La Música para Banda de Amando Blanquer Ponsoda (1935 - 2005)

 

Meses después de la muerte de Amando Blanquer, el compositor y director José Rafael Pascual-Vilaplana escribió esta reflexión sobre su persona y sus obras.

Es difícil decir adiós a quien estimas. Es más, creo que no lo consigues nunca. Han pasado ya unos meses desde que Amando Blanquer se nos fue, en silencio, con la discreción y la clase que toda su vida le han caracterizado.

El vacío de este gran músico se eclipsa solo con el hueco que deja este gran hombre. Él no hubiese querido nunca ninguna elegía. Su mayor anhelo era comunicarse con los demás a través de su música. En ella encontraba una vía de expresión contundente y rotunda que contrastaba con su carácter afable y cordial. Amando era de aquellas personas que solo con una mirada cautivaban la atención de quienes le escuchaban.

Una voz débil, tierna, con la sonrisa siempre en los labios, todo humanidad, todo sinceridad. Cuantas veces le he visto encima de un escenario recibiendo aplausos, y él, sin conseguirlo, intentando hacer callar al público entusiasta con sus menudas manos. Pero no se puede acallar la alegría. La música de Blanquer sabía hacer brotar sentimientos muy especiales, no por ser fácil (en absoluto), sino por haber sido concebida con un esforzado y sincero trabajo que buscaba estar al lado de la humanidad.

El hombre era el destinatario sublime de su música y por ello era necesario trabajar con sumo cuidado y respeto el oficio de compositor. Primero la técnica y después la formación intelectual. De poco sirve dominar todos los procesos técnicos de expresión musical si finalmente no tienes nada que decir. Esta era la base creativa de Blanquer. Dignidad y trabajo. "La composición es como una espiral. Tu entras en ella por donde quieres, pero es ella la que te arrastra si sabes seguirla...".

Apuntes Biográficos
En 2005 celebrábamos el 70 Aniversario del nacimiento de uno de los más grandes compositores y creadores musicales que han dado estas tierras al mundo. El maestro alcoyano Amando Blanquer Ponsoda desde muy joven supo encaminar su vida hacia al cultivo de aquello que, junto con su familia, era lo que más amaba: la música. Desde la Banda Primitiva de Alcoi, con la trompa y las clases del su admirado maestro D. Fernando de Mora, muy pronto inició su formación musical como compositor en Valencia con Leopoldo Magenti, Manuel Palau y Miguel Asins Arbó.

En la década de los 50 obtiene una beca para estudiar composición en ParÍs, primero con Daniel Lesur y después con su idolatrado maestro, el prestigioso compositor Oliver Messiaen, una de les figuras clave para entender la música del siglo XX. En 1962 gana el Premio Roma de composición, el más alto reconocimiento europeo para la creación musical, lo cual le permite seguir sus estudios en la Academia Santa Cecilia de Roma con Goffredo Petrassi.

Esta vasta formación le lleva a conseguir la Cátedra de Composición del Conservatorio Superior de Valencia en 1969 y comienza así una labor pedagógica y de creación muy relevante. Obtiene diferentes premios de composición, entre ellos el Accésit al Premio Nacional de Música con Sinfonietta (1959), el Premio 'Maestro Villa' de Madrid con el Concierto para Banda (1971), Premio Unicef por Sinfonía Coral (1981), Premio Joaquín Turina de Sevilla por Invenciones para orquesta (1984) así como el Premio del Ayuntamiento de Alcoi por diferentes obres de Música para la Fiesta de Moros y Cristianos: Musical Apolo, L'Ambaixador.

En su catálogo, superior a unes trescientas obras, encontramos música sinfónica, de cámara, coral, para solistas (especialmente las obras de trompa, su primer instrumento). Destaca en su producción la creación de la primera marcha cristiana titulada Aleluya (1958), la cual abre un nuevo camino a la música para la Fiesta de Moros y Cristianos ("Yo no inventé nada. La marcha cristiana estaba en el ambiente, solo tenía que acogerla..."). Y cómo no, la Missa a Sant Jordi (1982), todo un cántico de liturgia festera y todo un trabajo de maestría compositiva.

Pero, tal vez, la obra que más lo marcó fue la creación de su única ópera, El triomf del Tirant, escrita en 1991 y estrenada en Valencia en 1992, con libreto de los hermanos Josep Lluís y Rodolf Sirera. "En esta ópera he dejado muchas horas, he dejado mucha salud, he dejado mucha vida...", solía comentar el maestro. Fue miembro de las Academias de Bellas Artes de Madrid y Valencia, así como de la Academia Valenciana de la Música. En 2003 el presidente de la Generalitat Valenciana le concedió la Alta Distinción al Mérito Cultural.

La obra de Blanquer dentro de la historia de la música española del s. XX ha sido calificada de forma poco uniforme según la crítica especializada, debido al carácter independiente (afortunadamente independiente, para mí) del maestro, quien ha estado por encima de "istmos" y ha buscado siempre una fidelidad a sí mismo. La sinceridad y el compromiso como las vías de expresión más idóneas. Pero si hay una singularidad que cualquiera le reconoce como incuestionable es su preparación técnica.

Quizás estamos delante de uno de los compositores españoles más cualificados y expertos en todas las tendencias musicales del siglo XX. Un oficio depurado y desarrollado con un gran esfuerzo tanto personal como profesional que no ha sido reconocido como debiera por la historia de la música española. Solo comentaré a título anecdótico que cuando alguna orquesta o grupo instrumental interpretaba música de Blanquer en Madrid, siempre podías ver entre el público a eminentes nombres de la música española (que solo salen de casa en contadas ocasiones), tal vez más famosos que Blanquer, pero conocedores del oficio del maestro alcoyano del cual convenía empaparse y aprender, aunque fuese de vez en cuando (sin embargo y curiosamente algunos de ellos calificaban a Blanquer de 'regionalista'). "En mi música hablo igual como artesano, como artista y como hombre...", decía Blanquer. En los comentarios que el maestro hace sobre su obra Invenciones para orquesta resalta: "...Lo importante de esta obra es la sinceridad. Hay en ella una cierta dosis de didactismo, la ética ante la estética, el verbo ante el verbalismo, pero también hay un empeño en acercar al hombre a las concepciones pluralistas de la música de nuestro tiempo". Toda una declaración de intenciones.

Catálogo de la obra bandística
Dentro de su currículum de creación musical, la música de banda ha ocupado un lugar muy importante. Como el decía: "Cada idea musical nace del elemento que la origina, bien sea una orquesta, una banda, un oboe, una guitarra...". En su libro Análisis de la Forma Musical (Ed. Piles, Valencia 1989) habla de la importancia fundamental que tiene la tímbrica en la creación musical. Y con la de la banda, Blanquer supo desarrollar un estilo propio, original y necesario para entender la evolución del género compositivo para orquesta de vientos, no solo en nuestro país sino también en Europa.

Es curioso, al menos, observar como su Concierto para banda, que he mencionado anteriormente, es obra de estudio en conservatorios holandeses donde existe la especialidad de Dirección de Banda. Sus dos libros teóricos: Análisis de la Forma Musical y Técnica del Contrapunto (Ed. Real Musical, Madrid 1974) se han convertido en dos volúmenes de consulta imprescindibles en la biblioteca de cualquier estudiante de música.

También desde el extranjero, y más concretamente desde los Estados Unidos han mostrado su interés por la obra pedagógica del maestro y una Universidad de aquel país ha solicitado los derechos para su traducción al inglés. Habitualmente se interpreta la música de banda del maestro en festivales de Holanda, Alemania, Suiza, Noruega, Estados Unidos o Japón. Esta universalidad de la obra blanqueriana le convierte en un autor absolutamente imprescindible para entender parte de la música originada en nuestro país durante el siglo XX. Quisiera en este modesto artículo hacer referencia especial al catálogo de obras originales para banda que hemos heredado de esta figura musical alcoyana con comentarios generales de las mismas, sin profundizar en aspectos más técnicos que serían objeto de otro tipo de trabajo.


1.    Música para la Fiesta de Moros y Cristianos

PASODOBLES

EL PETIT ADOLFÍN BERNABEU (Pasodoble, Alcoi 1953) Dedicado al niño Sant Jordiet de Alcoi, Adolfo Bernabeu.

RUMBO ALEGRE (Pasodoble, Alcoi 1953)

JULIO PASTOR (Pasodoble, 1954)
Dedicado al alcoyano Julio Pastor. El maestro Blanquer trabajaba en la oficina de este prestigioso empresario textil. Cuando consiguió el acceso al Conservatorio de Valencia, Julio Pastor le permitió ir a estudiar a la capital mientras continuó entregándole todos los meses su sueldo tan necesario en aquellos tiempos tan difíciles. En esta obra se vislumbran los primeros rasgos de una marcha cristiana, pues aunque comienza como un pasodoble tradicional, la última parte del mismo es todo un canto épico y coral muy próximo a su posterior obra Aleluya.

ESCULTURA (Pasodoble, Valencia 1954) Dedicado a José Vos.

MUSICAL APOLO (Pasodoble, Valencia 1956)
Premio del Concurso del Ayuntamiento de Alcoi y dedicado a su banda, el Círculo Musical Apolo, Banda Primitiva de Alcoi.

MARÍA ROSA (Pasodoble, Valencia 1958) Dedicado a su esposa, Mª Rosa Cots Alberola.

ASÍ DESFILAN (Pasodoble, Valencia 1962)

EL CAPITÀ I ELS CAVALLERS (Pasodoble, Valencia 1982) Dedicado a Jorge Ponsoda.

LA ROMANA (Pasodoble, 1990)
Dedicado a la Banda de esta localidad alicantina.

MUJER ALCOYANA (Pasodoble, 2002)
Dedicado a todas las mujeres alcoyanas, como cumplimiento de una promesa que el maestro hizo pública durante la comida oficial del Homenaje que la ciudad Alcoi le tributó en 2001.

MARCHAS MORAS

ABENCERRAJES (TARDE DE ABRIL) (Marcha Mora, Valencia 1957; 2ª versión 1999)
Esta marcha fue presentada al Concurso de Composición del Ayuntamiento de Alcoi, pero debido a su extraordinaria factura y orquestación el jurado decidió que no era adecuada para la fiesta. Está dedicada a la Filà Abencerrajes de Alcoi, entidad que pertenece al igual que la Banda Primitiva, a la Sociedad Apolo. De esta marcha el maestro hizo también una versión para orquesta sinfónica, la cual fue estrenada por la Orquestra Municipal de Valencia el día 19 de enero de 1958 en el Teatro Principal de la capital del Turia, dirigida por el maestro José Ferriz. Este prestigioso director valenciano, repitió el estreno de esta marcha mora para orquesta unos años más tarde con la Orquesta Sinfónica de El Cairo (Egipto), formación de la que fue director titular.

L'AMBAIXADOR (Marcha Mora, Llíria 1958)
Premio del Concurso del Ayuntamiento de Alcoi. Posiblemente una de las partituras festeras más completas que jamás se hayan escrito. Todo un monumento a la creación musical.

MASCARADA FESTERA (Marxa Mora, Valencia 1958)

ANY D’ALFEREÇ (Marcha Mora, Valencia 1967)
Dedicada a la Filà Abencerrajes de Alcoi, en el año de su Alferecía Mora.

MARXA DEL CENTENARI (Marcha Mora, València 1982)
En 1982, coincidiendo con el Centenario de la composición del pasodoble Mahomet del compositor alcoyano Juan Cantó Francés, se celebró en Alcoi el I Centenario de la Música Festera Alcoyana (1882-1982) al cual va dedicado esta marcha.

ELDA (Marxa Mora, Valencia 1986)
Dedicada a esta ciudad alicantina. Fue obra obligada del Primer Certamen de Bandas de esta localidad, uno de los concursos más veteranos y sólidos destinado a premiar la interpretación de la Música para la Fiesta de Moros y Cristianos. En esta partitura y en palabras del compositor José Nieto: "Aquí hay hedonismo por los cuatro costados; pura desnudez...".

EL SOMNI (Marxa Mora, València1989; 2ª Versió 1995)
Dedicada a Enrique Luis Sanus Abad, quien fue presidente de la Associació Sant Jordi de Alcoi. Esta marcha también cuenta con una versión para orquesta sinfónica.

MOMENT DE FESTA (Marxa Mora, 2000)
Dedicada al cardiólogo alcoyano que atendió al maestro Blanquer durante un período muy complicado de salud, D. Rafael Payá.

PACO VERDÚ (Marxa Mora, 2002)
Dedicada al Capitán Moro de Alcoi del 2002 por la Filà Verdes, Francisco Verdú.

LA TORRE ES MORA (Marxa Mora, 2005)
Dedicada a la Asociación de Moros y Cristianos de Torrent (Valencia)

MARCHAS CRISTIANAS

ALELUYA (Marcha Cristiana, Llíria 1958)
Dedicada a la Filà Vascos de Alcoi. Esta obra está considerada como la primera marcha cristiana de la historia de los Moros y Cristianos.

SALMO (Marcha Cristiana, Valencia 1962)
Dedicada al historiador alcoyano, Adrián Espí Valdés.

TINO HERRERA (Marcha Cristiana, Valencia 1995) Dedicada este festero de la Filà Cides de Alcoi.

ÁGUILES Y CADENES (Marcha Cristiana, 2004)
Dedicada al Capitán Cristiano de Alcoi 2004 por la Filà Navarros, Jordi Espí, hijo de su amigo Adrián Espí, al cual dedicó la marcha cristiana Salmo.

LA TORRE ES CRISTIANA (Marcha Cristiana, 2005)
Dedicada a la Asociación de Moros y Cristianos de Torrent (Valencia)


2.    Diferentes marchas

ALCOY LLORA (Marcha Fúnebre, Alcoi 1954)
Dedicada a les víctimas del accidente del autobús Alcoi- Valencia acaecido aquel año.

MARCHA HOMENAJE (Marcha, Valencia 1968) Dedicada a la Associació de Sant Jordi de Alcoi

LES NOCES DE LLIBERTAT (Marcha nupcial, Valencia 1990)
Escrita en conmemoración del 'casamiento' entre la estatua de la Libertad de Nueva York y la estatua de Cristóbal Colón de Barcelona. Esta marcha debía estrenarla la Banda Primitiva de Llíria en la ciudad de los rascacielos, pero finalmente y por problemas de financiación se suspendió el viaje.

LLEO I REMI (Marcha Festera, 1992)
Obra de carácter aleatorio dedicada a dos festeros alcoyanos; música desenfadada e irónica, con doble mensaje en el autor de referencia en la Música para la fiesta Moros y Cristianos.

3.    Obras sinfónicas

HOJA DE ÁLBUM (Valencia, 1957)
Hay versión para orquesta sinfónica del año 1985.

MARCHA ABSTRACTA (Marcha de concierto, Valencia 1958)

TRES DANSES VALENCIANES (Valencia, 1964)
1. Dansa característica, 2. Ball de velles, 3. Jota
Dedicada a sus padres, cuenta con una versión para orquesta la cual fue galardonada con el Premio Juan Senent de la Caja de Ahorros de Valencia.

CONCIERTO PARA BANDA (Valencia, 1970-71)
1. Allegro, 2. Lento, 3. Allegro
Premio Maestro Villa del Ayuntamiento de Madrid. Obra obligada del Concurso de Bandas del Festival WMC de Kerkrade en 1981. Esta partitura es posiblemente una de las obras bandísticas más importantes que se han creado durante el siglo XX, reconocida en diccionarios y catálogos de todo el mundo.

TRÍPTIC PER A BANDA (Valencia, 1979)
1. Preludi, 2. Coral, 3. Toccata
Esta es la versión bandística de la obra Tres salmos sin palabras para órgano, dedicada a Pedro Sosa. En el estreno de esta versión el conocido director de banda Hernández Guirado escribió en el programa de mano: "El maestro Blanquer es una verdadera excepción de las que Dios y la naturaleza nos suelen regalar de tarde en tarde como una justificación de la creación". Cuenta con versión para orquesta sinfónica con el título Tríptic orquestral, estrenada por la Orquesta de Valencia en 1985.

INVENCIONES PARA BANDA (València, 1982-83)
1. Canónica, 2. Heráldica, 3. Elegíaca, 4. Giocosa, 5. Festiva.
Versión del original para orquesta sinfónica con el título Invenciones para orquesta, dedicada al maestro Enrique García Asensio y galardonada con el Premio Joaquín Turina del Ayuntamiento de Sevilla en 1984. Esta partitura es quizás una de las obras blanquerianas más interpretadas por diferentes orquestas de todo el mundo, y la que más comentarios despertó en la crítica especializada de la época.

IRIDISCÈNCIES SIMFÒNIQUES (Valencia, 1985)
1. Hoqueto, 2. Intermedio, 3. Ricercar
Encargo de la Conselleria de Cultura, Educació i Ciència para celebrar el I Centenario del Certamen Internacional de Bandas de Música de Valencia, del cual fue obra obligada de la Sección de Honor en 1986. Dedicada a la esposa del autor, Mª Rosa Cots Alberola.

RITUALS I DANSES D'ALGEMESÍ (Valencia, 1987)
1.    Obertura, 2. Canzona, 3. Tema i variacions (Tema-passeig, L’alta, La Font i L’Enterro), 4. Final.
Obra encargo del Ayuntamiento de Algemesí (Valencia). En esta localidad, Blanquer trabajó durante muchos años como director de su Banda de Música. Existe versión para orquesta sinfónica estrenada por la Orquesta de Valencia en 1987.

GLOSES II (Valencia, 1989)
1.    Moderato, 2. Mosso, 3. Moderato, 4. Mosso, con certa vivacitá, 5. Allegro jubiloso.
Obra encargo del Festliche Musik Tage de Uster (Suïssa). Obra obligada del Certamen Internacional de Bandes de Música de Valencia en 1991. Esta obra responde a la trilogía del autor con partituras como: Gloses para órgano (Valencia, 1987) y Glosses III para orquesta sinfónica (Valencia, 1990). La glosa era una de las maneras de generar variaciones melódicas en el barroco valenciano, muy utilizada por el organista de Algemesí Joan Baptiste Cabanilles (1644-1712)

CALEIDOSCOPIO (Música para banda, Valencia, 1995)
Obra encargo del Internationale Festliche Musiktage de Uster (Suiza). En esta obra la banda se convierte en todo un alegato de color, un juego tímbrico constante más propio de un wind ensemble que no de una banda sinfónica, alegoría de un caleidoscopio colorista lleno de sorprendentes contrastes. Todo un ejemplo de originalidad, contemporaneidad y compromiso evolutivo del maestro.

MÚSICA PER A UN CENTENARI (Valencia, 1997)
1.    Preludi jocós, 2. Madrigal galant 3. Jocs sonors.
Obra encargo de la Banda Unió Musical de Aldaia para conmemorar el centenario de su fundación. El maestro Blanquer fue director de esta banda cuando contaba tan solo con dieciocho años de edad.

ENTORNOS (Sinfonía para vientos, Valencia 1997)
1.Allegro grazioso, 2. Lento 3. Fanfarria. Coral
Esta es tal vez una de les partituras fundamentales en la evolución de la escritura bandística de Blanquer. El título hace referencia a Entornos: sinfonía de las montañas de Alcoy, unos versos que el musicólogo y poeta alcoyano, Adrián Miró escribe para acompañar las ilustraciones de Luis Solbes en el libro Alcoy: ciudad y paisaje (Ed. Gráficas Bormac, Alcoi 1992). La obra va dedicada al mencionado poeta y ensayista Miró, quien además es uno de los amigos más próximos a Blanquer así como su biógrafo. Esta partitura fue un encargo de la Diputación de Alicante para ser de obligada interpretación en el Certamen Provincial de Bandas. El año 2000 fue designada también obra obligada del Certamen Internacional de Valencia y en la actualidad está publicada por la prestigiosa editorial holandesa para música de banda, Moolenar.

CANTATA VALENCIANA DE L'ÀNIMA DEL COR (Cantata para Coro y Banda, Valencia, 2003) Textos de Xavier Casp.
Obra encargo del Ayuntamiento de Valencia para conmemorar el I Centenario de la creación de la Banda Municipal de Valencia. Fue estrenada por el Cor de la Generalitat Valenciana y la Banda Municipal de Valencia, en el Palau de la Música de esta ciudad, y dirigida por el maestro Pablo Sánchez Torrella.
La dignificación de la banda ha estado una tarea que ha preocupado siempre a Blanquer. El había salido de una banda, la 'Primitiva' de Alcoi. La formación adquirida allí le ha marcado toda su vida. Esa fidelidad al lugar donde abrió sus ojos por primera vez le supo poner los pies en el suelo y le permitió desarrollar su profesión con una personalidad arrolladora. No se puede olvidar de donde vienes para emprender nuevos caminos. El mundo de la banda le ha de estar siempre agradecido al maestro, por haber dedicado parte de la su valiosa existencia a estas formaciones instrumentales. La música bandística de Amando se percibe como original y única, condensando conceptos populares (o climáticos como le gustaba calificarlos) con la contemporaneidad más fiel.

A modo de epílogo
Todo comenzó con una carta. Nuestro amigo común Carlos Palacio (Alcoi, 1911– París, 1997) siempre me hablaba de Amando en sus epístolas. "Tienes que conocer a Blanquer", me decía Carlos. Desde Paris este prestigioso compositor y escritor alcoyano le enviaba cartas al maestro Blanquer, en las cuales Amando me dijo años más tarde que le hablaba de mi.

Un día de mayo de 1997, mi amigo de Bocairent Vicent Enguix me acompañó a casa del maestro Blanquer. Habíamos grabado un CD con la Banda de Xixona titulado 'Música i Festa' donde incluimos les marchas moras Elda y El somni. Iba a llevarle el CD y a conocerlo personalmente. Traía conmigo sus libros de análisis y contrapunto así como la partitura de la Marxa del Centenari con el propósito de que me firmara aquellos materiales.

El maestro no solo lo hizo sino que me trató como si me conociese de toda la vida. Hablamos del disco, de su música, de Carlos Palacio. Cuando le comentaba lo importante que fue para mí su amistad, Blanquer me dijo: "Carlos representa el hombre que todos alguna vez hemos querido ser...". Fue también en Bocairent donde unos meses más tarde, el maestro vino de jurado al concurso de composición. Y en la Plaza de Toros bocairentina (cuantos recuerdos en ese lugar tan peculiar) dirigí delante de él El somni. Yo estaba bastante nervioso pero contaba con la complicidad de un grupo muy especial: la banda de la Associació Unió Musical de Bocairent. Cuando acabada la obra hice levantar al maestro, el se acercó al escenario. Bajé hacia él y me dio un fuerte abrazo muy emocionado. En aquel momento yo estaba en una nube. Era el abrazo más importante que me habían dado nunca. Aquella noche recuerdo que no paraba de contarlo a mi familia. Desde entonces empezamos una amistad que ha sido fundamental en mi evolución como músico y como hombre.

Escribir sobre el maestro Blanquer es para mí una tarea un tanto complicada. No sé cómo dimensionar el equilibrio entre uno de los más grandes creadores que han dado estas tierras y una de les personas más especiales que he tenido el placer de conocer y de tenerlo como amigo. Con Blanquer hablaba de todo un poco: de música, de la profesión de músico, de la vida... Hemos compartido diversos conciertos juntos (Bocairent, Xixona, Muro, Tenerife, Holanda...) Alguna que otra hora de avión y aeropuertos, alguna que otra sobremesa entre sus amables anécdotas, tan irónicas, de las cuales emanaba una sabiduría muy particular. Cada frase del maestro era como una lección involuntaria.

Cuando estaba con él o me hablaba por teléfono (largas conversaciones casi todos los domingos por la mañana) tenía la sensación de que no podía asimilar todo lo que me decía. Siempre preocupado por mi familia, correcto y educado hasta tratar de usted a todo el mundo. Cuando le pedías que te tuteara, él respondía: "Mire... no se enfade, pero es que mi madre me educó así y no puedo hacerlo de otra manera...". Los suyos, su sitio y su tierra eran una constante en la conversación.

Recuerdo un momento mágico cuando en Muro, dentro de la conferencia inaugural que pronunció en el FIMBAND (Festival Internacional de Música de Banda), después de hablarnos de cuan importante era para él ver que la gente se emocionaba con su música, un nudo en la garganta le impidió seguir. Me cogió la mano y dos lágrimas brotaron por aquellos ojos tan sinceros, tan humanos, mientras el público estalló en un largo aplauso. Muchas son las anécdotas y comentarios que podrían alargar este texto pero me permitirán reservarlas como un íntimo recuerdo (casi devoción) del maestro. Tardaremos en llenar su vacío, tal vez no lo hagamos nunca.

Estimado Amando: estoy escuchando ahora tu Berceuse para piano interpretada por ese ángel que acaricia las teclas, nuestra amiga Marisa Blanes, mientras mi hijo (por el cual siempre te preocupabas) escucha inocente con la ternura en sus ojos. Un día podrá leer la carta que le enviaste cuando nació y entonces le hablaré de ti. Para él, para nosotros y para muchas otras generaciones, siempre serás un ejemplo a seguir. Has amado profundamente lo que has hecho y con quién lo has hecho. Has sabido vencer la batalla de la vida con las mejores armas: tus notas y tus palabras. Y has salido victorioso. No se puede llenar mejor una vida que con la generosidad, la fidelidad a uno mismo y con el amor. ¡Qué solos nos dejas, Amando...!

José Rafael Pascual-­Vilaplana


Apuntes bibliográficos
BLANES, Mª Luisa (2005) La obra pianística de Amando Blanquer Ed. UPV, Valencia

BLANQUER, Amando (1989) Análisis de la Forma Musical Ed. Piles, Valencia

BLANQUER, Amando (1988) 'Del diario íntimo' en Primer Encuentro sobre composición musical. Valencia 1988. Textos y ponencias. Ed. Publicaciones del Área de Música del IVAECM, Valencia.

BLANQUER, Amando (1974) Técnica del contrapunto Ed. Real Musical, Madrid

MIRÓ, Adrián (1984) Amando Blanquer en su vida y en su música Ed. Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, Alcoi

MIRÓ, Adrián (2001) Amando Blanquer en su vida y en su música (II Parte) Ed. Caja de Ahorros deL Mediterráneo, Alcoi

RUVIRA, Josep (1987) Compositores contemporáneos valencianos Ed. Institut Alfons el Magnànim, Valencia

S.G.A.E. Catálogos de compositores españoles. AMANDO BLANQUER Ed. S.G.A.E., Madrid

VALOR, Ernesto (1988) Diccionario alcoyano de música y músicos Ed. Llorens Libros, Alcoi


José Rafael Pascual-­Vilaplana
Artículo publicado en www.pascualvilaplana.com

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Diciembre 2017
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31