¡Algo falla!

Un artículo del director y compositor de Agost, Manuel Castelló Rizo.

Una noche de este pasado verano y en la verbena de las fiestas patronales de mi ciudad, actuaba un grupo de esos que dicen tocan, interpretan ¿Música moderna? Entonces unos amigos viéndome allí un poco confundido me preguntaron si me gustaba la actuación de dicho grupo. Yo les contesté que por supuesto que no, y ellos lo sabían, pero les añadí: Después dicen que la música de BACH es aburrida, y éstos han repetido tropecientas veces en esta última canción la frase ¡Sábado noche!; además el ruido es infernal. Por supuesto que soy consciente de que lo que llaman música moderna es una mezcolanza de sonidos, gritos, ritmos, ruidos desmesurados que unidos a luces sicodélicas conforman un espectáculo, espectáculo que, en este caso concreto, todos o casi todos disfrutaban menos algún que otro bicho raro cómo este servidor que suscribe. Pues allí estaban todos vasito en mano, jóvenes y menos jóvenes, cómo es mi caso, moviendo el cuerpo al compás del machacón ¡SÁBADO NOCHE! Pero estoy convencido de que todo ello nada tiene que ver con la música de cualquier forma que se entienda.

Opino que a una persona con una media formación intelectual, toda esa algarabía sonora que antes he relatado no le puede agradar, y muchísimo menos a alguien formado musicalmente; así mismo, es impensable en el caso de ser personas que además de estar formadas pertenecen profesionalmente a un grupo sinfónico, banda, orquesta, cuarteto….o bien a profesores de música, EGB, Instituto, Conservatorio…. Pero el caso es que las plazas, calles, teatros, estadios….se llenan ante una actuación de los citados grupos y la música que llamamos clásica, la mayor parte de las actuaciones no llega a media entrada. ¡ALGO MUY IMPORTANTE FALLA! y no nos escudemos en que no hay profesorado, que no lo entienden, que nadie explica la música, que los niños, cómo antaño ocurría, tienen que viajar largas distancias para encontrar un maestro que les enseñe a tañer un instrumento, historia, armonía….porque no es así.

En cualquier pueblo de España y muchísimo más en nuestra comunidad, encontramos maestros que en un tiempo no muy lejano sólo se encontraban en las grandes capitales, y los que decidíamos ser músicos éramos educados por el 'tio Pepet, Chuanet, Antoniet'….personas que sin estudios conformaron la educación musical de todos nuestros pueblos, y por extensión de nuestras bandas, de las que tan orgullosos nos sentimos. Ellos han sido los pilares fundamentales de nuestra actual cultura, tradición y educación musical, y nunca les pagaremos sus desvelos y dedicación por muchos homenajes que les tributemos.

Pero hoy en día estamos en otra onda, afortunadamente hemos pasado, atravesado la barrera de que en el libro del archivo de una banda se tenga anotado: 'Don Juan de Strauss, o El Bolero de Ravel' autores desconocidos, a conocer a cualquier compositor, y tener todo el archivo catalogado e informatizado. Pero todo ello no tiene nada que ver, ni es reflejo de los gustos y aficiones del gran público, e incluso y muy a menudo de una minoría. En nuestra comunidad no asistimos a los conciertos como debiéramos y lo digo con conocimiento de causa, y por ello creo que ¡ALGO MUY IMPORTANTE FALLA! No podemos decir que la música es cara, que no podemos pagar las entradas, puesto que todas las bandas de España tienen incontables conciertos totalmente gratuitos, además es mucho más cara la entrada a uno de esas actuaciones de Rock, Metal…o bien a un estadio de fútbol, baloncesto, carreras….que una entrada en el Auditorio Nacional, Teatro de la Zarzuela, Teatro Real…. ¿O no? Pero como hemos dicho, ¡Algo falla! y muy importante, bien sea: educación, formación, entorno familiar, ciudadano…

En nuestra comunidad, solemos asistir multitudinariamente a los grandes eventos, certámenes, conciertos conmemorativos… (Mil músicos de nuestras sociedades han interpretado el Himno de la comunidad, de fiestas o un gran concierto interpretado por tres, cuatro, seis sociedades musicales…), pero el día a día es bien distinto. Las bandas de nuestra comunidad, pasan el año con los conciertos de santa Cecilia, Navidad, 'Música als Pobles' y si concursan en algún certamen, pero no se tiene una programación bien definida (un concierto quincenal, mensual…) durante todo el año.

Eso sería según mi criterio hacer cultura musical, crear afición a escuchar música, y sobre todo que los oyentes sepan qué van a escuchar, con unas obras comentadas con toda clase de detalles informativos, (compositores, fechas, inspiración, significado de los títulos…) detalles que harían del concierto un acto cultural, ameno y formativo, ¡ah! se me olvidaba, y que los músicos y estudiantes sean los primeros en asistir a los conciertos, entonces si tendríamos la batalla ganada, pero mientras tanto nos será un poco difícil, siendo así que los jóvenes músicos tengan que emigrar al extranjero por falta de puestos de trabajo en las agrupaciones nacionales, por lo escasas y lo poco valoradas por el público por falta de asistencia, puesto que ¿para qué queremos formar orquestas y bandas profesionales, si las pocas que hay no logran casi nunca completar el aforo de los teatros?

En mi juventud pasé seis años en Bilbao formando parte de la Banda Municipal y de la Orquesta Sinfónica, recuerdo que pese a ser tiempos duros en todos los órdenes, había una programación extensísima durante todo el ciclo escolar: los martes Conciertos Arriaga, jueves Sociedad Filarmónica, viernes de cada quince días Orquesta Sinfónica y todos los domingos los conciertos de la Banda Municipal, además de temporada de ópera, zarzuela, ballet… Todo bien programado y con los solistas y directores más destacados del momento. Para comprobar la veracidad de cuanto digo se puede consultar la programación histórica. Nosotros y pese a que parece que hemos inventado la música, nuestra realidad es bien otra.

Hace unas semanas estuve de vacaciones visitando algunas ciudades y pueblos de nuestra comunidad, la valenciana. Pues bien en las explicaciones de los guías turísticos no había ni el más mínimo atisbo referente a la música. Pintores, escultores, iglesias, edificios…hasta quien vivía en ellos, pero del Auditorio que también estaba allí, los guías nada decían, la única alusión en un pueblo fue, ¡Ahí está la casa natal del guitarrista Francisco Tárrega! Los visitantes se preguntaban ¿Quién es Tárrega…? Qué tristeza me invadió, nadie conocía al insigne maestro de la guitarra, por supuesto la casa cerrada a cal y canto y con su plaquita a un lado en la fachada, también visitamos una casa-museo donde en la última planta había una exposición permanente del gran músico, con sus guitarras, piano, fotografías, partituras originales, objetos personales….igualmente, los guías se limitaron a explicar las exposiciones de las otras salas donde exponían un pintor y un escultor, y de ellos si sabían pelos y señales. (Nada que objetar al respecto) pero del maestro Tárrega cuyo método para tañer la guitarra,(por resaltar algo) se ha publicado en todo el mundo, sólo dijeron que la exposición la visitaban hasta los japoneses, y que el maestro Tárrega escribió canciones muy bonitas; y de su legado, obras, (que no canciones) método, historia como gran concertista, maestro de maestros…nada, y pensé: ¿Sabrán algo del insigne maestro, tendrán alguna idea de la importancia del maestro Tárrega en la historia de la guitarra, de la música? ¡Seguro que no! O por lo menos esa es la impresión que me mostraron. Si el maestro Tárrega hubiera nacido en alguna ciudad de Italia, Francia o Alemania, por nombrar algunos países, entonces si sabríamos lo importante que fue, y cuanto representa para la historia de la guitarra en particular, y de la música en general.
¡ALGO, Y NO POCO Y MUY IMPORTANTE FALLA!

Manuel Castelló Rizo

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Diciembre 2018
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline