La Banda Municipal de Alicante (La banda del desamor), un artículo de Manuel Castelló

Un artículo del profesor jubilado de la Banda Municipal de Alicante, Manuel Castelló Rizo.

La Banda Municipal de Alicante, mi banda, con la que he ejercido mi profesión durante treinta y ocho años está enferma, enferma de desamor, de abandono y no por parte de los músicos, que ellos si han hecho siempre lo que ha sido necesario para que todo quede a pedir de boca, haciendo incluso lo que no es de su incumbencia: copiar partituras, arreglos, instrumentaciones, dirigirla en ausencia del director….

Aducen que la banda cuesta dinero, un dinero que se necesita para otras cosas más urgentes. ¿Cuáles son esas urgencias? ¿Nuevos colegios, más médicos, más maestros, más atención a los discapacitados….? ¡NO! Lo que pretenden es que la música les salga gratis, que no es necesario tener en nómina cincuenta profesores, siendo así que las bandas y charangas que contratan para las fiestas les salen más baratas y total la gente no se entera. ¿No es así, señores del ayuntamiento? ¡Qué cortedad de miras, qué racanería más grande, qué ignorancia y qué analfabetismo más profundo impera en nuestras vidas y conciencias! Un pueblo culto es un pueblo pacífico, trabajador, solidario, emprendedor…..y un pueblo inculto es todo lo contrario. Pero también interesaría saber qué clase de pueblo y de ciudadanía queremos.

La banda municipal no genera ingresos monetarios ¡Claro que no! Tampoco lo generan los museos, las universidades, la santa Iglesia Catedral…. ¡Pero queremos que estén ahí, se enteran! ¡Los necesitamos! Tampoco generan ingresos los campos de fútbol, las pistas de balón cesto, las piscinas municipales…seguimos, y estos últimos no tienen ningún problema aunque haya clubs que deban cantidades millonarias a la seguridad social y sus trabajadores (llamemos así a los Mesis, Ronaldos….) ganen en un mes lo que equivaldría al sueldo de todos los músicos de la banda municipal en diez años. Tampoco nos importa contratar a dedo a un ejército de asesores para, por una parte cubrir las carencias de los políticos de turno y, por otra emplear a nuestros familiares y amiguetes. ¿Se imaginan ustedes que un director de banda u orquesta tuviera que contratar tantos asesores para dirigir a sus músicos? Ensayar una obra se haría eterno, además del coste económico, eso sí sería música cara, cómo es la política: ¡Cara!, en especial la que se practica en este nuestro país y sus ciudadanos soportan, un país, el nuestro, donde no somos gobernados sino mandados. ¿No les parece? Y para que se enteren de una vez, el Ayuntamiento lo gobiernan los funcionarios municipales al mando de un buen secretario que en definitiva es el verdadero alcalde, no se necesita ningún asesor puesto que los hay, y de sobra, en todas las áreas del Ayuntamiento, siendo así que pueden prescindir de tantos asesores ¡CONTRATADOS A DEDO! y con ese dinero podrían dotar las necesidades de la ciudad, entre ellas las de la Banda Municipal, y dejar la asesoría en manos de quienes han ganado una oposición para ello, llámense arquitectos, médicos jurídicos….y músicos.

Leo hoy mismo en el diario de Alicante, sección cultura que, el Teatro Principal va a formar un coro estable. ¿Saben por ventura lo que ello significa, su costo? No podemos o no queremos dotar debidamente a la centenaria banda municipal, reflejo de la cultura musical de todos los alicantinos y una de las más elegantes tarjetas de visita que tiene la ciudad, y nos embarcamos en un nuevo proyecto, que claro, será como es costumbre por amor al arte o como dirían en mi pueblo ¡POR LA CARA, POR LA JETA! Pues ¿qué van a cobrar los coralistas, y de qué fuente…? Queridos señores: para formar un coro con algo de dignidad no es suficiente tener afición, en caso contrario tendremos lo que siempre hemos tenido, coros de aficionados, con más ilusión que otra cosa, me explicaré. Un coro necesita imprescindiblemente:

1º Personas que estén dispuestas a ello, niños, mayores. 2º unos cuantos profesores de solfeo porque para ser coralista además de voz es imprescindible ser un buen solfista ¿O no lo saben?, otros tantos de dicción, mímica, escénica, vocalización. 3º Unos cuantos pianistas acompañantes que conozcan el repertorio coral, lirico. No es suficiente con buenas intenciones y con un director amiguete o no, aunque se tratase del mismísimo “Karajan” que regresara de la tumba, y por si no lo saben o no se han enterado, todo ello vale dinero, muchísimo menos que el fútbol, la Volvo, las carreras…, pero tiene un costo y nuestros próceres creo que no están por la labor puesto que si no están dispuestos o no hay fondos para dotar y dignificar la más que centenaria banda municipal, mucho menos lo estarán para dotar económicamente un nuevo grupo, sea orquesta o como en este caso que nos ocupa, una agrupación coral de nuevo cuño.

Queremos asemejar nuestros teatros a los de Alemania y no estamos ni a años luz de ello y un ejemplo de cuanto digo es que al término de la 2ª guerra mundial y con la nación destrozada, machacada en todos los órdenes, los primeros edificios que se reconstruyeron en Alemania fueron los teatros de ópera y los auditorios, puesto que decían eran una cuestión de primerísima necesidad. En nuestro país ¿Qué es de primera necesidad….? ¿Me podría sacar alguien de dudas?

TOME NOTA QUIÉN CORRESPONDA Y DOTEN DIGNAMENTE A LA BANDA MUNICIPAL, PUESTO QUE SU CONTINUIDAD SIGNIFICA UN ORGULLO PARA TODOS LOS ALICANTINOS.

Manuel Castelló Rizo
Profesor jubilado de la Banda Municipal de Alicante

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Diciembre 2018
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline