Hablamos con Enrique Alborch Tarrasó

En esta nueva entrevista de Nuestras Bandas de Música hablamos con Enrique Alborch Tarrasó, natural de Castelló de Rugat. En ella podremos conocer un poco más de cerca su triple faceta de director, compositor y docente, además de otros proyectos como por ejemplo la admirable labor que realiza al frente de la Valencia Brass Band by Inel.

 

 

P.- Si recordamos sus inicios musicales con la trompeta, ¿cómo fueron llamando a su puerta la composición y la dirección? ¿Cómo compagina estas tres facetas en su día a día profesional?

R.- Hola Cecilia, antes de empezar quisiera agradeceros que hayáis pensado en mi para esta entrevista y así pueda compartir unas palabras sobre mi trayectoria y sobre música en general con todo aquel que desee leer estas líneas en un marco inmejorable como es la web de Nuestras Bandas de Música.

Como bien dices mis inicios en la música están ligados a la trompeta, bueno, mejor dicho al fiscorno. Después de unos breves inicios en el solfeo con mi tío Vicent Tarrasó me cedieron un fiscorno de mi banda, la Unió Musical Benicadell de Castelló de Rugat, para empezar con el instrumento a los 8 años. Aunque mi deseo (y el de mis hermanas que no son músicos) era que tocara el saxo, no puedo estar más satisfecho de que el fiscorno y, más tarde, la trompeta hayan sido los instrumentos “vehiculares” con los que he caminado en mis inicios en la música.

El tema de la composición siempre me llamó la atención. Desde niño ya escribía mis dúos, tríos, etc. para trompetas que luego interpretaba yo mismo con la ayuda de una grabadora. Más tarde, con la ayuda de Miguel Vercher, otro de los maestros que ha marcado mi trayectoria, llegaron las primeras piezas de música festera para banda (los dos primeros intentos nunca vieron la luz). Mi primer estreno, el pasodoble Vicent Tarrasó (1995) dedicado a mi tío y primer profesor de música. Después, poco a poco, fueron llegando otras obras y premios, siempre en el ámbito de la música festera, al tiempo que también iba (y sigo en ello) intentando formarme más y más en este apasionante campo que es la composición.

La dirección llegó a mi vida por casualidad y de manera muy rápida. En 1997 yo estaba con los primeros ensayos como trompetista con una orquesta de baile, más o menos decidido a emprender la gira de actuaciones en 1998. Pero recuerdo que alguien me habló de un joven director muy interesante que había ganado la Batuta de Oro en Kerkrade y que daba clases en Bocairent. En el curso 1997/1998 me matriculé en el Curso de Dirección de Juventudes Musicales de la Vall d’Albaida y conocí a la persona que cambió todo en mi trayectoria musical. Aquel joven director era el maestro José Rafael Pascual-Vilaplana. Empecé a estudiar dirección en octubre de 1997 y en diciembre de ese mismo año me propusieron ponerme al frente de la Unió Musical de La Pobla del Duc. En enero de 1998 me estrené como director titular de una banda de música y abandoné la posibilidad de la orquesta.

Hoy en día compagino la tarea docente con la dirección y la composición lo mejor que puedo. Realmente mis prioridades son la tarea docente y la dirección, para la composición sólo puedo dedicar aquel tiempo que me queda después de las otras dos facetas, y todo sin perder de vista el tiempo que tenemos que reservar para la familia, el tiempo libre y descanso, etc. 

P.- Ha consolidado una amplia formación como director, ¿quiénes han sido sus referentes y qué destacaría de su filosofía de trabajo?

R.- Como te comentaba antes, si hay un profesor que ha marcado mi trayectoria musical ese ha sido, sin duda, el maestro José Rafael Pascual-Vilaplana, actual director titular de las Bandas Municipales de Barcelona y Bilbao y un referente en el mundo de la dirección y de la didáctica de la dirección. Conocerle supuso un giro radical en mi trayectoria. En sus clases, que inicié en 1997, nos contagiaba su pasión por la música, un grupo reducido pasábamos la mañana entera con él, unas cuatro horas, nos enseñaba su técnica de dirección y con su manera de comunicar, de explicar, nos “enganchó” (y sigue “enganchando” a nuevos alumnos) a su filosofía… El maestro muestra un dominio total del gesto y un grandísimo control de la partitura, además de un conocimiento total del instrumento “banda”, conocimiento que aprovecha para sacar el máximo partido a las formaciones que dirige. Desde siempre nos transmitió sus conocimientos, su pasión y el respeto hacia una profesión que tiene tanto trabajo que no se ve, todo aquello que estudiamos y preparamos en casa, en nuestro estudio, todo aquello que prepara nuestra posterior puesta en práctica en la tarima en los ensayos y actuaciones.  

Otros profesores que han marcado mi formación como director han sido los maestros valencianos Enrique García Asensio, Ferrer Ferrán y Rafael Sanz-Espert. Con ellos no he tenido un contacto tan profundo y duradero en el tiempo como con Pascual-Vilaplana, pero también han marcado mi manera de concebir la dirección, tanto técnicamente como en la filosofía de trabajo. Otro profesor a destacar del que disfruté en los Cursos de Verano de finales de los 90 fue el maestro holandés Jan Cober, quien también supuso un verdadero placer conocer.

He tenido la suerte de conocer y trabajar, aunque sea más brevemente, con otros profesores de dirección, tanto en cursos de banda, orquesta y coro. En cada uno de ellos he encontrado elementos que me han aportado conocimientos aplicables a nuestro día a día.

P.- En cuanto a la manera de afrontar el repertorio con los músicos, ¿cómo es la forma de trabajar de Enrique Alborch en un ensayo y qué valores intenta transmitir cuando sube a la tarima?

R.- A la hora de afrontar nuevas obras siempre intento implicar a los músicos buscando que se motiven con aquella música que vamos a trabajar. La idea es implicar a todos/as en un objetivo común. En cada ensayo intento combinar siempre el trabajo desde dos perspectivas: el trabajo del conjunto o de pasajes extensos u obras completas, con el trabajo del detalle, por cuerdas o instrumentos en concreto, o incluso de un solo compas o parte. Intento que el trabajo en el ensayo sea dinámico, entretenido y productivo. Supongo que no siempre lo conseguimos, porque influyen muchos factores, pero esa es mi idea. También me gusta transmitir la importancia de respetar la idea del compositor e intentar ser lo más fieles posible a la partitura. El trabajo individual de cada músico es necesario para que haya “comunicación” musical entre el director y los músicos. Si estamos excesivamente pendientes de la partitura porque no la dominamos no lo podemos estar del director, no se produce la comunicación y, por tanto, no aflorará la MÚSICA… Posiblemente nos quedaremos en una transmisión “solfística” más o menos correcta de la obra.

Me gusta diseñar cada ensayo con un trabajo ligero al principio, intenso en la parte central y con algo motivador para acabar. Desde la tarima debemos acabar cada sesión de trabajo intentando que los músicos estén deseando que llegue pronto el siguiente ensayo.  

P.- Y a la hora de programar, ¿prefiere repertorio original, transcripciones, clásico, contemporáneo…?

R.- Todo repertorio es válido, interesante y enriquecedor para una banda. En todos los estilos que me comentas tenemos ejemplos de buena y de mala música, hay que seleccionar. Creo que en la combinación de todos ellos está el secreto. Además, en las bandas donde he trabajado en los últimos años el repertorio a trabajar y los proyectos a abordar se comentan y deciden en una Comisión Artística de Jefes de Cuerda creada por mí. Por ejemplo, en la “Associació Unió Musical Bocairent” donde dirijo actualmente, este 2018 que ya estamos acabando tenemos una muestra de variedad de repertorios: Enero - Música Festera original de banda, Primavera - Música sinfónica original para banda en un “mano a mano” de los compositores Teo Aparicio y Carlos Pellicer, Verano - Concierto Espectáculo con transcripciones de música española de Turina, Falla, Bizet, Zarzuela, etc. Y Santa Cecilia - Concierto íntegro de transcripciones de música orquestal de grandes compositores rusos y americanos. ¡Más variedad casi imposible!

En el conjunto de selección del repertorio puede que tenga un reto personal con las músicas que he abordado poco: las músicas contemporáneas con lenguajes más atrevidos y sonoridades “distintas” que también hemos de conocer y transmitir a nuestros músicos y público. Encontrar un hueco para estas músicas es importante. Mostrar estos estilos también, supone poner al alcance de nuestros músicos y público todo el abanico de posibilidades de la banda. ¡Trabajaremos en ello!

P.- Desde el año 2015  es director de la Asociación Unión Musical de Bocairent, ¿qué destacaría de la forma de trabajar, nivel y situación actual de la plantilla que la componen?

R.- Estoy muy a gusto en Bocairent. Es un colectivo muy trabajador, buenos músicos y magníficas personas. Una de esas bandas con solera y tradición donde la gente “siente los colores” de su banda y se implica en el proyecto común tanto a nivel musical como social. A la hora de plantear un proyecto con ellos sólo tienes que “encender la mecha” y, de repente, aquello va creciendo y creciendo y entre todos vamos sumando y aportando al resultado final.

El nivel general de la plantilla es bueno. No tenemos muchos profesionales de la música entre nuestra plantilla, pero si un considerable núcleo de músicos amateurs con una buena base de formación musical y con gran implicación en la banda. Van surgiendo jóvenes que deciden cursar estudios superiores de música y todo ello va sumando a la formación.

Actualmente tenemos que estabilizar la plantilla que ha ido creciendo exponencialmente en los últimos años con muchos nuevos jóvenes músicos en cada Santa Cecilia. Somos una gran banda en cuanto a número, actualmente unos 120 músicos en activo… Nuestro reto es llegar a ser igual de “grandes” también en calidad musical. Pienso que estamos en el buen camino.

P.- ¿En qué proyectos están inmersos en estos momentos? Y de cara al futuro ¿alguno que nos pueda adelantar?

R.- En esta época (noviembre - enero) siempre tenemos una de las partes más apretadas de nuestra agenda de conciertos. A finales de noviembre, como siempre, el concierto de Santa Cecilia y el próximo 12 de enero el concierto de música festera tan importante aquí, ya que es el preámbulo de las fiestas de Moros y Cristianos que se celebran a principios de febrero.

El próximo 2019 posiblemente venga cargado con el reto de un Certamen. Después de unos años de la última participación de la banda en un Certamen, creo que es hora de ponernos a prueba y apostar por el trabajo intenso de una competición, sobre todo para retarnos a nosotros mismos. Además estamos pensando en continuar la idea de que el concierto de primavera siga siendo un “mano a mano” entre dos compositores sinfónicos para banda actuales. Y también tramando la preparación del Concierto-Espectáculo de verano en nuestra plaza de toros. Queremos seguir a la altura de lo ofrecido en 2016 y 2017 con los espectáculos de Pop-Rock y en 2018 con “La música de nuestras raíces: Música Española”, conciertos con grandes colaboraciones y una asistencia masiva de público.

PÁGINA WEB DE LA AUM BOCAIRENT

P.- Por otro lado, en cuanto a su faceta compositiva cabe destacar que la música festera está muy presente, ¿cómo describiría su música y su forma de componer?

R.- Como dije anteriormente, la de compositor es mi “tercera faceta”, y digo “tercera” porqué sólo le puedo dar tiempo cuando las clases y la dirección me lo permiten.

Mi producción de música festera para banda se reduce a 25 piezas. Eso sí, he tenido la suerte de obtener diversos premios importantes en este ámbito, tengo una impagable monografía titulada “Amadaràs” y grabada por mi banda, la “Unió Musical Benicadell”, y mi música es bastante interpretada tanto en conciertos como en la calle. Ser compositor de música festera me ha ofrecido la posibilidad de acudir invitado a dirigir mis obras en muchas bandas, una experiencia única que me ha permitido conocer muchísimas bandas y músicos.

Desde mi formación casi autodidacta en la composición siempre he intentado tomar como referentes a mis compositores preferidos de música clásica, de música sinfónica y festera para banda y también los compositores de música de película. A partir de sus composiciones, de sus partituras y de toda la música que ha pasado por mi atril desde que empecé a dirigir en 1998 he creado mi manera de trabajar. También he de reconocer que en mi formación creativa influyeron los maestros Miguel Vercher y Javier Costa con sus motivadoras clases de harmonía. Más tarde José Rafael Pascual-Vilaplana, que en sus clases nos daba nociones de TODO y finalmente otro gran maestro, Ramón García.

En mi música intento partir de la tradición, del respeto a los que nos preceden y a partir de ello crear algo interesante, algo nuevo. En mis piezas la intención es que se pueda identificar a Enrique Alborch, pero con la ferviente intención de que no todas “suenen a lo mismo”, que cada una tenga su propia personalidad. Además, en la música festera, siempre con la convicción de que aquello que escribes ha de encender ese sentimiento festivo y de alegría que nos produce a músicos, festeros y público la música de nuestras fiestas, de nuestras raíces. En este sentido, ahora mismo me encuentro inmerso en dos encargos compositivos.

P.- De entre todo su catálogo y monografía editada con sus obras, le pedimos que escoja una de ellas y la comparta con los lectores de Nuestras Bandas de Música.

R.- Difícil para mí escoger sólo una de mis obras, ya que como no son muy numerosas, cada una tiene una historia especial detrás y un período de elaboración que coincide con alguna época vital importante.

Voy a escoger mi marcha cristiana Sibila de Fortià. Y escojo esta obra por ser una de mis piezas más elaboradas y por ser mi primer encargo compositivo. Fue escrita en 2006 por encargo del XXI Certamen de Música Festera de Elda para ser obra obligada. Una pieza de gran dificultad técnica que algunas bandas han escogido posteriormente como pieza libre para algunos certámenes. El título hace referencia a una reina de origen catalán que fue señora de Elda desde 1383 a 1386.

Aunque hay diversas versiones en Youtube, les comparto la magnífica versión registrada en mi CD monográfico “Amadaràs” con la Unió Musical Benicadell dirigida por Jordi Soler.

P.- Otro proyecto interesante y de continuidad en el tiempo es la Valencia Brass Band by Inel, de la cual es fundador y director titular. ¿Con qué finalidad surgió y cuáles son las principales características de esta formación?

R.- La Valencia Brass Band by Inel surge de mi propia inquietud e ilusión de trabajar con una formación musical a nivel profesional y pensé en una Brass Band por lo que siempre me han atraído estas formaciones y por la inexistencia de ellas en nuestro territorio regional y nacional. En el verano de 2014 traslado esa idea inicial a cinco amigos y compañeros profesionales de la música, cada uno de un instrumento de los que forman las Brass Band. La idea es recogida con ganas e ilusión y elaboramos la plantilla inicial. Desde entonces hemos realizado una veintena de conciertos en festivales importantes y buenos auditorios con una gran variedad de repertorios. Hemos trabajado con grandes solistas y además contamos con un importante catálogo de obras compuestas o arregladas para nuestra formación por importantes compositores valencianos. En este 2018 hemos presentado nuestro primer CD de estudio: “Métallon”, trabajo que os invito a todos a conocer.

2019 será nuestro quinto año en funcionamiento, un año donde seguiremos dando a conocer nuestro “Métallon”. Un año donde tenemos el reto de mantener la formación, cosa complicada al ser una banda numerosa de 30 músicos de grandísimo nivel de viento-metal y percusión a los que cuesta reunir. Resaltar también que se trata de una formación “abierta” donde ya han participado unos 60 músicos que han ido cubriendo sustituciones en algunas actuaciones. Además nos gustaría conseguir una agenda estable anual de conciertos en los que podemos ofrecer diversos perfiles de repertorio con máxima calidad y en ello estamos trabajando.

Para los “críticos” decir que somos conscientes de que en nuestra plantilla no tocamos con los instrumentos habituales de las Brass Band de tradición europea. Instrumentos con los que los músicos de nuestras tierras no suelen trabajar. Pero no por ello vamos a renunciar a nuestro proyecto, a nuestra denominación, ni a nuestras ganas de seguir haciendo música de calidad con una gran formación de metales y percusión. 

La composición básica de la plantilla es de 10 trompetistas (Trompetas Sib, Fiscornos, Trompeta Mib), 4 trompas, 4 bombardinos, 4 trombones, 4 tubas y 4 percusionistas: un total de 30 miembros.

Resaltar también que la Valencia Brass Band camina gracias también a la colaboración de la “Agrupació Musical Ontinyent” que nos cede su sede para trabajar y de la empresa eléctrica Inel, nuestro principal patrocinador, también de Ontinyent.

Aquí os dejo unos enlaces por si queréis conocer más sobre nosotros:

PÁGINA DE FACEBOOK DE VALENCIA BRASSBAND

CANAL DE YOUTUBE DE VALENCIA BRASSBAND

P.- Como ya nos ha comentado, el último disco, publicado en 2018 y titulado Métallon, recoge composiciones compuestas o instrumentadas para dicha formación. ¿Qué nos puede contar de  las obras que lo integran y de los compositores que han participado en el mismo?

R.- Como ya he comentado antes, para nuestra Brass Band, poder realizar la primera grabación de estudio ha sido conseguir una meta importante. Un trabajo con el valor añadido de que contiene en su totalidad (a excepción de un mambo) obras escritas o arregladas para nosotros. Un inmenso agradecimiento se merecen autores importantes como José Rafael Pascual-Vilaplana, Carlos Pellicer, Ramón García, Saül Gómez, Hugo Chinesta, Víctor Vallés, Joan Mont, Mario Roig y Ferrán Sanchís. Ha sido fantástico trabajar y grabar su música. Además también hemos incluido un trabajo mío en el CD: la CIMVO Overture con el gran trompetista José Chàfer como solista.

Aquí os dejo unos enlaces de vídeo donde podéis conocer mejor “Métallon”:

P.- Hemos hablado de Enrique Alborch como director y como compositor, pero no podemos olvidar su labor como docente de trompeta, coro, y otras especialidades. ¿Qué consejos suele dar a sus alumnos de cara a un futuro profesional como músicos?

R.- Como bien dices, una de mis facetas principales es la de docente. En esta faceta, aunque no he abandonado del todo la trompeta y continúo teniendo algún alumno de enseñanzas elementales (además de ayudar a mis hijos que están con la trompeta y la trompa), en los últimos años estoy centrado en impartir clases de Coro y de Lenguaje Musical. Desde la oposición de 2008, donde quedé sexto de la oposición pero sin plaza, soy profesor interino de Coro de los conservatorios de la red de Conselleria, tarea que he ido alternando o compartiendo con el trabajo en escuelas de música como la de Castelló de Rugat o la Pobla del Duc, entre otras.

En mis clases les intento inculcar a los alumnos y las alumnas la cultura del esfuerzo, les intento “enganchar” a esto tan bonito de la música, intento que disfruten de las clases, que se motiven día a día. En definitiva mi intención es que disfruten del camino de aprender música haciendo música, y trabajo también para inculcarles valores y que también sean mejores personas. Si mis alumnos deciden en el futuro ser profesionales de la música, perfecto, magnífica elección. Si por el contrario escogen que en el futuro la música sea sólo una afición, un hobbie, una válvula de escape… También buenísima elección: La música siempre es una buena elección. Por el camino, todo aquello que les aporte la música será muy beneficioso sea cual sea el futuro profesional que escojan.

P.- Por último, ¿le gustaría añadir algo más?

R.- Sí, antes que nada felicitar efusivamente a Nuestras Bandas de Música por el incansable e inestimable trabajo que hacéis por las bandas y la música valenciana. En particular reconocer el gran trabajo de Octavio Hernández al frente de este proyecto, y también darte las gracias a ti, Cecilia Ortuño, por la entrevista.

Y para concluir, ya que me ofrecéis este espacio, quisiera mostrar mi más sincero agradecimiento a todas y todos los que han confiado y confían en mi persona y en mi trabajo: escuelas de música, bandas, festeros, etc. Dar las gracias también a mis padres por apuntarme a música y a ellos y mis hermanas por apoyarme en todo lo que he hecho. Y cómo no, agradecer la paciencia y comprensión con mi trabajo de los que más quiero y con los que comparto la vida: Belén, Guillem y Julia.

Cecilia Ortuño.

Colaboradora NBM.


Un poco más sobre Enrique Alborch Tarrasó (Castelló de Rugat, Valencia, 1976)

Titulado Superior de Música en la especialidad de Trompeta, inicia sus estudios musicales en la Unió Musical Benicadell de la mano de su tío Vicent Tarrasó. Ha estudiado en los Conservatorios de Carcaixent, València y Murcia, con los profesores Salvador Albert, Alejandro Castañeda y Emilio Gómez. Ha participado en diversos cursos de perfeccionamiento de su instrumento, cursos de harmonía, análisis y composición y ha formado parte de la Orquestra de Vents Filharmonía, de la Big Band de la Vall d’Albaida y de diversas formaciones camerísticas.

Ha sido profesor en las Escuelas de Música del Ateneu Musical de Cocentaina, Escola Comarcal de la Vall d’Albaida, Unió Musical Belgidense de Bèlgida y en diversos conservatorios de la red de centros de Conselleria. Actualmente es profesor de coro en el Conservatorio Profesional de Utiel, y de lenguaje musical, coro y trompeta en las escuelas de música de Castelló de Rugat y La Pobla del Duc.

Es Diplomado en Dirección de Banda por la EMUSVALL con el maestro José Rafael Pascual-Vilaplana y también ha ampliado sus conocimientos de dirección con Jan Cober, Henrie Adams, Enrique García Asensio, Ferrer Ferran, Jose Mª Cervera, Eugene Corporon, César Álvarez, Josep R. Gil-Tárrega, Sanz-Espert y Rafael S. Mombiedro. Además, también ha recibido formación en Composición con Ramón García y Canto con Raül Belda.

Ha sido subidirector de la Agrupació Coral de Castelló de Rugat, director titular de la Unió Musical de La Pobla del Duc, del Ateneu Musical de Cocentaina, de la Agrupació Musical Ontinyent y de la Societat Escola Musical “Santa Cecília” de l’Olleria con las que ha grabado diferentes CDs y participado en distintos certámenes y concursos obteniendo algunos premios importantes. También ha sido director invitado en la Agrupació Musical de Pego. Habitualmente, además, es invitado a dirigir su música en numerosas bandas valencianas y alicantinas.

Actualmente es director titular de la Associació Unió Musical Bocairent y director fundador de la Valencia Brass Band by Inel.

Como compositor ha recibido diferentes reconocimientos y premios:  “Cavallers de l’Ofra” (2º premio en Bocairent, 1997), “Terra Nostra”(1º premio en San Vicent del Raspeig, 1999), “La Victòria” (Accésit del Simposium de la música de moros y cristianos, 2001), “Guillem” (Finalista en el  concurso de composición de l’Olleria, 2008), “21 Contrabandistes” (3ª clasificada en el  concurso de Monforte del Cid, 2009), “Agrupats” (Finalista en el concurso de composición de l’Olleria, 2010), “Romualdo Soler” (1º Premio en Alcoi, 2014), “Júlia” (2º Premio en Crevillent, 2015) y “Marqués de Villena” (1º Premio en Villena, 2018). En 2006 escribió por encargo la obra obligada del XXI Certamen de Música Festera Ciudad de Elda: “Sibila de Fortiá”. Toda su música para banda está grabada en CD por diferentes bandas. En enero de 2016 se presentó “Amadaràs”, un CD monográfico de su música festera a cargo de la Unió Musical Benicadell de Castelló de Rugat.

En octubre de 2016 es doblemente premiado en los Premios EUTERPE que otorga la FSMCV en las categorías de “Creación Musical-Música para la fiesta” con su obra “Júlia” y “Producción Musical”, premio compartido con la Unió Musical Benicadell por el CD “Amadarás”.

Además ha sido requerido en Elda, Yecla, l’Olleria, Villena e Ibi como jurado de sus concursos musicales y en Albaida, l’Olleria, Banyeres y Sax en sus concursos de interpretación de pasodobles. También ha sido asesor musical en grabaciones de diferentes sociedades musicales. En 2012 perteneció a la comisión encargada de otorgar los premios EUTERPE de la FSMCV. Y en 2017 tuvo el honor de dirigir “Chimo” a un millar de músicos en el acto inaugural de los Moros y Cristianos de Ontinyent.

Pertenece a la ANDB (Asociación Nacional de Directores de Banda), a la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), a la AIE (Asociación de Intérpretes y Ejecutantes) y es miembro y vocal de la junta de la ACMMIC (Asociación de Compositores de Música para los Moros y Cristianos).

BLOG DE ENRIQUE ALBORCH

CANAL DE YOUTUBE DE ENRIQUE ALBORCH

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Noviembre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline