El Ministerio de Cultura paraliza la fusión del Teatro Real con la Zarzuela

El nuevo ministro José Girao frena en seco la fusión trazada por el Ejecutivo anterior del Partido Popular para el Teatro Real y el de la Zarzuela.

“Al margen de la bondad o no del proyecto, que habría que seguir pensando un poco, lo que estaba en marcha tiene un problema al que soy bastante sensible: no estaba resuelto cómo se integraban los trabajadores de la Zarzuela, que son más de cien personas. Si los temas laborales no están resueltos, a la gente no les puedes pedir fe ciega”, ha matizado Guirao.

Guirao ha aclarado que el problema laboral, que debe resolver el Ministerio de Administraciones Públicas, puede ser un escollo que eche por tierra el planteamiento de su antecesor, Íñigo Méndez de Vigo, con un proyecto lírico común para ambos escenarios.

 

   

 

“Una cosa es lo que piense Cultura y otra el Ministerio de Administraciones Públicas, que tiene las competencias sobre el personal. El problema básico es la grave complicación de la incertidumbre para los trabajadores, sin una seguridad por parte de Administraciones Públicas". Guirao ha esgrimido dos razones para la paralización: "Porque [este asunto] no se le había planteado antes a Administraciones Públicas y porque no hay tiempo para ello, dado que el decreto de fusión entra en vigor el mismo día que los Presupuestos Generales, que va a ser enseguida”. Y los trámites y procedimientos para poner de acuerdo a ambos ministerios llevarían meses, ha matizado el ministro.

Guirao se reunió ayer con el director del Teatro Real e impulsor de la fusión, Gregorio Marañón, y el de la Zarzuela, Daniel Bianco, y esta tarde se sentará con los sindicatos, tras lo que transmitirá la decisión tomada de manera oficial a los medios de comunicación. Fuentes del ministerio matizan que el traslado de los trabajadores de la Zarzuela tenía pocos visos de prosperar en caso de que los sindicatos denunciaran el asunto ante los juzgados de lo Social.

Los trabajadores de la Zarzuela exigen volver a su estatus dentro del Ministerio de Cultura y no en el marco de una fundación, como decidió por decreto el Gobierno anterior. El teatro dependiente del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (Inaem), del Ministerio de Cultura, pasaba a integrarse, según el diseño del anterior Gobierno, en la plataforma que gestiona el Real y que cambiaría de nombre para denominarse Fundación Nacional del Teatro Real y del Teatro de la Zarzuela.

Marañón defendía que la fusión solo significaba volver al punto de partida, cuando se creó la fundación en 1995, antes de que el Real se inaugurara en 1997, ya que los estatutos fijaban la unión de ambos teatros bajo una misma gestión. Sin embargo, la Zarzuela volvió al ministerio poco después, tras la llegada de Aznar al poder en 1996.

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Noviembre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline