Entrevistamos al compositor, director y musicólogo Salvador Chuliá

En esta nueva entrevista de Nuestras Bandas de Música hablamos con el compositor valenciano, natural de Catarroja, Salvador Chuliá Hernández.

 

Servicios y Grabaciones 'Nuestras Bandas' Productora

 

Referente por su prolífica vida musical, entre la que podemos destacar que ha sido director del Conservatorio Profesional de Música José Iturbi, compositor de más de 700 obras, saxofonista, director de orquesta, musicólogo…

Hemos querido compartir un poco más de cerca su pasión musical, así como su trayectoria, experiencias, sabiduría y catálogo de obras. Esto es lo que nos ha contado:

P.- Toda una vida muy prolífica dedicada siempre a la música, ¿cómo surgió su pasión por ella y qué significa para usted?

R.- La pasión por la música es muy probable que se lleve en un alto porcentaje en los genes. En mi caso hay antecedentes familiares; mi tío Filiberto Rodrigo Hernández era un destacado trompa de la Orquesta Municipal de Valencia, mi padre tenía un prodigioso oído y recuerdo cómo entonaba a la perfección todas las zarzuelas de la época y sobre todo mi tío, Francisco Chuliá, que era un excelente constructor de guitarras y tocaba el laúd de una forma magistral. Él me introdujo ya a los seis años en el estudio del solfeo, cursando hasta los cuatro cursos de Hilarión Eslava, y me introdujo con gran abnegación en el estudio de la bandurria y el laúd. Más tarde estudié los cursos solfísticos de la Sociedad Didáctico Musical, con Don Miguel Chirivella, excelente tuba de la Orquesta Municipal de Valencia.

Hago hincapié en el estudio de solfeo (ahora mal llamado, a mi modo de ver, lenguaje musical) ya que es el cimiento de todo buen MÚSICO.

También me inicié en el estudio de la Armonía con Don Antonio Claverol, Director de la Banda L’Artesana de Catarroja, mi Patria chica en donde se desarrolló esta primera etapa de mi formación musical.

P.- En su amplia formación, ha tenido grandes maestros como Ernesto Pastor, Manuel Massotti o José Roca, entre otros, ¿qué destacaría de su filosofía de trabajo y qué consejos y valores recuerda y ha intentado mantener a lo largo de todos estos años? ¿Que diría a jóvenes compositores o estudiantes de música en general?

R.- Ciertamente, ahora ya soy un viejo profesor, pero siempre he tenido y tengo muy presentes a los Maestros a los que se refiere.

De Don Ernesto Pastor Soler recibí una sólida formación en el campo de la Armonía y contrapunto, y sobre todo un vasto conocimiento de la Orquestación y la transcripción. Con el Maestro José Mª Cervera Lloret, recibí clases muy intensas de armonía. Con Don Manuel Massotti Littel, análisis, contrapunto y el Arte de la Fuga…pero sobre todo música dramática, vocal y Dirección de Orquesta. También hice cursos de Dirección de Banda con el Maestro Férriz. Con Don José Roca Coll cursé clases de piano de manera muy básica pero en la faceta que más aprendí de él, fue en el arte de la pedagogía…además de ser un excelente pianista fue un extraordinario pedagogo y entregó su vida a promover instituciones que acercaran la enseñanza musical a la vida social valenciana. Para muestra un botón: En 1956 formó la Coral Infantil ‘Juan Bautista Comes’, seleccionando voces de las chicas y los chicos de los colegios municipales, con una calidad envidiable en la década de los sesenta. Actuó en el Teatro Real junto a la O.R.T.V.E, interpretando la obra de su buen amigo Jesús Guridi ‘Así cantan los chicos’….

Como verá recuerdo los valores que impregnaron en mí estos Maestros, que sin exagerar ni un milímetro me trataron como a un hijo. Naturalmente podría haber mentado maestros como Alain Weber, Lazlo Ördog, Jacques Chailley… pero de los que recibí un magisterio completo fue de los primeros; aunque desgraciadamente cada vez son más los que invierten el orden, priorizando por ser nombres extranjeros a los que aportaron conocimientos y olvidan a los de casa.

Recuerdo los consejos de estos grandes maestros y aunque después de trabajar con ellos vinieron unos años de investigación personal, de búsqueda de caminos personales, nunca perdí (ni pierdo) de vista la formación escolástica, para poder enseñar a las generaciones y oleadas de alumnos que han pasado por mi clase la verdadera filosofía de la música, aunque si le digo la verdad, la mayoría se desvían y olvidan la esencia de la música, anteponiendo lo efectista a lo genuino y buscando más que una esencia musical con personalidad, una aceptación demasiado basada en la ‘moda’ y en conceptos que nada tienen que ver con nuestra profesión. Piense que son centenares de alumnos los que han pasado por mi taller (como le llamo al estudio donde compongo).
Por consiguiente, mi consejo para los jóvenes compositores es que estudien con rigor las materias vitales de todo compositor, y se alejen de todo postureo vacío de contenido. Que olviden el ‘corta pega’ y que no olviden escribir con lápiz y borrador, antes de pasarlo a limpio.

P.- Si no me equivoco, en el campo de la composición musical es autor de más de setecientas obras…

R.- Efectivamente, mis obras ascienden alrededor de las setecientas composiciones, aunque gracias a Dios y dadas las ganas que me mantienen vivo, la cifra es muy cambiante y va poco a poco ‘in crescendo’.

En el mes de noviembre un grupo de antiguos alumnos y mis hijos, están llevando a cabo una tarea de difusión de las obras inéditas y ofreciendo cada semana tres obras digitalizadas para toda clase de formación musical, aunque como se podrá imaginar, las obras para Banda son mayoritarias. Cuando me plantearon el proyecto pensé que es mucho el trabajo que hay y que he decidido compartir con todo aquel que quiera tocarlo. Eso sí, la parte de difusión en las redes y todo los relacionado a las nuevas plataformas tenía que tener (para poderse llevar a cabo) personas que quisieran poner su esfuerzo a favor de los demás. A todos ellos desde aquí les agradezco su abnegado esfuerzo.

P.- Sin duda, un proyecto musical admirable, laborioso y muy interesante que se puede encontrar en su web y en la página desde donde se publicitan cada martes tres obras inéditas para descarga gratuita: www.salvadorchulia.com y www.facebook.com/publicacionesChulia ¿Y sobre tu técnica compositva qué nos puede contar?

R.- En cuanto a mi técnica compositiva, le diré que la forma empleada es la tradicional, evolutiva, pues sin perder de vista los estudios tradicionales, se pueden y deben hacer avances en el sentido de estudiar minuciosamente la vertiente composicional. A este respecto se debe mantener la idea de la composición viva siempre desde los cimientos de la armonía, melodía, CONTRAPUNTO, fuga y analizando las composiciones de todos los tiempos. Solo con el rigor y dedicación podremos algún día aportar avances, que solo el tiempo pondrá en valor. Como bien apuntó Adrien Decourcelle, ‘la obra maestra es un hijo que no se bautiza hasta después de la muerte del padre’. Aunque no siempre ha sucedido así se les debe decir a los jóvenes estudiantes que piensen en el oficio del compositor como una necesidad, más que como un medio de vida y de ese modo que averigüen, lo más rápido posible si ésta es su verdadera vocación.

Una vez nuestra voluntad esté en esta parámetro, estudiar y profundizar la vertiente composicional de la Filosofía de la Música, tema tratado por muchos filósofos como Platón, Aristóteles… otros más cerca de nuestra época como Schopenhauer y el filósofo del S.XX y XXI por antonomasia, el Español Gustavo Bueno y puesta en negro sobre blanco por mi hijo Vicente Chuliá en su publicación ‘Manual de filosofía de la música’, editado por Pentalfa y con prólogo y respaldo de la Fundación que lleva el nombre del insigne filósofo español.

P.- De todas las obras que componen su catálogo, le pedimos que escoja alguna de ellas por un significado muy especial para usted, y la comparta con los lectores de Nuestras Bandas de Música.

R.- Sin ninguna duda es una obra que nunca me hubiese gustado escribir; se trata de ‘Tríptico Elegíaco para un Percusionista’, dedicada a mi primogénito, Salvador A. Chuliá Ramiro, que perdimos en accidente de tráfico en 1989, cuando contaba tan solo con diecisiete años. A tan temprana edad había conseguido logros en todas las especialidades, Premios de Honor académicos, en Concursos, admirado y querido por todos sus compañeros se le dio el Premio de Honor del grado Superior a título póstumo….era un gran músico, entró con quince años en la J.O.N.D.E, siendo titular en aquel entonces de este proyecto Edmond Colomer.

En fin, después de este duro episodio mi primer ejercicio para poder sobrellevar esta situación fue refugiarme en la composición y aquellos ejercicios y melodías de las obras y estudios de marimba comenzaron a tejer esta composición que estrenaron sus compañeros de la JONDE, dirigidos por el Maestro Colomer, en nuestro pueblo natal. Se desplazaron hasta Catarroja y estrenaron como homenaje póstumo a mi llorado hijo esta composición. Fue en el Salón Katahoria, hoy ya desaparecido. Por consiguiente, ya se puede imaginar… esa es la obra que creo que desde el cielo (soy creyente), me dictó mi querido hijo Salva.

También guardo un grato recuerdo de la obra que compuse, encargo del Certamen Internacional de Polifonía y Habaneras de Torrevieja. Quizá este recuerdo lo acentuara la magistral interpretación del Coro ‘Exaudi’, de la Habana (Cuba), dirigido por María Felisa Pérez Arroyo. Ciertamente mereció la pena poder escuchar mi obra por este coro, que como bien dice su nombre (Exaudi, en latín significa ¡Escucha!).

Otra de las obras que me vienen a la memoria es mi ‘Sinfonía Mediterránea’, para gran orquesta y coro. Se estrenó en el Palau de la Música de Valencia por la Orquesta de Valencia, dirigida por el gran amigo García Asensio, el cual ha estrenado buena parte de mi producción orquestal. Esta misma obra la interpretó de nuevo la Orquesta de la Ciudad, en un homenaje por mis 70 años y en este caso fue la batuta de mi propio hijo la que la interpretó, lo que como se puede imaginar hace de este día otro momento difícil de olvidar.

P.- También le han encargado numerosas obras obligadas para certámenes de reconocido renombre, ¿podríamos hacer un recorrido por ellas conociendo a nivel general su valoración?

R.- Como bien apunta son muchas… Certámenes Internacionales de Banda, Concursos de cámara, nacionales e Internacionales, invitaciones a escribir en algunos de los festivales más importantes del panorama musical y que en ocasiones ha supuesto grandes retos en mi carrera.

Para Certámenes de Valencia, tanto el de la Feria de Julio, como en los de Diputación he sido requerido para componer obras obligadas en las diferentes categorías o secciones en los años 1988, 1993, 1994, 1995, 2005, 2007, 2008 y 2009. Indudablemente hubo de todo, tanto a nivel de satisfacción personal como de las interpretaciones que se hacen de tu música… no siempre es bien comprendida aunque creo que es una de las grandezas de la música.

En el mundo camerístico he estado muy presente en Festivales y Concursos Internacionales para voz e instrumentos de viento, así como de piano. A bote pronto me viene a la memoria el último Premio Iturbi, donde más del 70% de los candidatos seleccionados eligieron mi obra ‘Episodis Pianístics’, como obra de autor español dentro de la fase semifinal.

También el Concurso Internacional de clarinete bajo, que se celebra anualmente en Ávila, me confió la composición obligada…La verdad, son los más recientes y por este hecho los recuerdo más. En música es importante cada eslabón de la cadena de producción de un compositor y no es mayor ni menor ninguna de las obras, tanto de encargo como compuestas para diferentes momentos y motivos de la vida. De repente me acuerdo de una obra para tres clarinetes, saxofón soprano y saxofón barítono…curiosa formación, ¿no cree? Pues lo que me ha hecho recordarla es porque es una de las muchas que escribía para ser estrenada por educandos o estudiantes que salían al escenario por primera vez en los conciertos de cámara que antaño se organizaban para conmemorar la semana de Santa Cecilia… en esta composición llamada ‘Als nous músics’, uno de los clarinetes era mi hijo Salva.

Podría hablarle también de algunos encargos, como el que me hizo el ayuntamiento de París para el Concurso Internacional de trompeta Maurice André.

P.- Tengo entendido que el legendario trompetista y Ud. fueron grandes amigos. De hecho ¿nos podría hablar de sus colaboraciones, así como de la obra que le dedicó? Alguna anécdota con el maestro…

R.- Antes que amistad fue admiración. En nuestra casa, a través de la discografía y de la circunstancia de que mi segundo hijo, Ernesto Chuliá es trompetista, hemos vivido, antes de conocer personalmente al maestro, la maestría, humanidad, grandeza y musicalidad de este nombre, que se escribe en letras de oro. A cada momento Ernesto estaba escuchando o viendo un nuevo documental, un nuevo cd y como en casa la música era el hilo conductor, todos disfrutábamos y nos alimentábamos de su buen hacer.
Los sueños de mi hijo se cumplieron cuando por los años noventa comenzó a trabajar con el Maestro, primero en París, en Présle en Briè y más tarde en San Juan de Luz… todo esto se complementaba con cursos por todos los lugares donde podía aprender del maestro. Otro factor que hizo que esta relación fuese in crescendo fue el Curso que organizaba Vicente López en Navajas, donde en el año 1994 dirigí la Orquesta ‘Colligium Instrumentalle’ y al maestro como solista… aún recuerdo el Ave María de Schubert que interpretó y que se puede disfrutar gracias a testimonios audio visuales:

 

A todas estas circunstancias se suma que yo fui director de la Banda de música de Navajas y allí fue donde el hijo del Maestro, Nicolás André entabló una bonita relación que hoy es matrimonio, con una alumna mía e hija de un gran amigo. Esta chica (hoy una excelente profesora de ballet y en aquel entonces alumna de flauta de un servidor), se llama Inma Muñoz.
Así que con el transcurso de los años se fue afirmando una amistad estoica entre nuestras familias.

El maestro y yo coincidimos como profesores en el Curso Internacional de Música ‘Ciutat de Benidorm’. Poco a poco se fueron estrechando unos lazos de amistad que forjaron trabajos como nuestro disco ‘Encuentro entre dos estirpes’, en el que el Maestro, sus hijos y nuestra familia, fueron los encargados de registrar gran parte de mi producción para trompeta.
Conciertos, estrenos, momentos inolvidables de música que solo el genio de un maestro así puede descubrir, trajeron otra preciada composición de mi catálogo:
Primero fue ‘Concert pour Maurice André’ estrenado por Eric Aubier y registrado de forma magistral por el Maestro André en su última grabación discográfica.
Después fue el encargo que me hizo (a través del Ayuntamiento de París) de la obra obligada del Concurso Maurice André, mi Fantasía Concertante para trompeta en do y orquesta, estrenada en la Sala Gaveau de París.

La influencia que este maestro ha ejercido sobre compositores de todo el mundo han aumentado el repertorio actual de la trompeta, siendo en mi caso más de cuarenta obras las que he escrito para este instrumento… También para terminar esta pregunta, me quedo con el estreno que realizó en diciembre del 2007 bajo la dirección de Vicente Chuliá de una plegaria dedicada al maestro para trompeta y orquesta y que aún resuena en todos los presentes. Ese día en el Auditorio de Torrente se produjo una anécdota bastante curiosa: El Maestro justo antes de estrenar esta composición explicó a la sala que la música estaba derivando en una dirección que no quería (hizo algún ejemplo didáctico de despropósitos que se están habiendo con el único fin de llamar la atención)… acto seguido con su fuerte temperamento se puso a describir mi música y la elogió con sinceridad y pasión como preámbulo al estreno de ‘Intimismos’.

P.- Como Presidente de la Asociación de Compositores Sinfónicos Valencianos (COSICOVA), ¿qué balance haría de la situación actual y qué cree que se podría mejorar?

R.- En la Asociación de Compositores Valencianos (COSICOVA), fui primero cofundador junto a personas tan relevantes en el campo de la composición como Paco y Arturo Llácer Plá, Bernardo Adam, Rafael Talens, Antonio Fornet, Alejandro Maicas, Asíns Arbó, José Climent… en el año 1988.

La primera acta se redactó el 17 de junio y primero fui directivo y después Presidente más de quince años. Mi responsabilidad como Presidente y por ende la de la Junta Directiva, siempre tuvo como norte, impulsar una tarea educadora y pedagógica, poniendo siempre en valor los antecedentes y que el tiempo no borrara a los grandes músicos y musicólogos de antaño, que tanta gloria le dieron a nuestro Antiguo Reino de Valencia, desde el Cançoner, hasta los nombres como J.B.Comes, J.Cabanilles, Martín y Soler, S.Giner, R. Chapí, J. Serrano, E. López Chavarri Marco, J.M. Izquierdo, J. Iturbi, M.Asins Arbó, J. Roca, J.M. Cervera Lloret, E. Pastor, A. Blanquer y un largo etc.

Ciñéndome más a su pregunta, debo decir que el balance es positivo y refiriéndome a la situación actual creo que se están haciendo cosas notables. Debemos dejar que los relevos generacionales tomen caminos, eso sí, por mi experiencia y para poder incidir en pautas que creo que evitarán caer en ramplonerías, siempre he aconsejado que se intente extender la herencia dejada por otros y nunca reducirla. Hermosa herencia de nuestros antepasados que se debe dignificar junto a la creación de nuevas obras y la difusión de los nuevos compositores, poniendo siempre la mirada en el futuro pero desde las premisas del pasado. Esto significa que las directrices que deben de unirnos, inevitablemente deben mantener un rigor más que necesario en la formación integral de todo compositor, ya que no podemos olvidar -ni debemos-, que hay veces que empezar la casa por el tejado puede convertir el progreso en regreso o lo que es peor en decadencia.

No obstante, estoy seguro que COSICOVA seguirá por la senda de la música, impregnando a los jóvenes compositores asociados la seriedad que debe poseer todo compositor que se precie: solfeo, armonía, contrapunto y fuga, análisis…y estudiar a los compositores de todos los tiempos.

Aunque no soy el más indicado para valorar la gestión, ya que he sido muchos años Presidente y no sería muy objetivo, creo que desde su creación a la actualidad, la Asociación ha dado a toda la Región (Valencia, Castellón y Alicante) muchos estrenos, conseguimos tener sede propia, ciclos de conciertos, conciertos de jóvenes intérpretes, grabaciones, colaboraciones con las Bandas Municipales…en fin, se ha hecho mucho pero siempre hay que seguir con las miras puestas en poder ampliar estos logros y desde aquí animo a la actual Junta a continuar y ampliar con abnegación lo que nosotros hicimos siempre pensando en poder dejar un buen camino y una digna institución a los nuevos compositores Sinfónicos.

P.- Como Académico numerario de la Real Academia de Cultura Valenciana y director de la sección de Musicología, ¿qué destacaría del patrimonio y distintas facetas de la Cultura Valenciana?

R.- La Real Academia de Cultura Valenciana es una Institución que abarca todo tipo de disciplinas del saber. Todo aquel que precie la cultura, tendría que conocer a fondo la amplia actividad que posee la institución.

Contamos con un amplísimo fondo bibliográfico, fruto de las publicaciones realizadas por los Académicos y agregados colaboradores. Para que sirva de información le diré que dicho fondo editorial está disponible en la sede de la RACV, sita en la Calle Avellanas, numero 26 de Valencia.

Como decía al principio, la temática es ciertamente amplia y tenemos secciones en todos los ámbitos de la Cultura Valenciana: Artes, Bibliografía, Biología, Medicina, Ciencias, Cosmología, Deportes, Economía y Derecho, Enseñanza, Filología, Folklore, Gastronomía y Viticultura, Hidrología, Humanidades, Arqueología, Musicología….
En la Sección de Musicología, la cual me honra dirigir, se está llevando a cabo una gran actividad de investigación musicológica, así como conciertos, mesas redondas, conferencias, grabaciones de CD de composiciones de antaño y hogaño… Asimismo en este curso ya hemos realizado conciertos de piano y conferencias sobre Manuel Palau y la Presentación de un libro sobre Filosofía de la Música, de Vicente F. Chuliá Ramiro. En Marzo ofreceremos de mano de Francisco Bueno Conejo, una conferencia sobre la Historia de la Ópera. También estoy barruntando, en colaboración con el Patronato de la RACV la organización de un Certamen de Bandas de Música, que será un Homenaje perpetuo al patriarca de la Música Valenciana, Salvador Giner Vidal.

P.- Aunque está jubilado, continúa componiendo, ¿en qué está centrado en estos momentos y qué nos puede adelantar de sus próximos proyectos?

R.- Estoy jubilado de funcionario pero un músico no se jubila nunca. La creación no termina con la edad de jubilación. Yo me jubilé de Profesor de composición y Director del Conservatorio Municipal de Música ‘José Iturbi’ de Valencia en el año 2014, a los setenta años. Pues bien, desde entonces hasta la fecha de hoy he compuesto catorce nuevas obras y ahora estoy terminando un encargo que me hicieron desde Córdoba (Argentina). Se trata de un concierto para Banda Sinfónica y Trompeta – Fliscorno Solista. Con toda probabilidad será estrenada en el último trimestre del presente año.
También estoy escribiendo una obra titulada ‘A Don Ernesto Pastor’ (Introducción y Elegía), para órgano y trompeta. Es un homenaje póstumo a uno de mis más queridos Maestros, del que tanto aprendí en San Javier (Murcia)….y me aplico cada día el proverbio latín, ‘Acta non verba’…

P.- Antes de terminar esta entrevista, ¿le gustaría añadir o destacar algo más?

R.- Como una Coda final le diré que todo lo que le he contado y muchísimo más, se lo debo a mi familia. Tengo una mujer maravillosa que siempre me comprendió, pues muchos días festivos y debido a mis obligaciones profesionales, nos veíamos privados del asueto dominical, en otras ocasiones los ensayos, las clases. Cuando venía la inspiración, al taller a ordenar ideas… nunca tuve un reproche y por el contrario mucha complicidad y ánimos… Después tengo tres hijos que nos han colmado de alegrías por su seriedad y buen hacer…como le comenté, al primero lo tenemos en el cielo y siempre presente en cada proyecto nos guía a todos en nuestro que hacer musical. El segundo, Ernesto, es un abnegado profesor y concertista de trompeta, que bebió de la escuela del Maestro André y lleva una frenética y dilatada carrera en la actualidad. Y el tercero, Vicente F. Chuliá, es percusionista, compositor y director de orquesta (alumno predilecto del Maestro Valenciano Enrique García Asensio)…y por último decirle que del matrimonio de mi hijo Vicente con mi nuera Geraldine Bustamante, he recibido mi más grande de las alegrías que es mi nieta Victoria Cecilia, que con solo tres años posee un excelente oído musical. Por consiguiente, la saga Chuliá está asegurada.

Pues con estas palabras de Salvador Chuliá finalizamos esta entrevista, no sin antes agradecerle enormemente su atención y amabilidad. Enhorabuena por sus logros y desde Nuestras Bandas de Música le deseamos lo mejor. Muchas gracias y hasta pronto.

Cecilia Ortuño
Colaboradora NBM


Un poco más sobre Salvador Chuliá Hernández:

Compositor Valenciano, nacido en Catarroja. Ha dirigido Coros, Bandas y Orquestas en España, Francia y Alemania. Fue Director de la Banda y Escuela de la Sociedad Musical L’Artesana de Catarroja durante más de veinte años y en la Unión Musical de Navajas durante una década. Fundador y director del Grupo Metales Catedralicios de Valencia, Coral ‘Antonio Claverol’. Coro Mixto, Banda y Orquesta Sinfónica del Conservatorio Municipal ‘José Iturbi’ de Valencia, así como promotor pionero del Certamen de Bandas ‘Real Club Náutico de Valencia’, Concurso de Composición ‘Jose Manuel Izquierdo’, Concurso Internacional para piano ‘José Roca’…

En el campo de la composición musical es autor de más de cuatrocientas obras del más variado estilo y carácter, pudiendo definirse como música nacida en la tonalidad (bitonalidad y politonalidad), de inspiración y con un fuerte arraigo armónico-contrapuntístico. Su producción musical ha sido estrenada en el Palau de la Música, Teatro Principal, Ateneo Mercantil, en Valencia, Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón, Teatro Principal de Alicante, Teatro Angel Guimerá, en Tenerife, Estonia Concert Hall, Tallin (Estonia)Teatro Fernán Gomez, Teatro Español y Teatro Monumental, en Madrid, Auditorium Theatre Timmendorf, Auditorium de Eutin (Alemania), Salle Gaveau de París (Francia), Sala de conciertos del Buen Pastor, Córdoba (Argentina)… e interpretada en todo el mundo, abarcando música vocal, de cámara y sinfónica.

En 1981, 1993, 1994, 1995, 2005, 2007, 2008 y 2009 sus obras Díptico Sinfónico, Episodios Sinfónicos, Movimientos Cíclicos, Bautismos que no bautizan, Al Maestro Serrano, Sinfonía Valentina, Tres secuencias sinfónicas, Suite Migratoria, La Exposición de 1909… son obligadas en el Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja (Alicante), Certamen Internacional ‘Ciudad de Valencia’, Certamen de la Diputación Provincial de Valencia, Alicante y Castellón…. En 2006, el Ayuntamiento de París le encarga la obra obligada para la final del ‘Concours Internationaux de trompette de la ville de París, Maurice André’.

Directores como Ernesto Pastor, Manuel Massotti, José Ferriz, Pablo Sánchez, Francisco Grau, Bernabé Sanchís, Kirill Karabitsen, Francisco Perales, Fernando Bonete, Henri Adams, Edmond Colomer, García Asensio y Vicente Chuliá, con las Orquestas de Valencia, Ciutat de Torrent, Banda Sinfónica de Madrid, Ensemble Orquestal de Paris, Banda Municipal de Valencia., También destacar reconocidos solistas que han registrado y estrenado su obra, como son, Miguel A. Gorrea, Fernando Tortajada, Jesús A. Rodríguez, Manuel Marín, Mario Monreal, Perfecto García Chornet, Francisco Salanova, José Climent, Nicolás André, Eric Aubier, José Roca, Antonio Cambres, Vicente López, Montserrat Torrent, Bernard Bailbé, Maurice André…

Su música está registrada en más de veinte álbumes por distintas agrupaciones sinfónicas y solistas y está en posesión de numerosos premios y distinciones, destacando la de la ciudad de Bougmadam (Francia), 1972, Paterna 1974, la ‘Insignia de Oro’ de Catarroja (1974), Teulada, en 1977, Premio ‘Joan Senent’ de Valencia 1977, Nacional de Onda, Villa de Almusafes, 1984, la ‘Insignia de Oro’ del Real Club Náutico de Valencia, Premio ‘Vinatea’ a la docencia, composición y dirección en 2002,  I Concurso Internacional de Composición de Torrevieja con su Sinfonía ‘Tercer Milenio’ 2003, "Lira de oro" de Los Poblados Marítimos de Valencia, 2008, ‘Pergamino en reconocimiento de su aportación a la Música Valenciana’ del Ayuntamiento de Lliria, ‘Insigne de la música Valenciana’, otorgado por unanimidad por la Muy Ilustre Academia de la Música Valenciana 2013,  ‘Insignia’ nº 43 de la Junta Municipal de "Ciutat Vella", de Valencia 2013, Hijo Predilecto de la Villa de Catarroja, ‘Director de Honor de la Orquesta de plectro ‘El Micalet’ de Liria en 2014.…

Asiduamente requerido para dictar conferencias y cursos de armonía y composición, es autor de Tratados de Composición, Contrapunto y Fuga, Armonía, Repentización, así como de multitud de artículos, en los que aborda la música y distintas facetas de la Cultura Valenciana.

Desde 1978 profesor de armonía y composición del Conservatorio Municipal de Música ‘José Iturbi’ de Valencia, del cual es el Director desde el año 1992 hasta septiembre del 2014. Asimismo es miembro, desde su fundación, de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música, Presidente de la Asociación de Compositores Sinfónicos Valencianos (COSICOVA) durante más de veinte años y Académico numerario de  la RACV (Real Academia de Cultura Valenciana).

En los meses de mayo y junio de 2014, el Palau de la Música, la Orquesta de Valencia, el Coro Catedralicio y diferentes solistas del panorama musical Español, le brindaron una serie de conciertos homenaje, interpretando parte de su extensa obra además de presentar un libro titulado: ‘Una vida dedicada a la música’, por RomEditors.

Desde entonces hasta la fecha de hoy su producción musical ha crecido en catorce obras, siendo las últimas dos un concierto para trompeta y Banda Sinfónica y otra obra dedicada a la memoria del que fue uno de sus más importantes Maestros, Don Ernesto Pastor.

Como proyecto relevante para el mundo Bandístico, se está preparando bajo su asesoramiento y conjuntamente desde la Sección que dirige en la RACV y el Patronato de la misma, un Certamen de Bandas de Música que llevará el nombre del patriarca de la Música Valenciana, ‘Salvador Giner’.

www.salvadorchulia.com 

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Febrero 2019
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline