Entrevistamos al director Carlos Garcés

En esta nueva entrevista, la colaboradora de Nuestras Bandas de Música, Cecilia Ortuño, habla con el director Carlos Garcés, natural de Soria y a pesar de su juventud, una de las batutas más respetadas a nivel nacional.

Tras consolidar su formación de dirección de orquesta en Rotterdam (Holanda), en el Musikene de San Sebastián y en Italia, ha dirigido numerosas orquestas nacionales e internacionales como la Orquesta de RTVE, Orquesta de Valencia, Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA), Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, Oviedo Filarmonía, Orquesta Sinfónica de Bilbao, Orquesta de la Comunidad de Madrid, Orquesta Sinfónica de Euskadi, Orquestra Simfònica del Vallès, Orquesta de Córdoba, Barbieri Symphony Orchestra, Boston Philarmonic Youth Orchestra, Gran Canaria WO, Banda Municipal de Mallorca, Banda de Música de Pamplona “La Pamplonesa” o la Orquesta de la Ópera de Rouen (Francia), por citar algunas.

Con él hemos hablado para conocer más de cerca su trayectoria, experiencia y proyectos actuales. Esto es lo que ha compartido con nosotros:

P.- Si volvemos a sus raíces… ¿cómo recuerda sus inicios en la música y cómo nace finalmente su vocación de Director?
R.- Mis inicios, como el de muchos de nuestros músicos lectores, empezó muy joven, casi sin saber a dónde me llevaban mis padres con apenas 6 años. Un buen día, me llevaron a casa de un hombre que era amigo de mi abuelo y que daba clases particulares de guitarra. ¡Yo quería ser guitarrista! Dos años después, en las pruebas para entrar en el Conservatorio de Soria, mi gran decepción fue que no entré en guitarra pero se me ofreció la posibilidad de entrar en clarinete o flauta. Mis tíos, que tenían a mis primas también estudiando música me dijeron que no conocían al profesor de clarinete, pero que Rafael Clemente, profesor de flauta, estaba sacando muy buenos alumnos. Rafa, natural de Tavernes de la Valldigna, siempre ha sido un referente para mí y era la combinación perfecta entre un músico espectacular y una gran pedagogía con los niños. Él se convertía para todos sus alumnos en un amigo más y eso creo que ayudó mucho para conseguir buenos resultados pedagógicos.
Años después, en el 2001, entrar en la Banda Municipal de Soria me cambió la vida para siempre. Su director, José Manuel Aceña ha creado una cantera espectacular. Soria, una ciudad con apenas 40.000 habitantes creó un nivel de música y músicos increíble. Hace apenas 5 años, éramos veinte músicos sorianos los que estábamos estudiando el máster en el extranjero. Sin duda, un pequeño milagro en el que el nivel del Conservatorio y la Banda Municipal tienen mucho que ver. Hoy por hoy, en días donde es muy difícil trabajar como músico, son muchos los sorianos de mi generación que estamos haciendo una carrera muy bonita: Solista de trompa de la Orquesta de Bilbao, Contrabajo Solista de la Orquesta Nacional, en la Royal Scottish National Orchestra, Ópera de Berlín, Solista de Oboe y Clarinete en la Orquesta de Suzhou en China, Flauta de la Oviedo Filarmonía, profesor de fagot en el Conservatorio Superior de Aragón… Sin duda mi mayor fortuna ha sido convivir diariamente con todos estos músicos de los que he aprendido tanto.

 

    

 

P.- Después, fortaleció su formación en diferentes países, a lo largo de dicho proceso, ¿quiénes han sido sus maestros o referentes en los diferentes campos y qué destacaría de sus enseñanzas y aprendizaje con ellos?
R.- Una persona que me inculcó desde muy pequeño y que siempre me pareció especial fue el Maestro Odón Alonso. Él venía mucho a Soria después de sus largas giras, y su estancia en Soria siempre era su pequeña escapatoria. Si no hubiera conocido a Odón doy por seguro que ahora mismo no estaríamos haciendo esta entrevista. Dar una clase con él era siempre una delicia, pero era alguien tan cercano y acogedor, que el simple hecho de dar un paseo, tomar algo en una terraza de algún bar o ir a ver un museo, se convertía en algo inolvidable.
El mismo Odón me recomendó ir a estudiar con el Maestro Enrique García Asensio a Musikene. Recuerdo que cada clase con el Maestro era subir escalones a pasos agigantados, un descubrimiento diario. Era increíble tener la sensación de sentirse tan realizado después de cada día de clase.
Mi estancia de un año becado en Bologna me hizo introducirme en el maravilloso mundo de la ópera. Mi filosofía de la música y del fraseo cambió totalmente, y mi profesor, Luciano Acocella, tuvo mucho que ver.
La carrera de dirección la terminé en Musikene con Manel Valdivieso, un músico como la copa de un pino que desbordaba sapiencia a raudales. Cada clase de análisis con él era sumergirse en la partitura hasta al fondo, desde todos los ámbitos que influían a un compositor y siempre enfocándose a la labor de la dirección.
Mi Máster lo realicé en Rotterdam, con Arie van Beek y Hans Leenders. De ellos aprendí muchísimo y enfoqué mis estudios al estudio de los ensayos, sobre la que realicé mi tesis. Por Rotterdam y Amsterdam pasaban los mejores directores del mundo y empaparse de sus ensayos y de la sonoridad de sus orquestas me ayudaron muchísimo a crecer como director.
Pero en relación con todos estos profesores, siempre he tenido un pequeño ángel de la guarda que es el Maestro Pascual Balaguer. Nos conocemos desde hace muchos años, ya que su mujer es de Soria y en verano eran muchas las mañanas que me daba clases de dirección en el pueblo de los Villares de Soria, apenas a 5 kilómetros de mi pueblo. Sus consejos para mi carrera siempre han sido vitales.

P.- Es un director joven con mucha proyección y ha sido invitado a dirigir las mejores orquestas nacionales. Si le pidiéramos que hiciese un pequeño recorrido por algunas de ellas, ¿qué destacaría de las experiencias vividas y del perfil y nivel de sus plantillas? Y ya de paso, ¿alguna anécdota que recuerde con especial cariño y quisiera compartir con nosotros?
R.- La verdad es que de todas las agrupaciones que he dirigido guardo un maravilloso recuerdo. Pero sin duda, la Orquesta de Valencia marcó un antes y un después en mi carrera. Cuando estudiaba en Rotterdam fue la primera vez que la dirigí y luego ha habido otras dos ocasiones más. Es una Orquesta con un nivel formidable.
El año pasado dirigí la Orquesta de RTVE. Una auténtica delicia y un gran impulso para mi carrera. Hicimos un Sheherezade espectacular, así como el “Concierto para piano” de Antón García Abril, un compositor con el que ya tenía relación desde hace varios años. Una obra de extrema dificultad para acompañar, pero que solventamos de manera brillante (al menos eso dijo el Maestro).
Últimamente estoy dirigiendo mucho en Oviedo, tanto a la Orquesta del Principado de Asturias como a la Oviedo Filarmonía, y la verdad es que es genial trabajar allí. Además, como anécdota, las tres últimas veces que he ido ha sido por cancelaciones de última hora de los directores que estaban programados. Esto conlleva muchas veces un estudio exprés para sacar adelante los programas propuestos (estamos hablando en alguna ocasión de tres días antes de empezar los ensayos, con obras de estreno de por medio). Pero que orquestas de este nivel te llamen para solventar estos problemillas, significa que las cosas se están haciendo bien.
Recuerdo como unos días maravillosos los ensayos y concierto que tuve con la Banda Municipal de Mallorca. Unos músicos increíbles, con una flexibilidad total hacia cualquier gesto o indicación y que en el concierto lo dieron absolutamente todo. Fue algo memorable.  También tengo grandes recuerdos de la Orquesta de Bilbao, a la que vuelvo a dirigir en septiembre en una gala lírica con Ainhoa Arteta. Será sin duda un reencuentro muy especial.

P.- A nivel general, ¿cómo describiría Carlos Garcés su forma de trabajar sobre la tarima y qué valores intenta transmitir a los músicos?
R.- Soy un amante de la belleza del sonido, aspecto que busco continuamente. En relación con el sonido, está el balance, y para ello es necesario que todos los músicos se escuchen entre ellos. En mis cuatro años en Santa Cecilia he buscado continuamente, que se escuchen entre ellos. Sobre todo en agrupaciones tan grandes, la escucha entre ellos hace marcar la diferencia y crecer de manera exponencial en cada ensayo y concierto.
Hace un par de meses estuve dirigiendo en Portugal una orquesta joven de un nivel excepcional, y nuestro objetivo fue realizar todo el programa sin director en el último día de ensayo. Fue increíble ver como se comunicaban desde el primer día sabiendo que llegaría ese día en el que niños de entre 14 y 18 años, tocarían sin director obras tan exigentes como “El Duende de las Aguas” y “La Bruja del Mediodía” de Dvorak. La música es tocar y escuchar, una continua comunicación entre humanos. ¿Y qué más maravilloso puede haber que esta comunicación sea por medio de la música? Por cierto, el resultado del ensayo sin director fue impresionante, muchos músicos empezaron a llorar por ver lo que habían conseguido y para mi fue muy emocionante inculcar los valores que siempre mis padres me habían dado en todos los ámbitos de la vida.

P.- Desde el año 2014 se encuentra al frente de la Banda de la Sociedad Musical Instructiva Santa Cecilia de Cullera, una gran banda que atraviesa un admirable momento musical, y sin ir más lejos el próximo sábado 22 de julio participa en el CIBM de Valencia, estrenando, al igual que en otras ocasiones, una obra del maestro José Suñer, ¿qué nos puede contar de “Némesis” y de esta recta final de ensayos?
R.- Sin duda estos cuatro años han sido los más bonitos de mi vida. Haber recalado en Cullera ha sido una bendición, tanto en lo personal como en lo profesional. He hecho verdaderos amigos que me han ayudado en todo, y mucha culpa de que no pare de dirigir en diferentes Orquestas y Bandas profesionales, se debe a los músicos de Santa Cecilia. Es una verdadera familia y eso se transmite también a la hora de tocar.
Tanto la Banda como la Orquesta tienen un sonido endémico maravilloso, con un balance perfecto entre potencia y calidad. Estoy disfrutando de la gran labor que han hecho mis predecesores, pero también de la gran labor que hacen los muchos profesionales que vienen a todos los ensayos para ayudar a su Banda y Orquesta, pero también para ayudar a los chavales que algún día también formarán parte de ese gran elenco de grandes músicos. Este año para el Certamen suben 20 músicos por primera vez, pero con un nivel espectacular, todos ellos entre 4º y 6º de Grado Medio, a los que se sumarán 120 profesionales de primer nivel. Estoy muy orgulloso de la plantilla configurada. Aquí, la labor de Agustín Puig, mi Vicepresidente, ha sido esencial. Tener personas y músicos así en la Junta Directiva hace que todo vaya como la seda. Y desde que estoy en Cullera he tenido la gran suerte de estar rodeado de este tipo de músicos, pero sobre todo, de este tipo de personas.
Toda esta calidad musical la hemos plasmado en un Disco que muy pronto vamos a presentar: un monográfico de Rafael Talens. Una grabación espectacular en la que hemos puesto lo mejor de nosotros.
“Némesis”, al igual que hizo “El jardín de las Hespérides”, marcará un antes y un después en la música para banda. Podríamos decir que “Némesis” es una hija de “El Jardín” y “Phobos”. Que la Banda cuente con un compositor como Suñer en la obra libre, es una auténtica gozada. En “Némesis”, Suñer, sin duda, ha subido un escalón en su nivel compositivo. Es una obra completísima, en la que cada vez que abres su partitura, se descubren cosas nuevas. Todo surge de cuatro notas, en recordatorio-homenaje al solo de flauta del “Preludio a la siesta de un Fauno” de Debussy. Y con estos intervalos construye una obra de 27 minutos. Me parece grandioso. Los músicos estamos disfrutando mucho en cada ensayo y creo que el día 22 de julio será un día inolvidable.

P.- En estos momentos también compagina su labor de director junto a la Banda de la Federación Extremeña. Bajo su punto de vista y a nivel general, ¿cómo se vive la música de banda en esa zona y qué destacaría del perfil de dichas bandas?
R.- Extremadura es una región que está al alza en música. Al igual que hizo Galicia hace unos años y que tan buenos resultados está dando actualmente, Extremadura está desarrollando un sistema muy parecido al valenciano. Si hace apenas 15 años había 10 bandas en toda la Comunidad, hoy hay casi 70, y eso es un pequeño-gran milagro, más aun sabiendo las condiciones económicas que hemos tenido que sufrir en la última década.
La Federación Extremeña está haciendo una labor impresionante en el apoyo a sus Bandas y sus músicos, con un proyecto muy exigente y de calidad. Si se quiere se puede, y aunque apenas cuentan con recursos económicos, están consiguiendo metas inalcanzables hace unos años en Extremadura. Y esto repercute en el crecimiento de sus músicos. Todos sus músicos buscan la excelencia y dan el 200%, algo que hace inolvidable cada concierto.

P.- Y en cuanto a próximos proyectos, ¿dónde y cuándo podremos verle dirigir en los meses venideros?
R.- Como bien has dicho, tenemos el Certamen el próximo 22 de julio, pero una semana antes haremos el “Concierto A Tres Bandes”, en esta ocasión en Cullera.
Septiembre se augura espectacular: del 28 de agosto al 1 de septiembre Curso/Concurso de Dirección en Cullera, la primera semana dirijo a la Banda Federal de Tarragona, la tercera semana estaré de nuevo con la Orquesta de Bilbao y con Ainhoa Arteta, así como un concierto de la Orquesta de Santa Cecilia de Cullera en el Auditorio de Sagunto con motivo de haber ganado el Certamen Bankia el pasado año; y la última semana realizaré mi debut con la Orquesta de Navarra.

P.- Para terminar, ¿le gustaría destacar alguna idea o mensaje final?
R.- Quería agradecer la gran labor que hacéis por ensalzar la música de banda y a sus músicos, la gran distribución que hacéis de los mismos, de una manera muy detallada y cuidada. Como antes he comentado, la comunicación entre personas es esencial en cada ensayo, en cada concierto. Esta comunicación que realiza “Nuestras Bandas de Música” entre las agrupaciones, músicos y el público en general, hace cumplir con nuestro objetivo: hacer felices a las personas por medio de la música.

Pues con esas palabras del director soriano Carlos Garcés, ponemos punto y final a esta entrevista. Muchas gracias Carlos, le deseamos lo mejor en el futuro.

Cecilia Ortuño.
Colaboradora NBM.


Un poco más sobre Carlos Garcés

Galardonado como mejor Director de orquesta del año 2011 en “The Chinnart Awards Committee” en su gira con la Orquesta de Palencia por China, así como mejor director en el Certamen para Orquestas de 2017 en el Palau de les Arts, Carlos Garcés ha dirigido, entre otras, a la Orquesta de RTVE, Orquesta de Valencia, Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Oviedo Filarmonía, Orquesta Sinfónica de Bilbao, Orquesta Sinfónica de Euskadi, Orquesta del Principado de Asturias (OSPA), Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, Orquesta de la Comunidad de Madrid en una producción del Teatro de la Zarzuela, Orquesta de Córdoba, Orquestra Simfònica del Vallès, Barbieri Symphony Orchestra, Boston Philarmonic Youth Orchestra, Orquesta de la Ópera de Rouen (Francia), Orquestra Artave (Portugal)Banda “La Pamplonesa”, Banda Municipal de Mallorca, Gran Canaria Wind Orchestra…

Natural de Soria y diplomado en Magisterio por la Universidad de Valladolid, se decantó por la dirección orquestal licenciándose con las máximas calificaciones en el Conservatorio Superior de Música del País Vasco (MUSIKENE), donde estudió bajo la tutela de Enrique García Asensio y Manel Valdivieso.

Así mismo ha recibido clases de Odón Alonso, Bernard Haitink, Benjamin Zander, Andrés Orozco-Estrada, Ferrer Ferrán, José Manuel Aceña, Pascual Balaguer, J. Vicent Egea… Ha sido becado para estudiar en el Conservatorio Superior G. B. Martini de Bolonia (Italia) con Luciano Acocella. Se traslada a los Países Bajos donde realiza un Master en Dirección de Orquesta en el prestigioso Conservatorio CODARTS de Rotterdam. Se alza con los Primeros Premios en Sección de Honor junto con la Banda Sinfónica “Santa Cecilia” de Cullera y la Orquesta Sinfónica de la misma Sociedad, de la que es director titular, en el CIBM de Valencia de 2015, así como en el Certamen para Orquestas Bankia de 2017.

Acaba de presentar su primer disco junto con la Orquesta Lira Numantina de Soria, “NVMANCIA”, con la primera sinfonía de J. Vicent Egea, galardonado con el Disco de Oro de la revista especializada “Melómano”. En septiembre de 2017 graba su primera Banda Sonora para la película “Bajo la piel de lobo” junto con la OSPA.

Próximamente dirigirá a la Orquesta de Bilbao en una gala lírica con Ainhoa Arteta, Orquesta de Navarra, Banda Federal de Tarragona… Así mismo presentará un disco Monográfico de Rafael Talens junto con la Banda Sinfónica Santa Cecilia de Cullera. Desde 2018 Carlos Garcés es el director titular de la Banda Federal de Extremadura.
Para más información: www.carlosgarces.es

Puedes hacer comentarios!

PINCHA para escuchar la emisión en directo de hoy del programa NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA
PINCHA para escuchar la emisión en directo de hoy del programa NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA

CALENDARIO DE EVENTOS

Septiembre 2018
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline