Entrevista a Fina Gómez, presidenta comarcal del Camp de Morvedre de la FSMCV

El pasado mes de diciembre Josefa Gómez Monteagudo fue reelegida, por cuarta vez consecutiva como presidenta comarcal de las sociedades musicales del Camp de Morvedre.

 

 

Con 52 años y modista de indumentaria valenciana de profesión, Josefa Gómez Monteagudo comenzó a sus siete años los estudios musicales en la Societat Joventut Musical de Faura, a la que aún pertenece. Además, toca el saxofón en la banda de esta localidad y es su presidenta desde hace 16 años.

Desde 2006 esta amante de la música es, además de todo lo anterior, la presidenta de las doce bandas musicales de la comarca. Una etapa que perdura ahora, al ser reelegida de nuevo y que afronta, como ha explicado en declaraciones a  El Económico 'con muchas ganas, ilusión, confianza y optimismo'. Con objetivos nuevos, como retomar la banda comarcal, y manteniendo otros, como los Premios Orpheos, la presidenta afirma que la clave es 'trabajar en la misma dirección para que el resultado final sea positivo'.

¿Qué siente al ser elegida como presidenta comarcal de las sociedades musicales del Camp de Morvedre por cuarta vez consecutiva? ¿Por qué cree que lo ha sido con el 100% de los votos?

Siento agradecimiento y satisfacción, porque como usted bien dice, ser reelegida por cuarta vez consecutiva con el apoyo de todas las Sociedades Musicales es síntoma de que estoy haciendo las cosas bastante bien, pensando siempre en lo apropiado y justo por el bien común, artística y socialmente, con mucho respeto y dedicación.

¿Cómo afronta esta nueva etapa?

Con muchas ganas, ilusión, confianza y optimismo, para afrontar de manera eficaz esta nueva etapa, aprovechándome de la experiencia adquirida en estos últimos años para impulsar los proyectos actuales y futuros.

¿Tiene algún objetivo nuevo en mente?

Me gustaría volver a retomar la banda Comarcal, es una actividad que creamos para ser un punto de encuentro entre todos los miembros de las doce sociedades musicales de la comarca, y así crear lazos de amistad entre ellos. En nuestra comarca hay bandas más grandes que otras, a través de la banda comarcal damos oportunidad a los músicos de las bandas más pequeñas a interpretar obras más dificultosas que las que pueden interpretar en sus bandas, y siempre es un aliciente para todos nosotros.

¿Cómo lo hace para compaginar las 12 sociedades musicales y que todas estén contentas? ¿Es una tarea complicada?

A mi modo de ver, el primer paso es intentar que las 12 Sociedades quieran trabajar de manera colectiva y pensando que trabajando juntos y en la misma dirección el resultado final siempre será positivo, realzando que la unión hace la fuerza, y en estos momentos las Sociedades en general, no solo las Musicales, necesitan de mucha fuerza y energía. También es fundamental el dialogo, saber escuchar a todos y sobre todo quererlos entender, porque cada Sociedad es igual y diferente, existiendo argumentos comunes que pensamos a la vez de forma desigual, pero con buena voluntad y dialogo que lo hay, una inmensa mayoría de los casos los resolvemos de forma muy notable.
Quiero agradecer en este punto ya que estamos hablando de todas la Sociedades de la comarca, la buena disposición de todas para intentar llegar siempre a acuerdos que sean beneficiosos para la mayoría. Sin la buena voluntad por parte de ellos, es evidente que yo no podría solucionar la mayoría de los temas que se tratan, así que muchísimas gracias a todos por hacer posible que trabajemos en equipo.

¿Qué le pide a las sociedades?

A la Sociedades yo les pediría que continuasen con el espíritu para el que fueron fundadas, con la ilusión de las personas que hicieron posible que la música existiese en todos los pueblos del Camp de Morvedre, con la alegría de nuestros hijos cuando se incorporan por primera vez a sus agrupaciones musicales y con el entusiasmo que la gente siente cuando ve a su Banda abanderar la cultura de todo un pueblo.

Desde los 7 años vinculada a la música ¿qué es la música para usted?

Una parte transcendental de mi vida. Como bien dices, empecé a estudiar música a la edad de 7 años, pero la música ya estaba presente anteriormente en mi casa, ya que mi hermano mayor estudiaba música. Empecé a estudiar música en mi sociedad musical, crecí con ella, y aprendí no solo música, sino valores que una sociedad musical transmite y enseña, como son la responsabilidad, el compañerismo, respeto, educación, en fin, valores que en la vida diaria te hacen ser mejor persona. Posteriormente, pasaron los años y yo quería aportar un mayor desarrollo a mi Sociedad Musical. Entré a formar parte de la Junta Directiva, inmediatamente ocupé el cargo de Vicepresidenta, y ya para finalizar, di el paso de asumir la gran responsabilidad que conlleva ser la gran responsable del funcionamiento de una Sociedad Musical, como es la Presidencia.
Una vez inmersa en estas competencias, casi sin darme cuenta acabé siendo elegida también Presidenta Comarcal. Gracias al desarrollo de mis funciones en las dos Presidencias, he tenido la fortuna de conocer a numerosas personas con las que he alcanzado un vínculo de amistad extraordinario. Así que la música me ha dado más de lo que imaginaba, he disfrutado y sigo disfrutando de ella, me ha hecho crecer como persona y me ha dado la oportunidad de conocer a personas sorprendentes. No puedo pedir más.

16 años como presidenta de la Banda de Faura ¿cómo compagina todo esto y su trabajo como modista?

La verdad es que es muy difícil, hay momentos en que incluso no se puede compaginar. Simplemente tengo que dejar mi trabajo y realizar las tareas imprescindibles que la Sociedad necesita en esos momentos, y que son muchos.
Ello ha sido posible porque soy dueña de mi trabajo, para bien o para mal, y puedo cambiar mis horarios laborables, pero solo yo sé las horas que he tenido que trabajar de madrugada para poder sacar mi propio trabajo adelante. De todas formas, siempre lo he hecho porque he querido, y nunca me ha sabido mal dedicarle a la SJM Faura todo el tiempo, trabajo y esfuerzo que haya sido necesario.

¿De dónde saca la energía?

La energía sale cuando las cosas las realizas uniendo corazón y cabeza. Cuando una persona realiza cualquier tarea porque se lo pide su corazón y su cabeza, la energía surge instintivamente, y ese es mi caso.Trabajo con empeño y tenacidad por la SJM Faura simplemente porque me lo pide el corazón y la cabeza.

¿Algún sueño (musical) por cumplir?

Con 40 años como músico aficionado que soy, gracias a esta Sociedad, he realizado conciertos en grandes salas como son el Palau de les Arts, Palau de la Música de Valencia, Palacio de Congresos de Castellón, he participado en numerosos Certámenes obteniendo numerosos primeros premios, he viajado con mi Banda por diversos países como Francia, Alemania e Italia, exportando nuestra música y nuestras tradiciones. Sueños siempre quedan, pero a corto plazo simplemente disfrutar de la música durante muchos años más, aportando mi experiencia a los nuevos músicos que entran a formar parte de la banda, así como los valores que mis antecesores me transmitieron a mí, y a los que tan agradecida estoy.

¿Y para las sociedades musicales?

Más que un sueño es un deseo. Desearía que los músicos y socios de las sociedades musicales valoraran más el gran trabajo que realizan las juntas directivas y presidentes de cada sociedad. Es un trabajo muy duro, totalmente altruista y que en la mayoría de las ocasiones no está reconocido ni respetado.

¿Cuál será la línea de trabajo que seguirá?

Mi línea de trabajo es seguir velando por el buen funcionamiento de las sociedades musicales en la comarca junto a mis compañeros de la Junta Comarcal (los 12 presidentes de las sociedades musicales de la comarca), a las que tengo el honor de representar.

¿Qué es, a su juicio, lo que más les hace falta en la actualidad a las sociedades musicales de la comarca?

No solo en la Comarca, si no generalmente en casi todas las sociedades. Compromiso y voluntariado, vivimos en una sociedad donde cada vez se piensa más en el individualismo, y no en, ¿qué puedo aportar a la sociedad? En nuestras sociedades musicales cada vez es más difícil encontrar personas que quieran dedicar un bien preciado, como es su TIEMPO. Para que una sociedad funcione, se necesitan personas que se encarguen de numerosísimas cosas. Los instrumentos no aparecen en el escenario por casualidad, ni las sillas, ni los atriles, ni las partituras, y un sinfín de muchos más asuntos. Las subvenciones no se gestionan solas, hay un proceso administrativo cada vez más exigente. Las escuelas de música asumen la gran responsabilidad de encargarse de la educación musical de nuestros niños, organizando el trabajo del profesorado, alumnado, gestión económica, entre otras muchas cuestiones. Es decir, que todo pasa por personas que altruistamente se hacen cargo de todo este engranaje y la verdad es que cada vez es más dificultoso encontrar personas así.

¿Qué certámenes se van a celebrar?

Afortunadamente, este año tenemos tres Bandas en la comarca que van a participar en diversos certámenes. La banda Juvenil de la Unión Porteña que participará en el Certamen Juvenil de Moncada Memorial Francisco Fort.Y las otras dos restantes en la 43 edición del Certamen de la Diputación de Valencia que se celebrará los días 18 y 19 de mayo de 2019. La Unió Musical d’ Algimia en cuarta sección y La Societat Joventut Musical de Quart de les Valls en la tercera sección, a las que deseo toda la suerte del mundo.

Hábleme de las subvenciones: de las que tienen y las que necesitarían...

Afortunadamente, hoy en día disponemos de algunas subvenciones que nos ayudan a desarrollar nuestra labor, como es la compra de instrumentos, rehabilitación de locales, escuelas de música, Retrobem la Nostra Música, campaña de intercambios, etc. Todo ello nos ayuda a poder gestionar nuestras sociedades de manera más eficiente. Tenga en cuenta que nuestras escuelas de música absorben gran parte del alumnado que cursa grado elemental, y eso conlleva un gran esfuerzo económico. Si la administración no nos ayudara no podríamos ofrecer una enseñanza musical con la calidad que nos exige la administración y los padres de los alumnos
Las subvenciones que necesitaríamos ahora, bajo mi opinión, estarían más enfocadas a adecuar los edificios donde estamos desarrollando nuestra actividad. Si es verdad que muchas sociedades tienen cedidos por sus ayuntamientos auditorios donde pueden realizar perfectamente sus ensayos y conciertos, también es verdad que muchas otras realizan sus actividades en edificios que no están convenientemente adecuados, perjudicando el resultado a tan gran esfuerzo.

¿Algún cambio o novedad en la celebración de los Premios Orpheo 2019?

Todos los años, cuando se acaba la gala de los Premios, se reúne la Junta para hacer una valoración del resultado de esta, repasando todo lo acontecido y analizando las mejoras que se pueden aportar en la próxima edición.Lo que no queremos cambiar nunca es la finalidad para lo que se crearon estos Premios. Reconocer el esfuerzo de todas las personas que desinteresadamente trabajan por su sociedad musical, ya sean músicos, directivos, socios, mecenas, comunicadores que hacen eco de nuestro trabajo.

¿Cómo definiría el estado actual de las sociedades musicales de la comarca?

Creo que están en buen momento, sus directivos están trabajando de manera muy seria y responsable, y eso se nota en sus agrupaciones y en la sociedad.

¿Algo que desee manifestar a los presidentes/sociedades musicales comarcales?

Que continúen trabajando como lo están haciendo, que tengan paciencia, que no decaigan, ya que su trabajo y dedicación es imprescindible, a la vez que hacen feliz a un gran sector de nuestra sociedad.

¿Cuál es el secreto para vivir todas las sociedades musicales en armonía?

Creo que al igual que en nuestra vida, es el respeto. Si todos nos respetamos es fácil convivir con armonía, por cierto, una palabra muy musical (risas). Con una buena armonía es más fácil hacer buena música.

Acabe la frase....Si no existiera la música....

“La vida sería un error… y la tendríamos que inventar”. F. Nietzsche. Prueben un día. Quiten la música al despertador, quiten la música de los móviles, apaguen las radios, no enciendan el auto radio del coche, silencien la música del televisor, cine, salas, etcétera. ¿Y qué decir si en las fiestas populares y patronales de nuestros pueblos no contaran con la banda de música de nuestras sociedades musicales? Supongo que pensarán como yo en que la vida sin música sería muy aburrida.

¿Algo que desee reivindicar?

Me gustaría poner en valor la profesionalidad de los músicos, que la sociedad conozca el trabajo y esfuerzo que tiene que realizar un músico para llegar a ser profesional. Generalmente la gente no sabe que, para formarse un músico, tienen que estudiar 4 cursos de Enseñanzas Elementales, 6 cursos de Enseñanzas Profesionales y 4 cursos de Enseñanzas Superiores, en total 14 cursos que deben compaginar con sus estudios primarios, secundarios y bachiller, o sea, toda una odisea. Y la verdad es que me entristece que la sociedad no valore todo ese esfuerzo, ya que generalmente, cuando necesitan de sus servicios no aprecian el valor que realmente aportan.

¿Desea añadir algo más?

Solo agradecer a todas las sociedades musicales de mi comarca la confianza que han puesto en mí durante todos estos años y todo el cariño que siempre me han demostrado.

Fuente: El Económico.

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Febrero 2019
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline