda del Rey’, como se conoce esta unidad militar, estaban revisando todo el archivo de la agrupación buscando y recopilando estos materiales en una lujosa edición.

 



Después de negarme repetidas veces, por no considerarme la persona adecuada, y rendirme ante la perseverante insistencia de Dª Gloria Ramírez, realicé el trabajo apoyándome en los más cercanos amigos del general.

Ese encargo me permitió conocer en profundidad a este gran músico y vivir en primera persona durante varios días, los actos castrenses en el que se nombró a Francisco Grau Vegara primer General Músico de la Historia del Ejército Español, algo que no había sucedido nunca y no ha vuelto a pasar desde entonces.

Muy apenado por su pérdida me permito recordar estos humildes textos que preludian una Obras Completas de uno de los más grandes músicos españoles de los siglos XX y XXI.

Amigo Paco, descansa en Paz
Octavio Hernández Bolín 


Preludio de una Obra Maestra

Hablar de la figura de D. Francisco Grau Vegara es resumir en la persona de un gran músico una parte muy importante de la Música Española del siglo XX y XXI

Desde los siete años que comenzó sus estudios musicales, tocando el bombardino y el trombón en la Unión Musical de Bigastro, Francisco Grau ha destacado por una innata sensibilidad artística, que unida a su esmerada formación  y enorme capacidad de trabajo, le han llevado a convertirse en el músico exquisito e inspirado que hoy todos conocemos.

Maestros de la talla de D. Manuel Massotti Littel lo ampararon como alumno predilecto y, sacando provecho a cada una de sus enseñanzas, fue formándose sólidamente, alcanzando un perfecto dominio de la técnica compositiva, madurando y evolucionando desde sus primeras partituras totalmente tonales hasta encontrar su propio lenguaje mucho más abierto y rico. Francisco Grau siempre ha destacado por el minucioso estudio previo que hace antes de acometer cada una de sus obras y por saber encontrar el lenguaje y el estilo más apropiado en cada ocasión. D. José Antonio Roda -uno de sus mejores amigos-  definió su música con una acertada frase: “Sus composiciones destacan por  su melodía cantábile, sólida armonía y fino tejido contrapuntístico”.

Su trabajo disciplinado y constante ha significado una prolífica y diversa aportación al mundo de la música: la investigación musical, la docencia, la edición musical,  la dirección orquestal y de bandas.  Ha sido ponente de conferencias, consejero de todo tipo de eventos musicales; ha formado parte como jurado de los más importantes certámenes… Pero es en el campo de la composición donde Francisco Grau Vegara nos deja su impronta más importante: más de 800 composiciones entre las que encontramos obras sinfónicas, marchas militares y procesionales, obras corales…

A mediados de los 60 conoció a su esposa: Dª Gloria Ramírez –una gran mujer, valiente y tenaz, que ha sido su compañera incansable en todas sus singladuras.  Francisco Grau es un  marido y padre ejemplar, y persona con profundos valores humanos. Sus convicciones cristianas y su amor por la  Familia y la Música le han acompañado a lo largo de toda su vida, siendo en muchas ocasiones fuente de inspiración. Un hombre de costumbres sencillas que nunca falta cada 16 agosto a la procesión de San Joaquín y a la  “Alborada”  en su querido pueblo natal: Bigastro. Un bonito pueblo de la Vega Baja cuyo auditorio lleva su nombre: Auditorio Francisco Grau.

 

 

A principios de los 70, la carrera de músico militar era casi la única salida laboral que podía tener un músico que quería dedicarse profesionalmente a tan noble arte. Francisco Grau Vegara se presentó a las oposiciones de Director Militar y, consiguiendo el número uno de su promoción, descubrió su verdadera vocación castrense. Su primer destino como director militar fue Melilla, donde comenzó una brillante carrera que ha destacado por ganarse el respeto y la confianza de sus superiores y por acometer empresas que se antojaban imposibles llevándolas siempre a buen término.

De Melilla fue trasladado a la Unidad de Música del Colegio de Guardia Jóvenes Duque de Ahumada en Valdemoro donde demostró con acreditada solvencia el gran director y compositor que llevaba dentro. En apenas unos años elevó el nivel artístico de esta unidad hasta el punto más álgido de su historia dotándola de una calidad y expresividad desconocida hasta aquel momento. Una tarea en la que se encomendó en cuerpo y alma disfrutando de uno de los periodos más felices de su vida. Sus composiciones militares conseguían premios tan importantes como el Premio Ejército. Al mismo tiempo, nacían sus primeras grandes obras sinfónicas. El insigne músico Francisco Grau –director y compositor- era ya una patente realidad.  Su trabajo incansable y extraordinaria labor como director y compositor atraían sobre sí la atención y  el  reconocimiento de sus superiores, lo que junto con su extraordinaria facilidad para las relaciones humanas  le fue consolidando como uno de los grandes valores de la música militar en España.

Después de una labor intachable al frente de esta unidad, fue nombrado por selección de méritos Director titular de la Unidad de Música de la Guardia Real –la plaza más importante de todo el escalafón músico-militar- en el año 1988. Aquí comenzó la  época hasta ahora más brillante de su carrera, convirtiendo la Unidad de Música de la Guardia Real en un referente entre las bandas de música militares y civiles de España y del mundo. En su trabajo perseverante por  elevar al máximo el nivel artístico de la Unidad  de Música de la Guardia Real, consiguió que permanecieran las plazas de instrumentos de cuerda, dándole una sonoridad orquestal que ha perdurado con el paso de los años. Bajo su batuta, la Unidad de Música de la Guardia Real cosechaba éxito tras éxito en recepciones y conciertos. Mandatarios de todo el mundo “se sentían como en casa” al escuchar las melodías y obras de sus países de origen que Francisco Grau adaptaba incansablemente para cada ocasión convirtiendo a la propia Unidad en una herramienta más de la diplomacia del Estado Español.

Durante sus veinte años de servicio al frente de  Unidad de Música de la Guardia Real, Francisco Grau se granjeó el respeto y la confianza de su Majestad el Rey Juan Carlos I. Una amistad  que el monarca y su familia le han demostrado en numerosas ocasiones tanto en público como en privado.

En su faceta como director, destaca el riguroso estudio previo que realiza antes de cada uno de sus conciertos, seleccionando cuidadosamente  el programa y estudiando cada  una de sus obras hasta su total dominio, algo que le ha permitido dirigir siempre de memoria incluso los conciertos más comprometidos.

Aplicando una cuidada selección  de cada uno de sus profesores, fue ampliando su plantilla y convirtiendo la Unidad de Música de la Guardia Real en una de las formaciones más exquisitas y compensadas de cuantas bandas y orquestas existen en España y trabajó incansablemente para dotarla de los mejores medios materiales. Buena prueba de ello fue la nueva sede de la unidad: el  “Aula de Música Reina Sofía”.

Consciente de la necesidad de dar a conocer aún más  esa cuidada formación, creó el ciclo de conciertos “Primavera Musical en Palacio” -un ciclo de una gran trascendencia que es esperado por los melómanos de la capital de España y que sorprende  a cuantos turistas visitan en esas fechas los Jardines del Palacio Real.

En esa misma época, impulsó la creación de la Academia Militar de Música de la que fue director fundador y donde impartió las disciplinas de Dirección y Orquestación hasta el año 2001. Una academia que ha contribuido en gran medida a elevar la calidad de todo el colectivo músico-militar.

La carrera de Francisco Grau Vegara en el Ejército Español es en extremo brillante: una larga y laureada hoja de servicios donde su compromiso y dedicación, y su trabajo constante, han contribuido a abrir nuevas expectativas laborales a todo el estamento de músicos militares. Sus ascensos, por primera vez en la Historia del Ejercito Español, a Teniente Coronel, Coronel, y ahora también a General de Brigada han permitido que otros grandes músicos militares, siguiendo su estela, alcancen graduaciones antes impensables. Un logro cuya real dimensión y alcance nos lo dará la perspectiva del tiempo. Un camino iniciado por su buen saber hacer y del que todo el conjunto  de músicos militares ya  se está beneficiado. Esa puede ser, sin duda, la mayor aportación de Francisco Grau Vegara al Ejercito Español: la dignificación y el reconocimiento en toda su dimensión del Músico Militar.

Paralelamente a su carrera militar, Francisco Grau se ha consolidado como uno de los compositores españoles más importantes del Siglo XX. Prolífico, versátil, capaz,  y siempre dispuesto a colaborar en cuantos proyectos le han solicitado. Es digno de reseñar, y así lo hago al final de estas páginas, su colaboración como asesor, jurado y compositor en el Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja, en el Certamen Internacional de Bandas “Ciudad de Valencia” y en tantos otros eventos musicales. Buena prueba de su generosidad como persona y como compositor  es la obra  que da inicio a esta recopilación de sus obras completas: la actual versión del Himno Nacional de España, adaptada y orquestada por Francisco Grau en sus versiones de orquesta, banda y órgano, y cuyos derechos se cedieron desde el primer día al Estado Español.

Sólo me queda desear que esta recopilación de su obras completas que hoy se inicia, se alargue en los tomos y en el tiempo, y que la madurez compositiva de Francisco Grau Vegara nos siga deparando, de una manera fecunda, joyas musicales de la categoría y del alcance internacional de las que hoy ya conocemos, y que  las podamos seguir estrenando y disfrutando juntos.

Mi más sincero agradecimiento por  la confianza  que en mi persona depositó  Dª Gloria  al elegirme para prologar estas  obras completas –un honor que sin duda no merezco- y a todas las personas que me han ayudado con su tiempo y sus recuerdos a conocer un poco más la vida  del músico militar más importante de la historia de España: el General Francisco Grau Vegara.

Octavio Hernández Bolín

Director de NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA

23 de abril de 2008


Una vida dedicada a la Música

Nacido en la tricentenaria villa alicantina de Bigastro, se inicia en la música a los siete años en la banda de su pueblo.

Con el maestro Massotti, inicia los estudios superiores en las materias de Composición, Dirección de Orquesta, Dirección de Coros, Pedagogía musical y Musicología, disciplinas en las que está graduado como profesor Superior, con las máximas calificaciones.

Trece Premios nacionales e internacionales de composición, nos lo presentan como uno de los músicos nacionales más galardonados. De éstos, cabría citar, entre otros, el Premio internacional Maestro izquierdo, Premio Villa de Madrid, Premio Ejército, etc... También la crítica especializada ha destacado su faceta de orquestador y transcriptor de música de los siglos XV y XVI. Su música ha estado presente, como obligada, en más de veintidós certámenes nacionales e internacionales de Banda y Coros. Es uno de los autores con más composiciones en la “Nueva Antología de la Música Militar”, y de obras ligadas en la máxima Sección del Certamen Internacional “Ciudad de Valencia”. Como director ha estado al frente de los más importantes conjuntos instrumentales del país, como la Orquesta Nacional de España, Orquesta Sinfónica de R.T.V.E., Bandas Sinfónicas de Madrid, Barcelona, Alicante, Artística y Armónica de Buñol, Ateneo y Santa Cecilia de Cullera, La Unión Musical de Liria, Coro de R.T.V.E., Orfeón Pamplonés, Coro del Principado de Asturias, etc…

Con la Orquesta Sinfónica de Radiotelevisión Española grabó una nueva versión, con arreglos e instrumentaciones propias, de una selección de los mejores pasodobles españoles con el título de Fantasía del Pasodoble.

Por selección de méritos, es desde 1988 Director titular de la Unidad de Música de la Guardia Real (antigua Banda de Alabarderos), dirigiendo con esta agrupación conciertos en las más importantes capitales europeas y logrando el trofeo Internacional Liderman 1993 al mejor director musical.

Desde su creación, fue Director de la Academia Militar de Música, donde impartió las disciplinas de Dirección y Orquestación hasta el año 2001.

Ha sido Catedrático de Escuela Universitaria, participando como ponente en numerosos cursillos de la Universidad. Es autor de un texto de Música para B.U.P., galardonado como el mejor libro de texto de 1992. En la enseñanza privada ejerce como docente de Composición y Armonía. Ha impartido cursos de Dirección en diferentes puntos de España, y ha sido invitado para tal menester en Noruega, Turquía y recientemente en Brasil y Puerto Rico.

Su entrega profesional y prestigiosa ejecutoria, le han valido múltiples distinciones militares y civiles en el campo nacional e internacional.

Desde el año 1989 es el Presidente del jurado del Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja (Alicante), Escudo de Oro del Certamen en el 2004 y Premio Diego Ramírez el mismo año.

Su vastísima labor compositiva le lleva a ser autor de más de 800 obras, entre las que cabe destacar dentro del campo sinfónico: Rusadir, Quimeras, Mosaico Compostelano, Fantasía, En Homenaje, Vibraciones, Olbap, Música para un Certamen, El Cuervo Blanco, Capricho Mediterráneo, Noches Alicantinas… En la música militar: Almirante Pool, Ecos de una Contienda, Música para una Revolución, Al Servicio de España. Dentro de otros géneros: La Quinta Angustia, El Resucitado, El Prendimiento, Estampas Torrevejenses. Nana Habanera o Habanera madrileña.

Desde el 11 de Octubre de 1997 es el autor de la versión oficial del Himno Nacional de España, (antigua Marcha Granadera), hecho éste que honraría a cualquier músico español, máxime habiendo cedido al Estado la totalidad de los derechos de la obra, lo cual se reconoce en un Real Decreto, aprobado en el Consejo de Ministros de 18 de Septiembre de 1998. Es miembro de las Reales Academias de Bellas Artes de San Femando de Madrid, de la Real Academia de la Virgen de la Arrixaca de Murcia y recientemente de la de San Carlos de Valencia.

Desde el día 18 de Enero de 2008, por Real Decreto 47/2008, a propuesta del Ministro de Defensa, se convierte en el primer General Músico de las Fuerzas Armadas.

Distinciones más importantes

  • Cruz, Encomienda y Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo,
  • cuatro Cruces al Mérito Militar
  • Cruz al Mérito Naval,
  • Cruz de la Orden del Mérito Aeronáutico,
  • Cruz de Plata de la Guardia Civil,
  • Cruz de 1ª de la República Checa,
  • Caballero de la Orden Nacional del Mérito Francés,
  • Comendador de la República de Ecuador,
  • Encomienda del Mérito Civil,
  • Encomienda de número de la Orden de Isabel la Católica,
  • Caballero Cubierto de Orihuela,
  • Caballero de San Antón de Orihuela,
  • Título de Hijo Predilecto de Bigastro
  • Título de Hijo Adoptivo de la Ciudad de Almagro,
  • Melillense del año 2001 de la Asociación de Prensa de Melilla
  • Caballero de San Cristóbal 2008 de la Hermandad de San Cristóbal de la Vega Baja
  • Encomienda de la Real y Muy Distinguida Orden de Carlos III, máxima Condecoración de España.

Su aportación al Certamen Internacional de Bandas “Ciudad de Valencia”

Francisco Grau es uno de los compositores y directores que más estrechamente ha colaborado en el Certamen de Bandas de Valencia –el certamen anual de bandas más importante del mundo. Ha formado parte del jurado calificador en los años 1990,1991, 1996, y 1997 y cinco de sus más señaladas obras sinfónicas han sido obras obligadas, siempre de las secciones más importantes:

'Quimeras Impresiones sinfónicas' ….Obra Obligada Sección Especial A –actual Sección de Honor-

1991     'Música para un Certamen'………….Obra Obligada Sección Especial B

1994     'Olbap'………………………………Obra Obligada Sección de Honor

1997     'Fantasía para Banda Sinfónica' ………Obra Obligada  Sección de Honor

2002     'Capricho Mediterráneo' ………………Obra Obligada  Sección de Honor

Su vinculación  con la Cultura Musical y Coral de Torrevieja

Desde el año 1989 Francisco Grau Vegara preside el jurado del Certamen Internacional  de Habaneras y Polifonía de Torrevieja. Ha compuesto y actualizado numerosas obras por encargo del propio Certamen, obras que después han sido de obligada interpretación en sus diferentes secciones. También ha contribuido en gran manera a la difusión de dicho certamen en la capital de España. En justo reconocimiento a su labor, en el año 2004  fue nombrado Escudo de Oro del Patronato de Habaneras de Torrevieja, reconocimiento que también recibió  la Unidad de Música de la Guardia Real en el año 2007.

Por otra parte, Francisco Grau preside desde su creación el jurado del Concurso de Composición para Bandas Sinfónicas “Ciudad de Torrevieja”  y es uno de los verdaderos artífices del joven “Certamen Internacional de Bandas de Música de Torrevieja.

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Septiembre 2019
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline