Entrevista a Javier Enguídanos, director titular de la Banda Primitiva de Llíria


Continuando nuestra labor de difusión musical, en esta nueva entrevista hablamos con Javier Enguídanos Morató, quien destaca por sus facetas como trompa solista, profesor de conservatorio y director del Ateneo Musical y de Enseñanza Banda Primitiva de Llíria. Esto es lo que nos ha contado.

P. Con tan solo 16 años ingresó en la Orquesta Sinfónica de Madrid y en 1986 ya ocupaba la plaza de trompa solista. ¿Cómo recuerda aquella experiencia y cómo afrontó está importante responsabilidad?

R. La recuerdo como un aprendizaje muy intenso y muy duro ya que en la orquesta profesional no existen los márgenes de tiempo que se utilizan en las bandas amateurs y todo tiene que funcionar desde el primer minuto del primer ensayo de cada concierto. Tuve la suerte de adaptarme rápidamente a esta nueva situación con tan buenos resultados que al cabo de un año de pertenecer a la orquesta se hicieron pruebas para ocupar la plaza de trompa solista y finalmente la ocupé yo. Tengo que comentar que las pruebas de solista consistían en ocupar durante una temporada entera la plaza de solista entre otro compañero trompista de la orquesta y yo, y al final de la misma la comisión artística de la orquesta formada por el director, que por aquel entonces era Miguel Ángel Gómez Martínez, los dos concertinos, el secretario general de la orquesta y el inspector de la misma, con la opinión no vinculante de todos los miembros de la orquesta, se decidió que fuera yo el elegido para esa responsabilidad.

P. La trompa ocupa un papel muy importante en el repertorio orquestal, como buen conocedor de las grandes obras que interpretó como solista, ¿qué recomendaría a los estudiantes de trompa que deseen preparar e interpretar esos solos en el futuro?

R. Una de las cuestiones básicas para afrontar cualquier tipo de solo del repertorio orquestal es, para mí, la capacidad de reacción ante las características propias de dicho solo. Para entendernos, no es lo mismo tocar una Sinfonía de J. Haydn que la Sinfonía Doméstica de R. Strauss, al igual que no se prepara igual la interpretación de La Flauta Mágica de Mozart o Wozzek de Alban Berg. Por otra parte hay que saber claramente que la resistencia es muy importante ya que un determinado solo de una ópera cualquiera de Wagner , por ejemplo, te puede aparecer después de dos horas largas de música y tu nivel de frescura a la hora de la ejecución de dicho solo debe ser la adecuada. También me parece importante tener un conocimiento de lo que estamos tocando y no ser unos simples 'tocadores' de notas. Creo que el trompista que se precie de serlo debe conocer, y si no lo conoce se tiene que informar,  todas las cuestiones que rodean la obra que en ese momento tiene sobre el atril. Conocimientos biográficos del compositor, año de composición de la obra, en qué circunstancias históricas, personales, etc., se compuso, análisis básico de la misma, su programa si lo tiene, etc. Yo siempre que tocábamos una obra que me parecía interesante me compraba la partitura de orquesta y estudiaba la parte de trompa primero con la partitura de orquesta para así tener una visión más completa de la interpretación en relación con el resto de los demás instrumentos de la orquesta y también una visión de conjunto de la obra en sí.

P. Estudiar con directores y en orquestas de referencia a nivel nacional e internacional hizo que adquiriera una formación muy completa, ¿qué consejo daría a estudiantes y músicos profesionales para ampliar y completar su formación?

R. Lo único que puedo decir al respecto es que nunca se está suficientemente formado y siempre se puede aprender más.



P. Actualmente compagina la dirección titular de la Asociación Musical 'La Lira' de Cheste y la Banda Primitiva de Llíria. ¿Cómo describiría el momento actual de cada una de estas bandas y en qué proyectos están inmersos?

R. La Lira de Cheste se encuentra ahora mismo en un momento de crecimiento a nivel de plantilla ya que el grupo humano que ha trabajado conmigo estos años anteriores ha crecido y ha tomado responsabilidades profesionales que a la gran mayoría de ellos les ha llevado fuera de Cheste y los músicos del día a día actual están en período de crecimiento tanto en experiencia musical como a nivel personal, aunque la Lira cuenta con un grupo humano a nivel junta y músicos extraordinario.

Respecto a la Primitiva de Llíria decir que ahora mismo estamos inmersos en dos grandes proyectos, uno a corto plazo y otro un poco más tarde, pero los dos de gran envergadura, como no puede ser de otra manera en estas sociedades.

En primer lugar tenemos la participación a finales de este año, el 2 de diciembre de 2017, en el Certamen Internacional de Música Villa de Altea, proyecto que afrontamos con mucha ilusión ya que nuestra última participación en un certamen data de 2011 donde la Primitiva de Llíria concurrió al Certamen Internacional de Valencia donde se consiguió el primer premio con Mención de Honor.

Y el segundo gran proyecto es en el año 2019, donde se celebrará el bicentenario de la fundación de la Primitiva de Llíria. Doscientos años, ya que la primitiva se fundó en 1819, no se celebran todos los días y como puedes entender las actividades programadas serán a la altura de las circunstancias. Y también es de comentar que una de las actividades obligatorias de estas celebraciones es la participación en el Certamen Internacional de Bandas Ciudad de Valencia en dicho año 2019.

Por último, y como una curiosidad, para darnos cuenta de la magnitud de la historia de esta casi bicentenaria sociedad, hay que tener en cuenta que la Primitiva de Llíria y L. van Beethoven fueron contemporáneos durante ocho años, ya que la Primitiva se fundó en 1819 y Beethoven murió en 1827.

P. Teniendo en cuenta su gran experiencia y alto nivel de exigencia profesional. ¿Cómo es su filosofía de trabajo y qué valores intenta transmitir al frente de estos colectivos bandísticos?

R. Yo soy muy exigente conmigo mismo y por lo tanto exijo a mis colaboradores que procuren estar a la misma altura dentro de sus posibilidades. Me gusta la gente que se ilusiona por un proyecto y que se entrega con todo, ya que de otra forma no suelen salir bien las cosas. Cuando un músico da todo lo que tiene en un proyecto tipo concierto, certamen, función, etc. no hay más que agradecer el esfuerzo y el compromiso, pero un agradecimiento sincero y verdadero. Hay que tener muy presente que el engranaje que hace funcionar las bandas ameteurs está formado por compromiso, ilusión, amor a unos colores, a un grupo social y humano, etc. Y todos estos componentes no son muy abundantes hoy en día en esta sociedad tan egoísta que tenemos, por eso la labor social, educativa y formativa de las bandas a nivel tanto humano como musical es impagable.


P. Hablar de sus raíces familiares y musicales, es hablar es la Banda Primitiva de Llíria, ¿qué siente y qué significa para usted estar al frente de la misma?

R. Tengo que reconocer que soy un privilegiado. La vida me ha regalado una oportunidad que no hubiera pensado que se haría realidad nunca, aunque no sería sincero si no reconociera que, como imagino que todos mis compañeros directores, alguna vez se fantasea con este tipo de situaciones aunque siempre las ves muy lejanas. Para mí es un honor, un orgullo y una gran responsabilidad estar al frente de la dirección musical de la banda donde crecí como persona y como músico, y por supuesto con la voluntad de dar todo mi esfuerzo y dedicación al servicio de la misma.

P. Por último, ¿qué desea para el futuro y qué objetivos musicales le gustaría seguir cumpliendo al frente de El Clarín?

R. Pues como he comentado anteriormente, que todos esos proyectos que tenemos sobre la mesa se lleven a buen puerto de la mejor manera posible y que sean grandes éxitos que se unan al magnífico currículum de esta casi bicentenaria banda que es el Ateneo Musical y de Enseñanza Banda Primitiva de Llíria.


Pues ojalá se cumplan y deseamos que así sea. Antes de finalizar esta entrevista nos gustaría agradecer a Javier Enguídanos su predisposición y amabilidad al concedernos esta entrevista a través de la cual hemos podido conocer un poco más de cerca su admirable formación, experiencia y compromiso.  

Javier, muchas gracias y a seguir así.


Cecilia Ortuño
Colaboradora NBM


Un poco más sobre Javier Enguídanos Morató:

Nace en Llíria en 1968. Inicia sus estudios musicales en la escuela de música del Ateneo Musical y de Enseñanza Banda Primitiva de Llíria, estudiando solfeo con Vicente Barona y trompa con Francisco Ramos Rioja. Posteriormente ingresa en el Conservatorio Superior de Música 'Joaquín Rodrigo' de Valencia, y bajo la dirección de los profesores José Rosell y Juan José Llimerá concluye los estudios, logrando Premio de Honor fin de Grado Elemental, Mención de Honor fin de Grado Medio y Premio de Honor fin de Grado Superior en la especialidad de trompa y Premio de Honor fin de Grado Medio en la especialidad de Historia de la Cultura y el Arte.

Ha estudiado con Meir Rimon (Filarmónica de Israel), Martin Hackleman (Canadian Brass), Daniel Bourgue (Opera de París), Vicente Zarzo (Orquesta de La Haya) y Luís Morató (Orquesta de RTVE).
Ha colaborado con la Orquesta 'Ciudad de Valladolid', Orquesta Sinfónica de RTVE, Orquesta de Valencia, Orquesta de la Comunidad Valenciana (Palau de les Arts), Sinfónica de Valencia, Sinfónica del Mediterráneo, Orquesta del Festival de Ópera de Mahón, Grupo 'Círculo' del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Grup Instrumental de Valencia.

Ha sido dirigido por directores de la talla de Rafael Frübeck de Burgos, Antoni Ros Marbà, Miguel Ángel Gómez Martínez, Luís Antonio García Navarro, Manuel Galduf, Enrique García Asensio, Odón Alonso.
En 1985 ingresó en la Orquesta Sinfónica de Madrid, y el año siguiente ocupó la plaza de trompa solista, puesto que desempeñó hasta 1994, cuando ingresó en el Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana en la especialidad de trompa, formando parte del claustro de profesores del Conservatorio Superior 'Óscar Esplá' de Alicante, del Conservatorio Profesional de Música de Valencia y del Conservatorio Profesional de Música de Catarroja.

Estudia dirección con Pablo Sánchez Torrilla, director de la banda municipal de Valencia. Desde 2002 es director titular de la Asociación Musical 'La Lira' de Cheste con la que consigue en 2005 el primer premio y mención de honor en el II Certamen Nacional de bandas de Almassera, en 2006 el primer premio y mención de honor en el certamen provicial de Valencia y el primer premio y mención de honor en el certamen de la Comunidad Valenciana y en 2011 el primer premio y premio especial del jurado en el certamen nacional de bandas Ciudad de Cullera.

Desde octubre de 2013, es director titular del Ateneo Musical y de Enseñanza Banda Primitiva de Llíria, dirigiendo a figuras de la talla de Plácido Domingo, José Franch Ballester (clarinete), Juan Manuel Cañizares (guitarra), Pep Sánchez (batería)...

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Diciembre 2017
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31