Entrevista al director y compositor José Rafael Pascual Vilaplana

Todos hemos oído hablar de nuestro invitado de hoy. Como profesor, como director y compositor, José Rafael Pascual-Vilaplana cosecha éxitos allá donde viaja. Y les aseguro que viaja mucho...

Hoy es protagonista, José Rafael Pascual Vilaplana, una entrevista de Julio Domingo

Empezó con el bombardino, pero ¿cuándo empezó a atraerle la dirección?

Desde los 16 años empecé a marcar el compás primero con la rondalla del grupo de danzas de Muro, EL BALADRE, después con LA XAFIGÀ, el grupo de dulzainas de mi pueblo. Además era organista de la parroquia y de vez en cuando ayudaba a dirigir los ensayos del coro parroquial o dirigía alguna de las misas. Pero el momento más importante que me llevó a decidirme por la dirección fue conocer al maestro holandés Jan Cober, con quien asistí a mi primer curso de dirección en 1988, con la Banda del Ateneu Musical de Cullera. Realmente esta experiencia más el ánimo que me inculcaron el propio Cober y el titular del Ateneu, el maestro Gerardo Pérez Busquier, hicieron que decidiese estudiar dirección y dedicarme a ello. Nunca podré olvidar aquel verano en Cullera, fue muy especial para mí.

¿Componer y luego dirigir, o dirigir y luego componer?

Sin duda alguna, dirigir y luego componer. Empecé a componer como forma de estudio de partituras, análisis de instrumentaciones,… Era una manera de conocer aquello que dirigía. Disfruto mucho escribiendo, es un honor recibir muchos encargos de composición y me dedico a ello con todo el esfuerzo y respeto que me es posible. Pero la interpretación a través de la dirección sigue siendo mi actividad principal.

En su carrera predomina la banda de música. ¿Cómo ve el momento actual de esta formación?

La banda de música está viviendo un momento crucial para su evolución, ya que sin lugar a dudas es uno de los vehículos culturales más importantes para el siglo XXI. Las bandas amateurs cada vez gozan de plantillas con músicos mejor preparados. Tal vez éstos, en general, adolecen del compromiso o de la adhesión que disfrutaban hace algunos años, por distintos motivos sociales y culturales. En este sentido, las bandas amateurs deben plantearse nuevos retos, actividades y programaciones que desarrollen las características actuales de sus miembros tanto a nivel pedagógico, social como artístico.
Respecto a las bandas profesionales, en estos períodos de crisis, no tienen el respaldo que se merecen. Si siempre han estado tratadas en inferioridad de condiciones respecto a otras formaciones, como la orquesta sinfónica, es triste ver como responsables administrativos de estas bandas les reducen sus partidas presupuestarias mermando sus plantillas, sus actividades, su normalización dentro de la cultura musical. Posiblemente en España contamos con el mayor número de bandas profesionales, tanto civiles como militares, a nivel internacional. Sin embargo están infrautilizadas. En sus plantillas encontramos músicos de gran nivel que no siempre desarrollan el trabajo artístico que podrían, debido a la falta de planificación, ayudas, y/o programaciones.

¿Y el momento actual del repertorio que se escribe para las bandas?

Cada año se crean más obras para banda. Es verdad que ante la cantidad, la calidad no siempre es homogénea. En los últimos quince años, más o menos, las bandas de música han pasado de tocar transcripciones a interpretar obras bandísticas de reciente creación. Sin embargo se observa un escaso uso del repertorio clásico internacional para banda. Nos hemos saltado más de ochenta años de historia bandística. Autores como Holst, Williams, Jacob, Grainger, Ives, Milhaud, Benett, Gianini, Claude Smith, Hanson, Persichetti, Hindemith, Mashima, Gotkovsky, Husa, Frygies, Gould, Walton,… o los nuestros como Julio Gómez, Lamotte de Grignon, Villa, Beigbeder, Dorado, Surinach, Asins Arbó, Blanquer…aparecen esporádicamente en los conciertos y algunos de ellos son completamente desconocidos para muchos músicos de banda. Creo que una buena programación que contemplara tanto el estreno de nuevas obras y de nuevos compositores, con estéticas y propuestas nuevas, así como la difusión del repertorio bandístico más clásico que no se conoce, ayudaría a la evolución artística de nuestras formaciones bandísticas y de su público.

¿Cómo la trataban los compositores de antes y de ahora?

En lo referente al trato que de la banda hacen los compositores es curioso observar como en determinadas épocas de la historia la banda ha sido tratada con la misma ecuanimidad que otras formaciones a la hora de proponer estéticas creativas. Incluso en el repertorio denominado pedagógico, estas propuestas se facilitaban y se desarrollaban de forma muy cuidada. Sin embargo, hoy en día, tal vez por cuestiones comerciales y por el uso que las bandas amateurs hacen del repertorio bandístico, en ocasiones asistimos a una estilización de repertorio bandístico más orientado a funciones crematísticas o de negocio, que a una propuesta arriesgada y comprometida de creación musical. Deberíamos pensar que la banda es un instrumento más de creación y que no está ni por debajo ni por encima de otra formación musical. Simplemente tiene una peculiaridad que conviene, conocer, estudiar y desarrollar. Afortunadamente contamos con un amplio abanico de compositores de diferentes estéticas y/o planteamientos creativos que conviene conocer, estudiar y difundir.

Como director, ¿qué tipo de parecidos y diferencias nota entre la orquesta y la banda sinfónica?

Dirigir una orquesta, una banda, un coro, o cualquier grupo instrumental y/o vocal se parecen en que en todos ellos se necesita un criterio de unificación de las individualidades humanas que lo forman. La persona encargada de desarrollar este trabajo, llámese director, concertino, preparador… deberá conocer las características de sus componentes para desarrollar sus posibilidades de acuerdo a la partitura que interpretan. En cuanto a las diferencias, es precisamente el hecho que cada formación goza de un repertorio escrito para desarrollar sus peculiaridades. Conocer estas características para saber donde llegar con ellas es básico en cada formación. Pero la dirección musical cuenta con recursos técnicos absolutamente válidos y comunes sea cual sea el grupo donde se aplica. Decía Amando Blanquer que una idea musical no se podía disociar del elemento que la genera. Por tanto conocer, estudiar la peculiaridad tímbrica de la orquesta, de la banda, del coro… y trabajar sus posibilidades interpretativas son tareas básicas de cualquier director.

Dirige como invitado en mil lugares: España, Holanda, Italia, Colombia, Eslovenia, Alemania, Portugal, Suiza... ¿cómo se trata la música de banda en el extranjero?

En general la música de banda a nivel internacional tiene los mismos problemas de normalización que en nuestro país. Cuando observas programaciones de auditorios, emisoras de radio, cadenas de televisión, reportajes en revistas de música, o simplemente el apartado cultural de periódicos tanto escritos como digitales, observas que la banda o bien no aparece nunca o cuando lo hace es en ocasiones muy contadas y de forma anecdótica. Los conciertos de muchas bandas se realizan en horarios muy distintos a los de las orquestas, muchos de ellos se hacen de forma gratuita, en auditorios no siempre adecuados acústicamente… Sin embargo en varios países desde hace algunos años sí se ha empezado a normalizar la situación: bandas profesionales tanto civiles como militares que desarrollan temporadas de conciertos con directores y solistas invitados, grabaciones de CD’s, giras internacionales… A nivel de bandas amateurs se dedican muchos recursos a la formación con la implantación de programas educativos y/o sociales que ayudan a su desarrollo tanto pedagógico como artístico.

También es habitual verle en cursos, conferencias y masterclases de dirección. ¿Cuál es su visión de la figura de director que transmite a sus alumnos?

El director es básicamente un músico que debe plantearse su actividad desde el esfuerzo diario y constante para conseguir no ser el objeto de culto. Lo importante no es el director, sino la música que hace con la orquesta. La obra de arte es la música, el respeto a la misma debe marcar el camino del trabajo del director. El aplauso se consigue con extrema facilidad, pero su asimilación es tarea muy difícil. No ser capaces de entender esta situación puede hacernos caer en una visión superficial del oficio del director. Levantarte por la mañana con la ilusión de coger una nueva partitura, analizarla, adentrarte en sus entrañas para desgranar los deseos que el compositor te envía, imaginar tu idea de la obra, pensar el proceso de comunicación de esta idea hacia la orquesta, es un acto de absoluta emoción que conviene desarrollar con humildad y con auténtica devoción.

¿Qué transmite Pascual-Vilaplana cuando sube a la tarima?

Mi objetivo es mostrarme sincero y apasionado con lo que hago. Como decía Bernstein, intento dirigir la música que amo y amar la música que dirijo. La comunión que se establece entre el director y el músico trasciende el puro hecho técnico. Acabas creando una obra de arte en conjunto. Es decir desarrollas la solidaridad, el compañerismo, el trabajo en común, el goce compartido… Ese es mi objetivo, mi afición y mi pasión. El momento de comunicarte con tus músicos mediante el gesto y la mirada, mediante la expresión de tu cuerpo, y producir un sonido conjunto que se adecúe a la idea de la obra que has imaginado previamente, desarrolla emociones muy especiales difíciles de explicar.

¿Cuál es su promedio de conciertos por año?

Aunque depende de temporadas, en los últimos cinco años sería un promedio de sesenta conciertos anuales.

Por curiosidad, ¿la última vez que se puso nervioso en uno?

En el concierto no suelo ponerme nervioso. Antes del concierto me pongo nervioso en todo. El día que tengo un concierto he de desarrollar una actividad de ejercicio físico que me ayude a controlar los nervios. Si lo hago, cuando salgo al escenario o al foso con la batuta todo ha pasado e intento disfrutar de cada segundo que paso dirigiendo.

¿Qué próximos conciertos tiene como director?

En estos momentos estoy de ensayos con la producción de la zarzuela LA DEL SOTO DEL PARRAL que dirigiré la próxima semana con la Orquesta Sinfónica de Albacete en Alicante y Alcoi. Después, y dentro de esta temporada, tengo conciertos comprometidos en Italia, Eslovenia, Portugal, Andalucía, Galicia, País Vasco, Alicante, Ontinyent, Villena, Onil…

Hablemos ahora con el compositor, en concreto sobre su último estreno: Kelarnit, una obra encargo de Barcelona Clarinet Players que se estrenó el pasado 31 de enero.

El cuarteto de clarinetes BARCELONA CLARINET PLAYERS está formado por cuatro jóvenes clarinetistas de un grandísimo nivel y que además forman parte de la plantilla de la Banda Municipal de Barcelona, formación con la cual he tenido el placer de trabajar en varias ocasiones. Precisamente por mi relación como director invitado de esta formación surge el encargo de una obra para cuarteto de clarinetes. El pasado día 31 tuve el inmenso honor de asistir al estreno y me emocioné no tanto por oír mi obra, sino por cómo la oí. Realmente es muy satisfactorio y tremendamente emocionante ver cómo cuatro profesionales de este nivel dedican tanto respeto, trabajo y talento a la música que he escrito. Dimensionaron mi partitura a un nivel artístico muy especial.

¿Qué otras obras rondan ahora por su escritorio?

La próxima semana se presenta el nuevo CD del prestigioso trompetista valenciano y buen amigo, Luis González, en el cual se incluye una de mis últimas obras que escribí por encargo del propio Luis. Se trata de DIC AMOR, una obra para soprano, trompeta y piano con texto de mi amigo poeta Joan T. Jordá i Sanchis. También en pocas semanas se estrenará en Barcelona una obra para trompa y orquesta escrita por encargo del trompista Paco Rodríguez Azorín y que lleva por título MEDI TERRANEUM. En estos momentos estoy trabajando con un encargo para ensemble de trombones y con una obra para dos trompetas y banda que se estrenará en Estados Unidos.

En su repertorio hay cantidad de música festera: marchas moras, cristianas, pasodobles, fanfarrias... Siempre se ha mostrado defensor de este género. ¿Qué argumentos emplea?

La música festera de Moros y Cristianos no necesita defensa. Solo su estudio te da suficientes argumentos para entender que estamos ante uno de los géneros bandísticos fundamentales en la historia de la música española. Las bandas empiezan a ser utilizadas en la fiesta de Moros y Cristianos desde los inicios del siglo XIX y desde entonces muchos compositores han escrito obras destinadas a la fiesta o basadas en ella. Más de diez mil obras para banda de diversos estilos que configuran uno de nuestros patrimonios musicales más importantes de nuestra cultura. Sin embargo, su desconocimiento ha desarrollado una actitud en ocasiones de menosprecio a este género. Pero la calidad de la música no se puede medir con el género de la misma. Por eso digo que sobran los argumentos cuando te adentras en su estudio. El estudio siempre reduce la ignorancia que es la madre de todos los prejuicios.

La música festera es además un género muy vivo, ¿cómo calificaría su evolución de un tiempo a esta parte?

La evolución de la música festera se ha producido de manera totalmente conectada con la evolución de la propia fiesta de Moros y Cristianos. Sin embargo, la globalización de la fiesta ha hecho que, en ocasiones, se banalice la creación de música de Moros y Cristianos. Se escribe más música de la que se compone. En el año 1982, el maestro Amando Blanquer ya preconizó en un brillante artículo la banalización de la música festera si no se consideraba que ésta debía ser una obra de arte. Hoy en día contamos con autores comprometidos con el hecho creativo que utilizan la música festera como un medio más de difusión de su estética o de su compromiso artístico, y con otros escritores de música que simplemente escriben partituras llenas de manierismos o de patrones ya utilizados con la única finalidad de ser obras de uso, sin más pretensiones. Todo tiene cabida en el amplio, ecléctico, diverso y anacrónico mundo de la fiesta de Moros y Cristianos. Sin embargo creo que se debería reflexionar mucho sobre el uso y abuso de la música festera.

Háblenos de "Miradas, su último Cd

En su día recibí un encargo del Cuarteto de Trompas "Alonso Quijano" de Albacete para componer una obra que basada en diferentes cuadros del pintor albaceteño Benjamín Palencia, serviría como homenaje en el 30 Aniversario de su desaparición. Tras documentarme debidamente empecé el trabajo advirtiendo que Palencia era muy ecléctico en su obra, y que el lenguaje empleado estaba al servicio de aquello que quería narrar o plasmar. Ésta fue mi idea desde el inicio, elaborar ocho partes diferentes, cada una basada en un cuadro del pintor, con lenguajes diferentes y contrastantes, pero con un leit-motiv de seis notas, que en todos ellos sirve como recurso sonoro de unidad, unas veces a nivel melódico, otras a nivel armónico e incluso a nivel rítmico. La obra se estrenó en la Feria de Albacete de 2010, en un espectáculo para el cual el poeta albaceteño Valentín Carcelén compuso otros ocho preciosistas poemas que antecedían a los movimientos de mi obra mientras se podía disfrutar de un recorrido visual de los cuadros. Todo ello salió en un CD muy especial llamado MIRADAS.

¿En cuántos cd's y álbumes ha colaborado en estos año?

Como director del CD completo, he grabado unos 20 CD’s, pero he colaborado en unos 30 CD’s más dirigiendo alguna obra. Además he colaborado como director en varios DVD’s.

¿Cuál es el último CD que ha grabado?

Recientemente presentamos en Yecla el CD "CESARINI & OVF IN LIVE" grabado en directo por la Orquestra de Vents "Filharmonia" en la clausura del VII FORUM INTERNACIONAL DE MÚSICA "CIUDAD DE ORIHUELA". Es un CD muy especial formado por música del maestro suizo Franco Cesarini quien colaboró con nosotros como solista de su propio CONCERTO ROCOCÓ para flauta y banda. Poder trabajar con el maestro, y tenerlo como solista ha sido una experiencia formidable tanto para los músicos como para mí como director.
En unas semanas saldrá en Suiza, mi último CD grabado con la AULOS WIND BAND de Suiza en la gira que dirigí con ellos durante el pasado mes de octubre. En este CD doble se incluyen obras de Victoriano Valencia, Ingolf Dahl, Aldo R. Forte y la Octava Sinfonía de David Maslanka. Se trata de un trabajo de gran envergadura tanto a nivel de formato como de calidad del que me siento muy contento.

¿Qué es lo más difícil a la hora de grabar?

Realmente la grabación quiere plasmar un momento artístico etéreo y por tanto siempre es difícil ya que pasado el momento, cuando la oyes, nunca tienes la misma sensación. En las grabaciones siempre me he planteado un trabajo depurado de la partitura, con el mayor respeto hacia ella, pero con la humildad de crear una interpretación siempre bajo un criterio estudiado y pensado. En música no hay verdades absolutas, pero cada cosa que hacemos ha de tener un sello y una personalidad, con el riesgo que eso supone, pero siempre con la fuerza de la humildad ante el trabajo.
La grabación del disco DE FANG fue tal vez una de las experiencias personales y profesionales más importantes de mi tarea discográfica. Coordinar las fechas y horarios de once bandas de música (más de 800 músicos), diez salas de grabación, los del técnico, mi amigo Rafa Monllor, los míos… Cuando lo pienso ahora casi me parece un sueño. Llegaba a los sitios a la hora prevista y todas las bandas me recibían ya sentados, calentando el instrumento, con ansias de hacer el trabajo. Cuando acabábamos cada sesión había aplausos, emociones, incluso lágrimas. Ese espíritu de sinceridad, trabajo en común, responsabilidad y ternura en las bandas de música de nuestros pueblos es el que más adoro, cuido, respeto, defiendo y amo.

Por último, el programa Nuestras Bandas de Música celebra 25 años de actividad en el mundo de las Sociedades Musicales, y no quisiéramos dejar la ocasión de que mandase un saludo y dedicación al equipo y sus seguidores.

Quisiera mandar mi afecto, mi solidaridad y mi más sincera felicitación al programa Nuestras Bandas de Música, el cual, desde hace veinticinco años ha liderado un espacio de comunicación, difusión y defensa de la actividad desarrollada en el mundo bandístico. Pocos espacios contamos para tal fin, y menos, espacios con la seriedad y profesionalidad de NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA. A mis amigos Octavio’s, a los miembros de sus equipos y a todos los que les siguen les envío un cordial abrazo y mis mejores deseos en el futuro de este u otros proyectos que trabajen por normalizar la situación de las bandas en la cultura musical contemporánea.

Web de José Rafael Pascual Vilaplana


Reportaje de la presentación del CD "De Fang" de José Rafael Pascual Vilaplana


Pasodoble Yakka de José Rafael Pascual Vilaplana.
Círculo Musical Primitiva de Albaida, director Saúl Gómez.
Primer Premio Sección Primera del XL Certamen Internacional de Bandas "Villa de Altea" 3-12-2011 Palau Altea Centre d'Arts


Entrevista realizada por Julio Domingo

Productor NBM


Jose Rafael Pascual Vilaplana

Jose Rafael Pascual VilaplanaJosé Rafael Pascual Vilaplana

Jose Rafael Pascual Vilaplana

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Septiembre 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Fotogalerías NBM

Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline