Entrevista a Ángel Hernández Azorín, presidente de la Asociación Nacional de Directores de Banda

Terminamos el mes de abril con una nueva entrevista para todos los lectores de Nuestras Bandas de Música. En esta ocasión conversamos con Ángel Hernández Azorín, Presidente de la Asociación Nacional de Directores de Banda.

Con él tratamos aspectos como línea de trabajo y reflexión sobre el oficio de director, sin perder de vista la incertidumbre que sufrimos desde el colectivo musical.

P.- Desde el mes de enero del presente año eres Presidente de la ANDB. A nivel general, ¿cómo enfocas tu línea de trabajo junto a la directiva de la ANDB?

R.- Para mí es fundamental el trabajo en equipo, es necesario compartir las tareas que vayamos asignando a cada momento y que cada miembro de nuestra directiva aporte aquello que sea más cercano a sus posibilidades. Es cierto que contamos con un pequeño problema como es la distancia geográfica, pero ello no impide el contacto entre nosotros a través de los medios telemáticos, cada vez más cotidianos, por otra parte. En definitiva, trabajo en equipo y ya no solo con la directiva, sino también intentando que cualquier socio aporte su granito de arena y podamos entre todos mejorar aquello que nos propongamos.

P.- ¿Cómo pretendes hacer la Asociación más visible y mantener su continuidad?

R.- Una de las maneras de hacerla visible es utilizar aquello que tenemos más al alcance de la mano: las redes sociales. Intentaremos estar más presentes en todo aquello que esté relacionado con las inquietudes de aquellos directores que realizan su labor en las sociedades musicales de nuestro país. Creo que debemos estar atentos a las demandas de los jóvenes directores y fijarnos en lo que han ido haciendo los más veteranos. Para la continuidad de esta asociación no hay otra fórmula que la de dar voz a esos jóvenes que serán el futuro de la calidad de nuestras bandas.

 

 

P.- ¿Qué proyectos te gustaría poner en marcha para potenciar la formación de directores?

R.- Personalmente pienso que no está en mi mano el crear proyectos para potenciar la formación, sin embargo, sí que es nuestra labor informar de todo lo que tenga relación con esa formación y, por supuesto, apoyar y difundir todas las iniciativas al respecto. En España, por suerte, desde hace bastante tiempo se vienen realizando infinidad de cursos para adentrase en la técnica de la dirección y desde hace algún tiempo están apareciendo academias y entidades que ofrecen una formación más completa; incluso contamos ya con un Conservatorio Superior en Albacete que tiene una rama de Dirección de Banda. Todo esto nos permite acceder a una mejor preparación técnica y artística, que es una de las bases de un director.

Hay otros aspectos del director que son incluso más complejos como son el aspecto psicológico, organizativo y de gestión, que no debemos olvidar. En nuestra página web tenemos publicado un código ético que puede aportar ideas para entender cuál es la manera más correcta en el plano social.

También quiero destacar uno de los proyectos que más alegrías nos está dando: nuestra revista científica “Estudios Bandísticos”. A punto de salir el tercer número, esta publicación pretende estudiar y analizar las bandas de música desde una perspectiva lo más amplia posible. En estos momentos, ya goza de un gran prestigio internacional, siendo requerida por musicólogos y especialistas de todo el mundo.

P.- Las Bandas Escuela son la base y a la vez el futuro musical. En tu opinión, ¿qué aspectos son fundamentales y cómo debería ser el enfoque de un director ante estas formaciones?

R.- Los que formamos parte de la actual Junta Directiva siempre hemos tenido claro que debemos pensar, sin ninguna duda, en este tipo de grupos instrumentales. Además, la persona que se ponga al frente de ellas debe tener una formación y una actitud lo más profesional posible, puesto que, como bien dices, son la base y el futuro. A la vez, pueden ser el comienzo de un mejor aprendizaje del futuro director, pero nunca debemos olvidar que tenemos que ser honrados y sinceros con el trabajo que hacemos, pues la responsabilidad de un director es demasiado grande, no solo en la parte musical o artística, sino en la parte formativa de la persona como individuo válido y correcto hacia nuestra sociedad.

P.- Nuestro país tiene mucho potencial en cuanto a bandas de música se refiere. Si hacemos un pequeño análisis por zonas, observamos que algunos directores están más desprotegidos. ¿Cómo crees que se podría mejorar esta situación?

R.- Deben ponerse en su sitio, no tengo ninguna duda. Es decir, haciendo que su labor se valore como es debido y reclamando lo que es lógico y básico en cualquier otro trabajo. En estos aspectos, desde la Asociación podemos ayudarles asesorando y apoyando a todo aquel que necesite de nuestra colaboración; esa fue y es una de nuestras premisas: dignificar nuestro oficio. Cualquier director debe saber que no está solo, que tiene nuestra ayuda y nuestro soporte, que no dude ni un solo instante en ponerse en contacto con nosotros.

P.- ¿Podrían obtener los directores algún tipo de beneficio con convenios de colaboración? ¿Alguna sugerencia?

R.- Son varios los convenios que tenemos firmados en estos momentos, aunque es cierto que una de las cosas que he hecho como presidente es encargar a uno de mis directivos la revisión y actualización de esos acuerdos. Quiero destacar en este momento la relación con la Confederación Española de Sociedades Musicales, la cual, debido a la situación tan delicada en la que estamos envueltos, está haciendo un gran esfuerzo por proteger a nuestras sociedades y por ende a todo lo relacionado con las bandas y sus directores.

Recomiendo que visiten las páginas web tanto de nuestra asociación como la de la confederación, donde encontrarán todo tipo de información al respecto.

P.- ¿Cómo se podría intensificar la colaboración con las asociaciones de directores de otros países?

R.- Pues en primer lugar contactando con ellos, algo que ya hemos hecho con Holanda, con gran experiencia y largo recorrido histórico, e Italia, que anda en sus comienzos con mucha ilusión y ganas de crecer. Tendremos que aprender de sus inquietudes y de sus experiencias a la vez que aportarles las nuestra. También es verdad que cada país tiene su idiosincrasia y particularidades en este mundo de la dirección, pero, sin lugar a duda, el conocerlas nos enriquecerá.

P.- El mundo de la cultura y las Bandas de Música no atraviesa su mejor momento. Ante la situación actual, ¿qué podemos hacer?

R.- Es una pregunta difícil de responder, puesto que en estos momentos hay una gran incertidumbre en todos los aspectos. De momento, en cuanto a la ANDB se refiere hemos expuesto y mostrado nuestro apoyo a las iniciativas que desde la Confederación de Sociedades Musicales se han llevado al Ministerio de Cultura. Es imprescindible hacernos oír y además de manera conjunta. Debemos unirnos y transmitir nuestras inquietudes, aprovechar este momento en el que herramientas como las redes sociales nos permiten decirle al mundo que nuestro colectivo, el de las Bandas de Música, es, probablemente, el más importante de nuestro país. Sin complejos, sin vergüenza y con la cabeza bien alta, puesto que no hay duda de que esto es así. Debemos buscar alternativas, pero también tenemos que exigir aquello que nos devuelva lo que somos; debemos decirle a los responsables políticos que actúen para ayudarnos a recuperar la normalidad lo antes posible y no que nos den alternativas a cómo encontrar métodos para desenvolvernos en un mundo virtual. No, yo me niego a eso, quiero soluciones para volver a la normalidad absoluta cuanto antes. Por mucho que nos ofrezcan tutoriales, plataformas y herramientas tecnológicas, no podremos jamás sustituir la esencia de nuestro trabajo y de nuestras bandas, la solidaridad y el trabajo conjunto, las relaciones personales y el crecimiento a través del arte musical. Que nos den facilidades; nosotros con nuestro esfuerzo y disciplina ya haremos el resto, como siempre hemos hecho. Mientras tanto, seguiremos aportando nuestra labor altruista de la manera que se pueda.

P.- A nivel más particular y como director de la Escuela de Música y de la Banda de la Asociación Amigos de la Música de Yecla, ¿cómo estáis haciendo frente a esta situación y qué medidas nos puedes adelantar que se irán tomando en las próximas semanas o meses?

R.- Como decía en la respuesta anterior, debemos hacernos oír y aprovechar lo poco positivo que encontramos en esta situación, que es la posibilidad de ofrecer nuestra labor a través de las redes sociales y el mundo virtual. Seguir conectados con nuestro entorno y mostrarlo a la vez a todo el planeta, enseñar lo que somos, hemos sido y queremos ser en un futuro.

De momento, y como la mayoría de entidades musicales, hemos mantenido las clases de nuestra escuela de forma virtual, algo bastante complejo debido a que tenemos más de 800 alumnos. Sin embargo, hemos creado un Aula Virtual a través de la plataforma YouTube, que nos está permitiendo gestionar esta labor de manera exitosa.

En cuanto al futuro, insisto en que tenemos que ser críticos e intentar aportar todo lo que esté en nuestras manos para volver a la normalidad, evitando acomodarnos en la situación actual. No debemos conformarnos con la situación en la que estamos inmersos y tenemos que, mediante la responsabilidad absoluta, hacer uso de nuestra libertad como seres humanos inteligentes y capaces. Hemos hecho un gran esfuerzo, ahora empieza a ser el turno de nuestros políticos y dirigentes: focalicen el esfuerzo en dotar a la sanidad de lo que necesita, no se anden con absurdeces. ¡La sociedad no puede estar más tiempo encerrada!

P.- ¿Qué mensaje de ánimo enviarías a los músicos, alumnado, claustro, directores y mundo de la música en general?

R.- El mensaje es de mucho ánimo y energía para salir de este problema que nos ha caído encima sin darnos cuenta y de golpe, sin avisar, el cual nos ha dejado noqueados, sin posibilidad de respuesta. Pero, poco a poco, vamos recobrando el sentido y empezamos a ver, oír, sentir, oler y eso nos va a hacer más fuertes, pues nos va a permitir darnos cuenta de lo importantes que éramos, somos y seremos para que nuestra sociedad sea más justa, libre y feliz.

Pues con estas palabras de Ángel Hernández Azorín despedimos esta entrevista, deseando que todo mejore pronto. Muchas gracias, Ángel.

Cecilia Ortuño.

Colaboradora NBM.


Un poco más sobre Ángel Hernández Azorín:

Nace en Yecla, en 1974. A la edad de diez años comienza sus estudios musicales de solfeo y saxofón en la Escuela de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla, ingresando después en su Banda de Música. Continúa sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de Murcia, con el profesor D. Manuel Miján, finalizando los estudios Superiores con el profesor D. Antonio Salas. Amplía y perfecciona los estudios de saxofón con Henry Bock, profesor del Conservatorio de Amsterdam y Claude Delangle, profesor del Conservatorio de París. Ha pertenecido a diversas agrupaciones musicales, como el Cuarteto de Saxofones Mediterráneo, el Ensemble de Saxofones del Conservatorio Superior de Música de Murcia y el propio Cuarteto del Conservatorio de Murcia, con el que ganó el Primer Premio de Música de Cámara del concurso organizado por la A.P.A. en Murcia. Es miembro fundador del cuarteto de saxofones “Sáxibeb” junto a tres de sus alumnos, con el cual destacan entre sus actuaciones sus intervenciones en los programas de Radio Nacional de España “Clásicos Populares” presentado por Fernando Argenta y Araceli González Campa, “No es un día cualquier” presentado por Pepea Fernández o “España Directo” de Mamen Asencio. Igualmente, ha colaborado como saxofón solista en la Banda Sinfónica del conservatorio Superior de Murcia y la Orquesta Sinfónica de Jóvenes de la Región de Murcia.

Desde 1996 es director titular de la Banda de Música de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla. Entre los años 2010 y 2013comparte la dirección con la Agrupación Musical de Beniaján y desde octubre de 2015 es el director titular de la Banda Asociación Jumillana de Amigos de la Música. Ha asistido para su formación a diversos cursos en la especialidad de Dirección de Banda con los maestros: José Miguel Rodilla, Jaime Belda, Henrie Adams, Franco Cesarini, Álex Schillings, Jan Van der Roost, Douglas Bostock, Eugene Corporon y Ferrer Ferrán, o lo cursos organizados por la RBO de Leipzig en la Ciudad de Wüzwurg (Alemania) en septiembre de 2008 ambos impartidos por el Maestro Jan Cober, también asiste a la Master Class organizada por la Tokyo Kosei Wind Orchestra en la ciudad de Turín en su gira por Europa en el año 2010 con los maestros Lorenzo della Fonte y Douglas Bostock.

En noviembre de 2011 es invitado a participar con la Orquesta Sinfónica de Murcia. En marzo de 2012 es contratado para dirigir la Orquesta de Sopros EPMVC en Portugal. En diciembre de 2012 y enero de 2013 dirige la Banda Sinfónica de la Federación Murcia como maestro invitado.

En el año 2002 obtiene el Diploma Acreditativo por sus tres años de estudios en la especialidad de Dirección de Banda, en la Escuela Comarcal de la Vall D’Albaida (valencia) con el Maestro D. José Rafael Pascual Vilaplana. Y desde 2010 es Titulado Superior en la especialidad de Dirección de Banda por el Instituto Superiore Europeo Bandístico por los profesores Carlos Pirola y Jan Cober tras cuatro años de estudios en la ciudad de Mezzocorona, Trento (Italia).

Como director titular de la Banda AAM de Yecla ha obtenido numerosos galardones en los distintos concursos a los que ha asistido, destacando seis Segundos Premios, dos Menciones Especiales a la mejor Banda de la Región de Murcia y siete Primeros Premios en los distintos certámenes Nacionales e Internacionales a los que ha asistido. Con la Agrupación Musical de Beniaján también ha conseguido dos Primeros Premiso en sendos Certámenes, el Internacional de Dosbarrios y el Nacional de Murcia. A nivel personal consiguió el Premio al mejor Director del Concurso Internacional “Flicorno d’oro” en Italia y fue finalista en el Concurso de Directores de Banda en Abaddia San Salvattore de Siena, Semifinalista en el Concurso Internacional de Directores en Kerkrade, Holanda y finalista en el concurso de Directores Ciudad de Villena organizado por la Universidad de Alicante.

Paralelamente a esta labor musical, en diciembre de 2006 tuvo el honor de ser el Pregonero de las Fiestas Patronales de su ciudad natal. Además es miembro fundador y vocal del I Congreso Nacional de Directores de Banda celebrado en Yecla en noviembre de 2008. En mayo de 2009 es invitado a participar como ponente en el II Congreso Internacional de Ortigueira en Galicia, formando parte del jurado del II Concurso Iberoamericano de Composición. También ejerce la labor de Presidente de la ANDB (Asociación Nacional de Directores de Banda) desde el presente año 2020.

Desde el curso 2002-2003 es profesor de saxofón y director de la Escuela de Música de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla.

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Julio 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Fotogalerías NBM

Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline