Los jóvenes músicos más distinguidos de nuestro país tienen premio

Los galardonados con el Premio Nacional de Enseñanzas Artísticas Profesionales en el ámbito de la Música: Alberto, Patricia, Gabriel, Ramón, Daniel y Adrián, recogieron el incentivo en el Auditorio Nacional de Madrid el pasado jueves 29 de junio.

Patricia Cordero, Alberto Abengózar, Gabriel Ordás, Ramón Femenía, Daniel Pacho y Adrián Ferrer son algunos de los nombres que resonarán en los principales escenarios de nuestro país en los próximos años. El pasado 29 de junio recibieron en el Auditorio Nacional de Madrid la merecida recompensa por la enorme dedicación y esfuerzo que conlleva el estudio de un instrumento, una tarea que todos se toman muy en serio.

''Uno siente que ha culminado la primera etapa de su vida como estudiante para continuar en un nivel superior y completamente profesional'' afirma el compositor Gabriel Ordás. El joven ovetense de 17 años estudió violín en el Conservatorio Profesional de Música de Oviedo y ha sido premiado por su diligencia en la interpretación del instrumento. Durante la próxima temporada 2017-2018 estrenará con la OSPA (Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias) una obra creada por él y encargada por la misma orquesta con la que interpretó como solista el primer movimiento del Concierto No. 2 para violín, de Mendelssohn con tan solo 14 años.

Otro de los premiados fue el valenciano Adrián Ferrer y declara sentirse ''contentísimo'' por haber conseguido el galardón. Estudiante de piano en la ESMUC (Escuela Superior de Música de Cataluña) de Barcelona fue elegido para interpretar en el evento el Preludio y Fuga No. 12 en Fa menor del segundo álbum, BWV 881 de Johann Sebastian Bach. Una interpretación brillante que destaca por la técnica del joven alumno de Denis Losev y que hace patente su nivel y el del resto de jóvenes músicos y compañeros de profesión que, como él, han sido premiados. En su agenda próxima se encuentra un concierto en Barcelona y la continuación de su entusiasmada formación pianística.

La consecución de este premio al estudio y al esfuerzo se convierte en todo un reto para los estudiantes. El 17 de octubre de 2016 se publicó la convocatoria que galardonaría a los mejores expedientes del curso 2015-2016. Para acceder al premio nacional, los participantes tuvieron que haber sido previamente condecorados con el premio autonómico en las diferentes categorías. Uno de los requisitos esenciales para participar era obtener una nota media superior a 8’75 en los dos últimos cursos de grado profesional, una cifra muy elevada que solo los mejores pueden lograr.

El incentivo consistía en una dotación económica de 1.000 euros para cada uno de los premiados con un rendimiento excelente en el curso académico 2015-2016. El Secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín entregó los diplomas y dio un discurso cargado de optimismo y agasajos tanto a los galardonados como a la labor del gobierno del PP.

Servicios y Grabaciones 'Nuestras Bandas' Productora