Hablamos con el director y compositor Salvador Brotons, una entrevista de Cecilia Ortuño

En esta nueva entrevista de nuestra colaboradora Cecilia Ortuño hablamos con Salvador Brotons, un referente en el mundo de la composición y de la dirección; disciplinas que compagina con encargos de diferentes composiciones y como profesor en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC).

La Sinfonía Núm. 6 (Concisa), El mercader de sueños, Piccolo Concerto 'Dialogues with Áxel', Settimino a 7, Oda a Verdaguer, el Concierto para guitarra y orquesta, la Sonata da Concerto o sus Dos Sugestiones, son algunas de las obras y variedad de estilos que componen su amplio catálogo de composiciones.

 

 

Con él hemos conversado sobre su estilo compositivo, así como de otros temas de actualidad como su labor al frente de la Orquesta de Vancouver, su trayectoria en la Banda Municipal de Barcelona y próximo proyectos, entre otros aspectos.

P.- Si comenzamos recordando sus inicios en la música, cabe destacar que proviene de una familia de tradición muy musical, ¿qué destacaría de aquellos primeros años de formación?

R.- Es un recuerdo muy bonito porque mi abuelo y mi padre fueron flautistas, la música siempre ha estado presente en casa y esto es muy importante para un chico pequeño que empieza a estudiar. Participábamos, hacíamos música en casa, escuchábamos música juntos, y esto despertó un sentimiento y una emoción en mí desde pequeño que nunca se olvida. No hay duda que tenía muchas ganas de tocar el instrumento, tocaba el piano y la flauta, así empecé y poco a poco fui progresando hacia la composición, y mucho más tarde hacia la dirección de orquesta.

P.- Después de 11 años al frente de la Banda Municipal de Barcelona, y tras realizar una gran aportación en cuanto a sonoridad y labor social, ahora continuará cinco años más como Director Principal Invitado. ¿Cómo ha sido su experiencia al frente de la misma?

R.- Una experiencia muy grata, yo me lo pensé un poco antes de coger la Banda de Barcelona, porque antes siempre me había dedicado a dirigir orquestas, pero mi experiencia ha sido muy buena. He tenido una muy buena cooperación de todos, muy buen equipo, unos buenos músicos y de  hecho es lo mismo dirigir bandas que orquestas, claro que cambia la sonoridad y la plantilla instrumental (con clarinetes y saxofones…), pero al final con una u otra formación se hace música grande. La banda tiene una sonoridad espectacular y muchos colores muy bonitos, que hay que saber sacarlos y hacerlos florecer.

Estoy muy contento con el trabajo hecho en la Banda de Barcelona porque cuando lo cogí tuve la suerte de que el Ayuntamiento estuvo por la labor e hicieron por reforzarla, porque estaba en un momento difícil, pero el Ayuntamiento me dio el soporte, y la labor ha sido extraordinaria porque hemos pasado de tocar en barrios y en escenarios secundarios a tocar en el Auditorio de Barcelona, y tener una temporada estable al mismo nivel que la Orquesta de la ciudad. Estoy muy contento.

El repertorio lo hemos cambiado un poco, con música original para banda y también transcripciones para banda, porque tenemos un patrimonio extraordinario de transcripciones muy bien hecho para banda de música de obras de orquesta, y hemos hecho una buena combinación. Además, hemos conseguido que el público aumente, y la afición y el entusiasmo de la audiencia también sigue en aumento, lo cual es muy importante.


P.- Lleva 27 años como director de la orquesta de Vancouver (Washington), ¿cómo es la forma de trabajar de Salvador Brotons cuando se sube a la tarima? ¿Qué intenta transmitir y qué diferentes encuentra al trabajar con bandas y orquestas?

R.- No hay demasiada diferencia, el trabajo es el mismo, tienes que ser dinámico, tienes que prepararte bien los ensayos, controlar el tiempo que ensayas de una forma eficiente, tener un buen ritmo de trabajo y trabajar bien. También es importante saber cuándo tienes que tirar hacia adelante, no concentrarte en repetir, repetir y repetir, sino saber avanzar, esto es algo que te da la experiencia. Es el mismo proceso en una u otra formación a la hora de preparar un concierto. Cambia un poco el hecho de que en Estados Unidos, las orquestas no están subvencionadas por nadie y tienes que mirar un poco los servicios que haces pero el proceso y entusiasmo es el mismo. Esta orquesta que tengo en Estados Unidos es a tiempo parcial, no tiene dedicación absoluta, normalmente hace ocho o nueve programas al año que solemos repetir dos veces; de estos nueve yo dirijo seis o siete, voy allá, paso una semana trabajando intensamente, hacemos dos conciertos en el fin de semana y me vuelvo para Barcelona.

P.- Si hablamos de su faceta compositiva, es muy interesante, numerosa y variada en cuanto a distintas formaciones. Si nos centramos en su estilo compositivo, ¿cómo se describiría como compositor? ¿Qué aspectos le gusta que estén presentes en sus obras?

R.- Me gusta componer como yo quiero, a ver si me explico, me gusta que sobre todo sea un estilo comunicativo, que llegue, que la gente cuando escuche una obra mía diga “pues me ha gustado, ha tenido impacto, han pasado cosas”. No hay nada que me aburra más que la monotonía, que la repetición de lo mismo durante 6 u 8 minutos, eso me aburre mucho. Yo soy una persona dinámica, juego mucho con el contraste pero también me gusta la coherencia, no el contraste por el contraste, que la obra tenga un “todo unido”; mis obras no están en ninguna tonalidad precisa, van fluctuando y van cambiando según la forma que yo quiero pero mi estética tampoco es atonal o que no se entienda.

Siempre busco una música que sea muy expresiva, comunicativa, que tenga impacto, que tenga ritmo, melodía y también armonía, y si pueden ser las tres cosas pues entonces es cuando llegas a la culminación de la música, cuando está todo entremezclado y la obra tiene una unidad y dirección. Eso es lo que intento. He trabajado mucho, me gusta mucho componer, no soy un compositor que componga rápido, aunque la gente diga “Salvador compone mucho y obras como churros”, pero sí trabajo con mucha intensidad y soy muy constante en mi trabajo.

P.- Es profesor de composición y dirección en la ESMUC, ¿qué consejos suele dar a sus alumnos y a otros jóvenes músicos que quieren seguir sus pasos?

R.- Más que nada, mucha pasión por lo que hacen, que les guste mucho lo que hagan. Y después la constancia y la perseverancia, saber lo que tienen que hacer. La composición no se puede enseñar, yo no puedo enseñar a la gente a componer como yo, lo que intento es lo que decía mi maestro Xavier Monsalvatge “yo te voy a ayudar a encontrarte a ti mismo”, eso sí lo puedo hacer, saber lo que quiere hacer y comunicarle los procedimientos para llegar a que él haga lo que él quiera hacer. No es correcto que un alumno diga “yo quiero componer como tú, exactamente como tú”, porque no se puede, yo intento ayudarle a encontrar lo que quiere expresar y lo que quiere decir, que encuentre su estética él mismo, y no imponerle una estética al estudiante.

Y en el caso de la dirección, hay muchas técnicas de dirección a día de hoy, pero sí es importante establecer una técnica clara, precisa, buena, expresiva, donde la práctica ayuda mucho, y otras cuestiones como dar consejos del repertorio, cómo afrontar un ensayo… más que nada hay que ser explicativo y muy comunicativo con los alumnos, y a través de una buena técnica que sea eficaz.

P.- Y de cara al futuro, ¿qué nos puede contar de sus próximos proyectos?

R.- Pues mira, a seguir componiendo, ahora tengo un encargo de una obra para banda, para la Banda de Villanueva de Castellón, que se quieren presentar el año que viene al Certamen de  Valencia. Acabo de hacer una obra para clarinete bajo y piano que se puede convertir en un concierto quizá, y muchos proyectos compositivos. Además, de seguir dirigiendo el máximo de orquestas y bandas en el mundo, de hecho este verano he estado en Míchigan, Azerbaiyán, (que no había estado nunca) con la orquesta de Bakú… Hay proyectos de todo tipo y sobre todo no parar, que eso es lo más importante.

Nos alegramos mucho y le agradecemos enormemente que nos haya concedido esta entrevista. Muchas gracias y hasta pronto.

Encantado y muy agradecido. Muchas gracias a vosotros.

Cecilia Ortuño.
Colaboradora NBM.


Un poco más sobre Salvador Brotons

Nació en Barcelona en una familia de músicos. Estudió flauta con su padre y realizó sus estudios musicales en el Conservatorio de Música de Barcelona donde obtuvo los títulos superiores en flauta, composición y dirección de orquesta.  Sus profesores fueron en otros, Antoni Ros-Marbá (dirección), Xavier Monsalvatge (composición), y Manuel Oltra (instrumentación).  En el año 1985 ganó una beca Fullbright y marchó a los EEUU donde obtuvo el doctorado en música de la “Florida State University”.

Desde 1977 hasta 1985 fue flauta solista de la Orquesta del Gran Teatro del Liceo de Barcelona y miembro también de la Orquesta Ciudad de Barcelona (1981-1985).

Como compositor ha escrito más de 145 obras mayoritariamente orquestales y de cámara, y ha ganado un buen número de premios de composición, entre ellos el “Premio Orquesta Nacional de España” (1977), por sus Cuatro Piezas para Cuerdas, el premio “Jove d’Or” (1980), el “Premio Ciutat de Barcelona” (el año 1983 por su  Primera Sinfonía, y el año 1986 por la obra Absències para narrador y orquesta), “Southeastern Composers League Award” por su  Sinfonietta da Camera (1986) “The Madison University Flute Choir Composition Award” (1987) por su Suite de Flautas y el “Premio Reina Sofia de Composición (1991) por su obra Virtus para orquesta.  También ha recibido numerosos encargos de composición entre los cuales destacan la ópera en dos actos “Reverend Everyman” (Florida State University, 1989), Sonata da Concerto para trompeta y banda (University of Wyoming, 1992), Conmemorativa para orquesta (Orquesta RTVE, 1995), Concierto para flauta y orquesta (Conferenza dil Mediterraneo, Sicilia-Italia, 1997), la opereta en dos actos Abans del Silenci (Generalitat de Catalunya, 1998), Concierto para guitarra y orquesta (Fundación Cervantes de Varsovia, 1999), Essentia Vitae (University of Arizona, 2000), el Septeto Prada 1950 (Festival Pau Casals en Prada, Francia 2000), Oda a Verdaguer (Ayuntamiento de Vic 2001), la ópera para niños El mercader de sueños  (UNICEF 2002), el Concierto Trobadoresco para cello y orquesta (Eurocongrés 2000), Requiem Trio (Damocles Trio, 2004), Concert per a percussió i cordes (Raanana Symphonette, 2005), Concierto para viola y cuerdas (Festival Música Española, 2006), Intrépida para orquesta (Siemens, 2007), Missa Brevis (Cor Vivaldi, 2008), Concierto para oboe y orquesta (Grupo Enigma de Zaragoza, 2009), Tres Nocturns alla Chopin (Consulado de Polonia en Barcelona, 2009) Sinfonía Núm 5 (Orquesta Ciutat de Barcelona, Nacional de Catalunya, 2010), Ceremonial (Orquesta Nacional de España, 2011), Giravolts para flauta sola (Asociación de Flautistas de España, 2012), Sinfonía Núm 6 (Concisa) (Lira Castellonera de Villanueva de Castellón, 2012).

Muchas de sus obras han sido editadas y registradas en varios CDs tanto en Europa como en los EEUU por discográficas como EMI, Auvidis, Naxos, Albany Records, Claves, Harmonia Mundi, RNE, etc. La temporada 2016-2017 fue el compositor en residencia del Palau de la Música Catalana, durante la cual se le estrenaron 4 obras.

En nuestro país ha sido el director titular de la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares Ciudad de Palma y de la Orquesta Sinfónica del Vallés.  También en los EEUU es desde 1991 el director titular de la Vancouver Symphony Orchestra (estado de Washington) al frente de la cual ha recibido el premio “Arts Council” otorgado por el Clark County y la ciudad de Vancouver, y el Kiwanis Rose Award (2005).  Desde el 2008-2018  ha sido el director titular de la Banda Municipal de Barcelona, agrupación en la que continua como principal director invitado.

Ha dirigido como director invitado diversas orquestas en Checoslovaquia, Alemania, Sud-África, Polonia, Corea del Sur, China, Israel, Italia, Bélgica, Uruguay, Venezuela, EEUU, Polonia, Bulgaria y en España.

Actualmente compagina una intensa agenda como director de orquesta con la composición de un buen número de encargos de obras de todo tipo de género. También es profesor de dirección de orquesta y de composición en la Escuela Superior de Música de Catalunya (ESMUC).  El año 2002 recibió el Florida State University Alumni Award por su trayectoria professional y en febrero de 2005 recibió la distinción de ser invitado al Carleton College de Minnesota (USA) como el Chistopher Light special guest Lecturer.

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Septiembre 2018
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline