'132 Certamen Internacional de Valencia', un artículo de Manuel Castelló

Un artículo del director, compositor y profesor jubilado de Agost, Manuel Castelló Rizo.

 

 

Recibo el boletín de “Nuestras Bandas de Música” y leo con asombro y un poco bastante de enfado, por no decir algo más feo, el programa de nuestro Certamen, “EL DE TOTS ELS VALENCIANS” y las bandas de la tierra han desaparecido del programa y del mapa certamenero; sólo dos bandas en la sección de honor: la Unió de Torrent y la Santa Cecilia de Cullera, Chera en tercera y Benifaió en segunda, además de dos bandas de Alicante en tercera y otras dos en segunda. Me pregunto: ¿Dónde están nuestras bandas, dónde esas sociedades, algunas con trescientos músicos federados, y en fin, dónde nuestra tradición musical y certamenera? ¿Qué ocurre acaso no se pueden ensayar las obras? ¿los músicos no asisten a los ensayos? ¿los músicos o los directores de nuestras bandas han perdido la ilusión? ¿se temen unos a otros porque todos quieren el primer premio y si no lo tienen asegurado no quieren participar, o quizás las bandas sólo estén pendientes de los músicos profesionales y cuando no pueden asistir por sus obligaciones laborales ya no podemos cumplir debidamente?

En un cercano antaño, se participaba con todos los músicos de la banda, no teníamos banda “jove”, ni casi músicos profesionales, ni directores de carrera, ni nada por el estilo y si faltaba algún músico lo buscábamos, pero todos pequeños y grandes estábamos esperando el “CERTAMEN”. Era algo que todos esperábamos como agua de mayo. ¡Todos! Directores, músicos y aficionados estábamos deseando que nuestra banda participara; ganábamos y perdíamos según venían dadas, pero incluso con el consiguiente “cabreo” al año siguiente allí estábamos, puesto que nuestra afición que era todo nuestro pueblo nos lo demandaba y así año tras año hemos llegado al 132, pero este año con gran desilusión por parte de los aficionados de toda la comunidad bandística por la escasa, casi nula participación de nuestras bandas en nuestro “CERTAMEN”, ¡EL MÁS IMPORTANTE DEL MUNDO!, tanto es así que, viendo la escasísima participación de las bandas de nuestra comunidad en Valencia, no me extraña que la banda de Yecla (Murcia) una banda sin tradición, cómo las de nuestra tierra, lograra en esta última edición de Kerkrade (Holanda) el tercer puesto en el ranking mundial y además fuere la mejor de las españolas, pero claro, hay ilusión, asisten a los ensayo, y no se tiene ese “ego” de creerse los mejores, y así le ha ido; han quedado por delante de muchos que ya creían tener el premio en el bolsillo antes de participar. Lo tengo asumido, unas veces se gana y otras se pierde, quien toca un solo mil veces bien, un día no lo hace tan bien y así mismo ocurre con las bandas en los certámenes, sin entrar en amiguismos y otras zarandajas que también puntúan, pero eso es harina de otro costal, y lo cierto es que las bandas de mi tierra están de baja en todos los órdenes. Paseando por las tardes de verano por nuestros pueblos, ya no tenemos a los pesados de turno practicando el clarinete, trompeta, saxo, trompa, flauta o violín… eso era algo que nos identificaba y nos hacía diferentes, era nuestra idiosincrasia, nuestro modo de ser, ahora algún instrumento se escucha de vez en cuando, todos quieren ir a estudiar al “Musical”. Cómo echo de menos esas tardes en mi pueblo, donde por todas las calles y en todos los “porchis o cambres” donde guardábamos los higos, almendras, melones, tomatitos, patatas, cebollas… propios de los huertecitos de nuestra tierra, y la paja, grano, algarrobas y forraje de nuestro animales, puesto que la comunidad equina también convivía con nosotros en las cuadras de nuestras casas, de allí salían esos sones armoniosos o no, pero que a este servidor, le sonaban a música celestial puesto que era él esfuerzo “ des nostres xiquets” y cuantos músicos, instrumentistas insignes han salido de los “porchis” de los pueblos de nuestra tierra, y cuando se aproximaba el “CERTAMEN” “gosets i gatets” se sabían las obras de memoria, solos y hasta quien los tocaba, los últimos ensayos antes del evento, se hacían en alguna plaza del pueblo, y allí acudían todos con su sillita todas las noches cómo si de un concierto se tratase a ver cómo iba la banda. Hoy eso se ha acabado, en el pueblo más humilde de nuestra comunidad tenemos unas academias impresionantes con aire acondicionado y todo lo necesario para estudiar música y llegar a ser un buen músico, un gran profesional y ello me congratula indeciblemente, pero nuestras bases, la banda el “Certamen” ha perdido interés, como demuestra el programa de la 132 edición del Internacional de Valencia, y cómo demuestra también la poca asistencia a los conciertos habituales, por cierto muy escasos. En consecuencia, lamentablemente, creo “que hemos perdido el hilo”.

Recuerdo cuando se celebró el 100 aniversario de nuestro CERTAMEN, este servidor participó dirigiendo la banda de Dolores (Alicante) que concursaba en primera categoría. La obra obligada fue Semblances de la meua terra del gran músico, doctor y pedagogo, autor de un importante método de harmonía entre otras muchas obras D. Luis Blanes Arqués y la banda de Dolores interpretó fuera de programa Boris Godounoff de Mousorgsky. Se celebró una cena de honor en el restaurante “La Marcelina” donde se nos entregó la medalla conmemorativa de la efemérides y compartimos cena y mantel con la directiva de la banda de Alberic. Por entonces, el presidente de la Federación era mi siempre respetado D. Ángel Asunción Rubio y el delegado para todos los asuntos del certamen D. Bernardo Adam Ferrero, a la sazón capitán director de la banda militar de Valencia, el cual había escrito un pasodoble con el título del restaurante, que a su vez organizaba un certamen con su pasodoble cómo obra obligada. ¡Qué tiempos aquellos!, recuerdo con añoranza que había que sortear las plazas para actuar debido a la alta participación, y eso que eran todo bandas de la provincia de Valencia. La banda de Dolores era la única que por entonces osaba participar en el certamen debido a mi gran relación con la banda La Entusiasta de Benifairó de la Valldigna, de la que fui profesor de metal unos años los cuales me envenenaron de afición al Certamen. 

Hoy todo ha cambiado, y en el CERTAMEN participan bandas de todo el mundo, pero la presencia de las bandas de la tierra es casi nula y creo que algo habrá que hacer para que nuestro CERTAMEN, “El más importante del mundo” decimos, vuelva a ser lo que era y las bandas de mi tierra vuelvan a estar en primera línea, como siempre ha sido. Con esa esperanza de este gran aficionado a nuestro bello arte y a nuestras tradiciones, animo a quien corresponda que ayude a que las aguas vuelvan a su cauce.

Manuel Castelló

P.D. Cuanto digo se ha reflejado estos días pasados en que sólo una banda de nuestra comunidad ha conseguido el primer premio, y cómo sabemos, la máxima puntuación del certamen la ha conseguido la banda Symphonisches Blasochester Kreuslingen de Suiza con 175'5 puntos. Menos presumir de lo buenos que somos y demostrémoslo cómo antes hacíamos, pues solo falta que nos gane la banda de Sarnago.

Manuel Castelló Rizo
Director, compositor y profesor jubilado de la Banda Municipal de Alicante.

 

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Agosto 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline